Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
jueves 03 de diciembre del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Consejos para batallas de custodia de los hijos

veces visto 837 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Antes de decidirte a participar en una batalla con tu ex cónyuge por la custodia de tus hijos, sigue estos sencillos consejos para que las consecuencias del divorcio no sean tan dañinas.

Toma la batalla

Cuando dos padres batallan por un niño, nadie gana. Como padre, es tu trabajo estar en todo momento en esta situación y proteger a tu hijo del peligro, no sólo del daño físico, sino del daño emocional. Recuerda que los niños son egocéntricos por naturaleza, así que toma en cuenta esta característica.

Los niños pequeños tienden a creer que el mundo gira en torno a ellos y que todo lo que sucede se refiere a ellos directamente. Esta característica puede ser divertida a veces, pero cuando las cosas van mal, las tendencias egocéntricas de un niño pueden causar estragos emocionales profundos.

Cuando somos niños pequeños nos tomamos todo personal, así que tu hijo puede creerse culpable del divorcio, sentirse no querido o abandonado e incluso creer que el padre que salió de casa lo hizo por culpa suya y no por el deterioro del matrimonio.

Un niño que se identifica estrechamente con sus padres puede ver fácilmente el rechazo de un padre hacia el otro y eso le causa dolor emocional, así que lo mejor es que lleven el divorcio en paz.

El proceso de custodia es como permanecer en buenos términos como sea posible con tu ex pareja. Trabajen juntos, cooperen para tener una buena relación por el bien de su hijo.

Considera una mediación para lograr que el divorcio termine bien

La mediación es una técnica para lograr un divorcio en buenos términos. Te permite expresar tus deseos y necesidades, los cuales serán analizados, pero siempre privará el interés por el bienestar de los menores involucrados.

Aunque, a veces, será difícil ver esto como un esfuerzo de cooperación, es tu trabajo como padre llevar un divorcio en buenos términos. El divorcio no borra que ustedes tengan hijos en común, piénsalo.

Haz lo que puedas para que este esfuerzo se refleje en la perspectiva de unos padres amorosos aún después del divorcio, en lugar de una batalla campal entre dos seres que se odian. La creación de un ambiente de cooperación es muy importante. Compórtate como eres, en ningún caso discutas con tu ex cónyuge delante de tu hijo o cuando él esté cerca. Si hay que discutir, debes hacerlo en un lugar neutral. Ten cuidado, los niños son muy perceptivos y podrían decirte que no los escucharon pelear, cuando sí lo hicieron. Como resultado, los niños pueden experimentar un gran estrés.

Evita los comentarios burlones o despectivos sobre tu ex cónyuge sobre todo cuando estén en el proceso de divorcio y en las ocasiones en las que tu hijo esté presente. No hagas críticas acerca de tu ex cónyuge directamente a tus hijos.

Recuerda que, para la mayoría de los niños, cuando haces un comentario grosero o malo de sus padres es como si los insultaras a ellos.

Si te es posible considera la custodia conjunta, lo cual permitirá a tus hijos, seguir teniendo el cariño y el apoyo de ambos padres de modo regular.

Considera el interés de tu hijo

El factor más importante que el juzgado considera en la determinación de la  custodia será el interés y el bienestar de los niños en una situación de divorcio.

Haz que tu hijo esté seguro de que es el factor más importante para ti como padre. Ten en cuenta que si solicitas la custodia de tu hijo, tienes que dejar de guiarte por motivos egoístas. Considera qué medidas serán las mejores para tu hijo en cuanto a educación, seguridad, salud, comodidad y felicidad. Esfuérzate para que el trago amargo del divorcio pase rápido.

En la mayoría de circunstancias, los mejores arreglos para tu hijo serán los que le permitan permanecer en la casa familiar, continuar su educación en la misma escuela y jugar con sus mismos amigos.

También es importante que le proporciones a tu hijo estabilidad emocional para que la experiencia del divorcio sea menos dolorosa. Evita el uso de drogas, alcohol o la práctica de actividades delictivas.

Mantén el estilo de vida que se acostumbraba en la casa familiar así como las costumbres religiosas. Considera que las diferencias realmente exponen a tu hijo a un daño físico o emocional.

Clasificación: 2.4 (15 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

En Abogados y Asociados somos expertos en Divorcios Express. Nos ocupamos de los diversos trámites de divorcios y así como de juicios de pensión alimenticia. Contamos con amplia experi

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.