Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
viernes 30 de octubre del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Puntos de vista

veces visto 1174 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Mi amigo Néstor me envía un comentario de un señor Pedro Salinas, que dice cuales son las 10 razones por las cuales no votará por Keiko, pero la décima razón, no es una razón, si no, una omisión de concepto decisivo. Y yo le contesto lo siguiente:

“Néstor, amigo, solamente una pequeña observación: En este comentario, el señor Pedro Salinas debió poner que no votará, ni por Keiko ni por Humala y también poner las 10 razón por las que no votará por Humala. Porque al final dice que votará viciado. ¿No te parece?”

Cada vez que escribo sobre política – no sé – pero trato de no insultar a nadie. Siempre trato de hacer un análisis objetivo del asunto que estoy observando. No por temor a demandas ni mucho menos; porque total ¿Quién soy yo en política? Un simple y silvestre comentarista. Pero veo por otras partes, que los comentarios son de grueso calibre (por usar palabras ya trilladas) Los comentarios contra Keiko y contra Humala, son insultantes y ofensivos. Nadie se mide y disparan ofensas e insultos, como lanzando piedras en una guerrita de pandillas.

Para discurrir mis opiniones, trato de escuchar a expertos en economía que ven el asunto desde una perspectiva técnica. Es por eso que veo y escucho el programa de Jaime de Althaus. Trato de usar un poquito más mi cerebro para llegar a entender el impacto que causaría tener como presidente a uno u otro candidato. Al transcribir palabra por palabra del programa televisivo ‘La hora “N”’ me voy dando cuenta con mucha profundidad de concepto, los peligros de elegir a determinado candidato.

Ahora: no es que se trate tampoco,  de que por mi ignorancia en temas técnicos en economía, pueda ser fácilmente engañado. El discernimiento y la comparación de razonamientos están siempre presentes en mis reflexiones. Para eso también tengo una herramienta importante: Internet. Cada vez que me encuentro con algo que “no entiendo” recurro a Internet y me entero un poco más del asunto. Entonces: no es que pueda ser fácilmente engañado.

Clasificación: 2.2 (28 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Andrés Arbulú Martínez

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.