Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
jueves 26 de noviembre del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Conviviendo con la violencia emocional. Entre el pánico y la bronca

veces visto 8384 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Viviendo cotidianamente en violencia verbal, emocional o psicológica, vas cayendo poco a poco en un pozo de depresión que primero arranca con una terrible ansiedad y nerviosismo, pasando por la angustia, el desconcierto de pensar por qué estás pasando por estos momentos, esa confusión que marea tu mente y que hace perder el foco, te hace perder la fuerza para emprender el camino de salida de la violencia. De aquí, de una u otra manera podrías pasar el umbral de esta violencia emocional a la violencia física ,lo cual torna grave la situación y requiere urgente intervención de autoridades y conlleva a la ruptura de la pareja.

Mi historia puede ser la tuya, porque escribo estos artículos luego de haber superado la violencia pero para esto pasaron años…porque no tuve al inicio  una guía para actuar y no caer más allá de la violencia verbal, y sí..pasé muy malos momentos, momentos de tensión, de rabia, de impotencia, los que me hacían caer en una ansiedad general con lo cual pasaba al miedo y esa horrible parálisis para actuar. Tú no puedes dejar que esto te ocurra, no puedes!!! debes salir de ahí por Tì y por tus hijos!!…debes accionar desde los primeros síntomas para poder encontrar un acuerdo, desde ahi, desde esa negociación con El, podrás darte cuenta si la relación se repara, o si es necesario terminarla.

“Estaba María una noche esperando a su marido que no llegaba del trabajo, su bebé dormía, su hijita tenía sólo 5 meses. No era la primera vez que El las dejaba solas, era una de las tantas veces , era otra de las tantas veces de nervios, de miedo, de soledad.  María sabía que su marido salía por ahí después del trabajo con sus amigos a tomar un poco y gastar dinero en videojuegos, esos de hace 20 años atrás. Ella ya lo había visto en otra oportunidad una tarde jugando,fumando y tomando algo en aquél lugar…

Esa noche, a las 2 de la madrugada, El no llegaba, María entró en pánico, muy nerviosa y llorando vió que su bebé dormía profundo, la arropó , se puso sus pantuflas y así, en pijamas, bajó por el ascensor, y salió corriendo llorando por las calles solitarias y a media luz del barrio, desesperada, en pánico, buscando a su marido…, llegó a la puerta del local de juegos..paró y llorando casi no podía llamarlo..alguien la vio y le avisó a El, su marido sale rapido entre asombrado , avergonzado y enojado, la agarra del brazo y se la lleva al departamento rápido..la bebé estaba sola!!. Qué tristeza tenía María hasta que llegaron, y dio gracias a Dios por su hija que estaba bien y seguía dormidita…, segundos después empezaron los gritos, los reproches ” mira lo que hice por tu culpa, dejé a la nena sola!!! por tu idiotez por dejarnos solas!!! maldito!!!”…El gritando le dice ” vos sos una irresponsable cómo te fuiste así y la dejaste!!! yo estaba por venir a casa!!”….María dice; ” estaba asustada no podía pensar ,la nena dormia y corrí a buscarte!!” ….

La discusión siguió , cada vez peor, no se tranquilizaban , gritos y gritos , la bebé despierta llorando…. El agarra a María y la sacude fuerte y la empuja contra la pared, gritos, golpes, la bebé llora..El la amenaza, la insulta, repite la situación de muchas veces en diversas ocasiones.  Son las 3 de la madrugada, María abraza a su hijita y así en pijamas sale corriendo del edificio y camina rápido dos cuadras hasta la comisaría para denunciarlo,y ahí se quedó por horas, sintiéndose desamparada, con casi nula ayuda de la policía, y teniendo encima la responsabilidad de ir a trabajar unas horas más tarde a las 8 de la mañana…trabajar si o si para mantener a su hija y darle techo para vivir….”

Que terrible experiencia, por qué tener que pasar por esto no una vez, encima varias veces??, por qué el sufrimiento de los hijos, que también de bebes lo perciben y lo graban en sus cabecitas??….es muy triste saber que Tú puedes estar viviendo estas situaciones, como también yo las viví.

Tú debes , necesitas, es urgente, que frenes esta violencia que comienza con palabras hirientes, más tarde son acciones que dejan sola o lastimada emocionalmente, y peor aún más tarde se transforman en heridas en tu cuerpo, heridas de violencia física.     No puedes dejar que esto te pase a Tí…No puedes quedarte inerte sin hacer nada.. Esto hay que tratarlo desde el inicio… No permitas que avance la violencia verbal y emocional. No lo permitas! Debes frenarlo!

Para empezar a detectar si puedes llegar a un acuerdo con tu pareja y detener la violencia, debes aplicar tácnicas de acuerdo..paso a paso, sin desistir, en el comienzo en los primeros síntomas, de ahí comenzarás a aplicar los consejos y en un tiempo sabrás si el acuerdo cura la relación , o si la reincidencia seguida considera una ruptura.

comienza primero con estos pasos, apenas se presente una discusión o planteamiento injusto de su parte:

Debes Tranquilizarte, aquieta tu mente, logra el equilibrio lo más que puedas.  Respira profundo, inspira, retiene  el aire unos segundos, expira lentamente. Repite varias veces  hasta que te aflojes, tu angustia ceda, tu corazón    vuelva a latir tranquilo.  Puedes hacerlo. practica. Replantea la situación. Por ejemplo hazle preguntas ¿por qué dices – tal cosa -?   ¿podrias entender que esto lo necesitamos…? ¿ por qué no hacemos -tal – …” ” ¿que tal si lo arreglamos de esta manera…..? Pídele opinión. ¿que propones que haga…?, ¿que harías si estuvieras en mi lugar..? ej.¿si estuvieras como yo y necesitaras ayuda tú habrias ido a esa terapia grupal ? Si rechazas sus opiniones (de manera sutil..) , utilizalas para tratar de establecer un arreglo por algo más justo para ambos.  ej. ¿por qué crees que que no debo ir?  ¿por que me dices esto si sabes que lo necesito, podrías hacer algo para ti tambien..?

La cuestión es hacer todo lo posible para llegar a un arreglo justo para ambos, para la familia, llevar al otro por el camino del acuerdo, en forma inteligente, tranquila, para hacer que el otro cambie su actitud “dandose cuenta de lo que hace”.

Pon en práctica estos pasos, y , junto con otros que vimos en diferentes artículos,  lograrás superar la violencia emocional actuando desde el inicio.  No lo olvides, trata y no te detengas.

Visita: http://superalaviolenciaemocional.com/blog/

Clasificación: 2.3 (23 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

http://libresdeviolencia.wordpress.com

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.