Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
domingo 26 de septiembre del 2021
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

¿Dejar de Fumar Engorda?

veces visto 1674 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Una  de las razones principales para no dejar de fumar, sobre todo en el caso de las mujeres, es el temor a aumentar de peso. En diciembre del 2006 hubo una encuesta sobre conocimientos y actitudes, creencias y conductas en relación al consumo de tabaco; en la que se constató que una de cada cuatro mujeres y un 5,5% de hombres  no dejan de fumar por miedo a engordar.

Se calcula que casi el 60% de ex fumadores engordan. Aunque la comunidad Médica a constatado que el abandono del tabaquismo genera un sobrepeso, también han comprobado que este aumento es transitorio y no supone riesgo alguno para la salud; el peso que se gana durante los primeros meses, entre dos y cuatro kilos, se puede perder peso con la misma facilidad, una vez que haya desaparecido la ansiedad y superado la dependencia.  No obstante es muy importante no cambiar  un mal hábito como dejar de fumar por otro muy poco saludable: comer mucho y mal. En estos casos son más los kilos que se pueden coger pero no será por dejar de comer sino por haber cambiado los hábitos en la comida. Para ello, el seguimiento de una correcta conducta alimentaria puede ser un gran aliado para los ex fumadores.

¿Por qué engordamos los primeros meses tras dejar de fumar?

La nicotina del tabaco modifica el metabolismo: Incrementa el consumo energético y disminuye artificialmente la masa grasa del organismo. Cuando se deja de fumar y se mantiene la misma ingesta calórica se tiende a ganar peso. Para no engordar habría que consumir cada día menos calorías desde el día que se deja de fumar. Habitualmente se hace lo contrario y se tiende a picotear alimentos calóricos como frutos secos.

Además el tabaco altera los sentidos del gusto y del olfato y al dejar de fumar, es probable  que se experimente una mayor sensibilidad al percibir el olor y el sabor de los alimentos y posiblemente se produzca un aumento un aumento del apetito que lleva a comer más alimentos dulces y grasos corriendo un riesgo mayor de engordar.

El objetivo en este caso no es perder peso, sino no engordar y que ejercicio más dieta sana es la solución perfecta para mantener el metabolismo lo suficientemente alto como que  para la falta de nicotina no te haga engordar.

Y Si es así aquí hay solución

Comidas Adelgazantes

Otros recursos

Clasificación: 2.4 (27 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Todos los recursos online a solo un click.

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.