Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
lunes 06 de abril del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

El Lenguaje de las Manos y el Cuerpo de un Orador

veces visto 1168 Veces vista   comentario 0 Comentarios

En muchas ocasiones nuestros ademanes y posturas pueden «perjudicar» una intervención bien preparada: brazos como aspas de molino, balanceo, inexpresividad, actitud pasiva, manos escondidas bajo la mesa, etc.; y por ello es necesario en ocasiones dominar nuestra espontaneidad.

Las manos. Han de ser usadas para apoyar nuestra comunicación, que sean expresión confirmatoria de lo que queremos decir. Reseñamos a continuación algunos ejemplos de ademanes que, por sólo hacerlos, transmiten una opinión o estado de ánimo sobre algo o alguien.

Con relación a la postura corporal. En muchas ocasiones el hablar de pie o sentado no va a depender de nosotros, no obstante en determinadas circunstancias podemos alterar lo previsto, por ejemplo, si estamos sentados y parte del público no nos ve, conviene levantarse, nos lo agradecerán.

Tanto en la posición de pie como en la de sentado hay que evitar las "formas no comunicativas" éstas son:

-Las formas rígidas: es necesario que el orador/a muestre vida y la vida está en movimiento.

-Las formas derrumbadas: hay que evitar las actitudes laxas y encorvadas; el aspecto indolente y abatido y la falta de entusiasmo no ayuda a la comunicación.

Reglas para posición sentada:

-Sentarse cómodamente, sin recostarse sobre la mesa ni desaparecer tras ella hundiéndose en la silla.

-Mantener siempre los brazos sobre la mesa.

-Si los pies o piernas están a la vista del público, evitar movimientos raros que distraigan la atención.

-Evitar las manos cerradas, los brazos o piernas cruzadas.

Reglas para la posición de pie:

- No permanecer inmóvil cual estatua, hay que moverse con naturalidad.

- No dar nunca la espalda al público mientras se habla, aunque estemos escribiendo en la pizarra.

- En una charla cuyo objetivo sea movilizar a la gente a alguna acción, conviene hablar siempreha de pie.

- Controlar los movimientos del cuerpo, desplazarse de vez en cuando.

www.OratoriaDeFuerteImpacto.tk

Otros Recursos

Clasificación: 1.8 (18 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Todos los recursos online a solo un click.

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.