Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
jueves 21 de junio del 2018
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Causas y efectos del divorcio

veces visto 802 Veces vista   comentario 0 Comentarios

La gente suele soñar con un romance de cuentos de hadas, en el que se casa con quienes creen que son sus almas gemelas; sin embargo, no todo es color de rosa. El número de personas que opta por el divorcio ha ido en constante aumento durante los últimos años.

Algunos problemas en el matrimonio pueden ser resueltos mediante diversas formas, incluyendo el asesoramiento, pero a veces la única solución es el divorcio. Si bien las razones exactas de los divorcios no pueden ser completamente determinadas, se ha observado que en los últimos tiempos, un mayor número de mujeres iniciaron el proceso de divorcio en comparación con los hombres.

Algunas causas comunes de divorcio incluyen:

Dinero

A menudo las parejas terminan con disputas sobre dinero. En muchos casos uno de los cónyuges es infeliz por los hábitos del otro cónyuge. Esto puede dar lugar a peleas constantes. Es entonces que el tema económico se vuelve polémico y se transforma en algunas ocasiones en una de las principales causas de divorcio.

Alcohol y abuso de sustancias

Cualquier forma de abuso de sustancias puede poner una tensión terrible en una relación, ya que, normalmente, se acompaña de un comportamiento abusivo.

Muchas personas no pueden soportar la conducta adictiva de sus parejas y esto provoca el divorcio.

Problemas sexuales

Cuando la conducta sexual es inadecuada y hay actitudes problemáticas, puede ocurrir el divorcio.

La infidelidad, en particular, ha sido responsable de la degradación de muchas relaciones y matrimonios.

Inmadurez y actitud celosa

La inmadurez de parte de uno de los socios plantea exigencias excesivas en la pareja y la situación puede desembocar en el divorcio.

Violencia

Las cifras reales de los conflictos maritales, el abuso y la violencia en el matrimonio no se conocen completamente, pero los estudios indican que alrededor de 5% de los matrimonios experimenta abuso doméstico y esto es una de las causas de divorcio.

Intromisiones de familiares

Muchas parejas jóvenes se quejan de la intromisión de algunos de sus parientes en sus vidas, así como de las excesivas demandas por parte de sus familiares. Esto pone una tensión en la relación matrimonial.

El mito de una relación de cuento de hadas

Muchas veces las personas tienen expectativas poco realistas del matrimonio, lo cual le da una visión distorsionada de las cosas y si esta fantasía no se realiza, el resultado es el divorcio.

Falta de comunicación

La falta de comunicación es una de las causas más comunes de divorcio. Debido a esto, las personas son incapaces de resolver problemas y asuntos que ocurren dentro de la relación, lo cual puede traer tensión y, en consecuencia, el divorcio.

Independientemente de si el divorcio es de mutuo acuerdo o fruto de un controvertido proceso, es un golpe terrible para ambas personas.

El divorcio no puede ser nunca un asunto fácil y sus efectos incluyen depresión y estrés. Sin embargo, hay algunas consecuencias positivas del divorcio sobre todo cuando los dos individuos están involucrados en una mala relación.

En tal caso, el divorcio puede ayudar a las personas a tener sus vidas ordenadas y encontrar la felicidad por su cuenta sin que comiencen una relación enfermiza.

Los efectos del divorcio en los niñosLos niños que pertenecen a hogares de alto conflicto tienen una mejor situación después del divorcio de sus padres. Sin  embargo, los niños pertenecientes a hogares bajamente conflictivos no les ha ido bien. Tal vez esto sea porque los niños que crecen en hogares poco conflictivos no vieron a sus padres pelear y por tanto les es difícil asimilar la ruptura.

Los niños cuyos padres se divorcian a menudo sienten miedo de lo que sucederá con ellos. Ellos también se preocupan por su familia y por su futuro. Si un padre deja la casa, los niños se preocupan de si volverán a verlo.

Muchos de los niños a menudo se culpan por el divorcio, aunque esto, por lo general carece de fundamento. Algunos otros se vuelven retraídos, tranquilos o agresivos y molestos. La ira puede ser debido a los cambios en la vida de los niños. La frustración también se pone a causa de estos cambios.

Los niños a menudo se sienten solos y abandonados cuando los padres se divorcian. Si uno de los padres deja la casa, los niños pueden interpretarlo como un rechazo.

Para los niños en una situación de divorcio de sus padres, es difícil mirar el futuro con esperanza; algunos pueden volverse rebeldes y problemáticos.

Clasificación: 2.5 (15 votos)

Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor
No hay información sobre este autor.
¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.