Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
viernes 06 de diciembre del 2019
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Ira Condición de una Dolencia Física.

veces visto 752 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Hoy creo que lo que quiero hacer es mostrarte cómo la ira puede llegar en momentos que menos lo esperamos y de forma tal que cuando nos damos cuenta ya estamos abatidos por ella y así caemos nuevamente en uno de esos momentos que realmente no nos gusta vivir y por supuesto a los que nos aman y nos tienen que aguantar tampoco les gusta que lo vivamos, pues no solo nos afectamos nosotros como individuos sino que afectamos y dañamos nuestro entorno.

La ira es un sentimiento natural y créeme que cualquier persona independientemente de su edad, se enoja por algún motivo. Pero hay una condición de la ira o el enojo que se presenta por un motivo específico, y ese motivo se presenta cuando tú condición física no es buena, y si estás sufriendo por ejemplo dolores o molestias, o algunas enfermedad, y por ello, te enojas a menudo sin razón.

Esto te proporcionará más desventajas. Si tu enfermedad no te permite salir a buscar ayuda para abandonar la ira, es donde tienes que empezar a pensar en alguna forma de solucionarla para poder transmutar esa ira en otra cosa, pues claramente no va a ser sano para ti ni físicamente ni emocionalmente que la reprimas y claro está si te vas al otro extremo y la expresas ampliamente, pues ya puedes imaginarte las consecuencias de ello, como por ejemplo el hacerle daño a los seres que más amas, y estoy absolutamente segura que eso es exactamente opuesto a lo que quieres para los que amas.

Así las cosas, cuando ya puedes darte cuenta que estas sufriendo de esos ataques de ira y más aún cuando puedes identificar que ellos están relacionados con tú condición física, haz un ALTO y empieza a hacer un plan para poder transmutar la energía de la ira en otro tipo de energías, pues como tú lo sabes nosotros somos seres de energía y la energía se transmuta; puede sonarte raro, pero así son las cosas, y si identificas las causales que afectan tus emociones y tus estados de ánimo, ya tenemos un camino largo recorrido y podemos empezar a recorrer el camino que nos hace falta para llegar a controlar tú ira.

Tú amiga,

Maria Davidson M.

Dedicada a tú felicidad.

www.dominarlaira.com

Clasificación: 1.9 (14 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor
No hay información sobre este autor.
¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.