Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
sábado 22 de febrero del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

El Tarot como crecimiento personal

veces visto 3877 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Antes de entrar en materia vamos a definir que es el TAROT. Es un conjunto de 78 cartas, llamadas arcanos, divididos en menores y Mayores. Los Menores, 56 cartas, divididas en cuatro palos (bastos, copas, oros y espadas) nos hablan de situaciones concretas en la vida del consultante. Los arcanos Mayores con 22 Cartas, que nos hablan de algo más que situaciones concretas, representa al Ser Humano en su totalidad y la relación que tiene con el mundo, la naturaleza, el cosmos. En el trabajo personal con el Tarot, especialmente nos interesa los arcanos mayores, ya que nos hablan del individuo en su totalidad, conectando con su propia individualidad, y como vive y se desenvuelve en la vida. La imagen que vemos en cada una de las cartas, son arquetipos, represtación de partes de nosotros mismos. Según Carls Jung “los arquetipos representan fuerzas instintivas que operan de forma autónoma en la profundidad de la psique humana”. Explorando estos arquetipos podemos descubrir el arquetipo que nos está manipulando, y poder liberar y sanarlo, convirtiendo su polaridad y hacerlo como herramienta y recurso personal para llegar a nuestra propia individualidad. El Tarot muestra lo que deseamos y detestamos de nosotros mismos; nuestros mecanismos de defensa, miedos y anhelos. También representa cualidades innatas en nosotros mismos y que podemos utilizar para alcanzar nuestros objetivos y crecer de forma integra, y así llegar a la propia individualidad.

En el trabajo personal con el Tarot como crecimiento integral del la persona lo unimos e interrelacionamos con el enfoque Gestaltico, que engloba y se basa en la filosofía existencialista, en la teoría de campo, también retoma algunos puntos del Psicoanálisis, entre otras teorías y enfoques. En la Gestalt se da importancia al momento presente, al darse cuenta de lo obvio, y esto es lo que nos interesa como punto principal en esta vía de crecimiento personal. Los arcanos mayores representan nuestra situación actual no solo nuestro entorno, sino como nos repercute  en nosotros mismos, dando conocimiento del momento actual como oportunidad de darse cuenta de nuestros mecanismos que nos hace fácil o difícil la propia vida, o nos crea un conflicto. Esos mecanismos están representados por los arquetipos del tarot que son proyecciones de nosotros mismos, y su conocimiento nos aporta luz y claridad a la hora de solucionar esos conflictos que han generado o hemos generado ante una situación determinada.

La Gestal y el Tarot no es cuestión de comparar, igualar o diferenciar. Son dos formas que se mueven con su propia individualidad, pero que se encuentran en algunos puntos cabalgando juntos sin diferenciación, dándonos la oportunidad de encontrarnos a nosotros mismos, a ser lo que somos, no lo que tenemos que ser, rompiendo esquemas establecidos sin etiquetas, consiguiendo nuestra propia individualidad, en una palabra Evolucionar desde nuestra propia autenticidad. De esto se basa la Gestalt y la filosofía arquetípica del Tarot. No son solo técnicas, sino formas de entendernos, de experimentar y llegar a encontrarnos con nuestras propias raíces, en una palabra SER.

Visto lo que el Tarot y en que se basa la Gestalt., el Tarot es la proyección de dentro hacia fuera de nosotros mismos, es decir, la proyección de lo que somos, de nuestro momento actual presente. No nos habla solo de otras personas, o como vamos a enfocar y sentir las situaciones futuras o pasadas, también nos habla de lo que tienes en este momento, que haces y lo que estas haciendo, es lo obvio.  En el momento de este conocimiento de lo obvio, surge el darse cuenta. Es la proyección de lo que eres y lo que haces para provocar situaciones tanto positivas como negativas, que  dependen de nuestra actuación, y llegar a entenderlo y convertirlo en una oportunidad para desarrollarnos como Seres únicos e irrepetibles., y Ser lo que realmente somos y no por mil y unas historias que nos hemos dejado llevar, trampas que nos ponemos a nosotros mismos, y las que nos dejamos que los demás nos pongan, fantasmas neuras y toda clase de complicaciones y complicadores que nos desvían de nuestro propio camino, y nosotros somos los únicos responsables de lo que  hacemos con nuestra propia vida. Esa es la función del Tarot Gestaltico ser responsables de nosotros mismos, consecuentes, conseguir tu propio equilibrio y conocer tus recursos naturales e innatos que  cada uno de nosotros tenemos, y convertir el “viaje de la vida“ en algo fascinante, y revelador, sabiendo que este viaje no es ni corto ni largo, en ocasiones  es bueno y a veces malo, aburrido y divertido, alegre y triste. Depende como lo vivas tú, y tu propio conocimiento de ti mismo. ¿Estas preparad@?, ¿Qué sientes?, ¿Cómo lo vives?. Medita sobre esta reflexión y veras que tu sensación es única al resto del mundo, coge un mazo de cartas, y deja que conecten contig@ mism@ y zambúllete en este fascinante viaje hacia ti mism@ de forma diferente, no pongas limites y si lo haces pregúntate para que lo haces y que evitas.

Una forma básica para trabajar el Tarot más desde lo personal y experiencial es en observar los 22 arcanos mayores, escoger la carta que más les atraiga y las que mas rechaces sin dejarse llevar por las cartas que de por si pueden no representan positividad, como por ejemplo la Torre, el Diablo, etc. La carta negativa que eliges representa lo que te cuesta integrar en ti mismos, y la positiva, el recurso natural e innato que le llevará a solucionar e integrar la carta que para ti es negativa, rechazas o te cuenta mas entender. La carta tanto que te llama la atención y rechazan siempre cambia con el tiempo, depende del momento que vivas, tus sentimientos y necesidades. También hay otras formas de trabajar el Tarot de forma más profunda e integradoras de aspectos de tu propia individualidad, como son técnicas de visualización y meditación tanto pasivas como activas, además de trabajos en dinámicas de grupos de utilizando diferentes actividades de integración e interacción tanto personal como grupal.

El entrenamiento básico en el tarot como crecimiento personal es desarrollar la habilidad natural de la observación del darse cuenta de la zona interna como externa, es decir, ¿qué tengo dentro?, ¿qué tengo fuera? ¿qué muestro dentro? ¿y que muestro fuera? ¿para que muestro...?. El tarot muestra lo que tenemos dentro, lo que somos y como lo proyectamos a veces deformado, dependiendo del grado de consciencia, y en este caso nos tenemos que preguntar  ¿para que lo muestro si no es como soy?. La respuesta que tengas del tarot es por donde tienes que empezar a trabajar, solo deja que hable el tarot sin interrumpirlo, y si lo haces pregunta, ¿para que lo haces?. Solo los audaces escalan montañas y descubren lo que hay detrás, pero primero escalan y aceptan los peligros, concentrándose su atención en cada paso, sino caen y vuelven a empezar, es decir viven el presente y si caes en la tentación de mirar atrás o imaginarte lo que puede haber, vuelves al mismo punto donde estabas. ¿Escalas tu propia montaña? ¿Cómo la escalas?, ¿en que punto estas de ti mism@ como ser individual?.

José Navarro – Astrólogo, Terapeuta Floral -

http://www.lugardeconocimiento.com

Clasificación: 2.4 (29 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Estos son artículos de distintos escritores, que no tienen perfil, originalmente añadido por la administración de artículo.org.

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.