Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
viernes 03 de diciembre del 2021
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Izquierda y derecha

veces visto 7955 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Después de publicar mi artículo titulado ‘Derechos Humanos’ mi amigo Dante me dice lo siguiente:

-“Mi querido Andrés: Cada vez estás escribiendo mejor. No me refiero a tus respetables opiniones políticas, sino a la construcción de tus ideas, a tu redacción, a tu estilo. Creo que debes agradecer a la coyuntura que vivimos y que te está dando ‘cancha’ en el oficio. Mis particulares felicitaciones”-

Este comentario me parece justo, porque es una razonable forma de discrepar, sin llegar a pasiones y resentimientos innecesarios. Dante después de ilustrarme sobre algunos datos negativos de la candidata Keiko Fujimori – lo cual agradezco mucho, porque son datos reales – me dice lo siguiente:

-“Finalmente, hermano, acabo de recordarlo. No tengo porqué hablarte de Justicia Divina, ya que tú eres un cristiano católico militante, que mas bien me tiene que enseñar. Y sabes perfectamente que estas ideas irreverentes como tú lo dices, están reñidas con tus principios, porque van contra los mandamientos que tú conoces también, mucho mejor que yo, que soy un incrédulo pecador sin remedio”-

Después de recibir este correo, sigo compartiendo opiniones con mi amigo Dante y le cuento lo siguiente:

-“Dante amigo: gracias por tu comentario en el primer párrafo de tu correo. Trataré de seguir aprendiendo y esmerándome en este oficio.

Todo lo que me cuentas a continuación, es la pura verdad, pero veo que también te saltas los crímenes cometidos por los terroristas. Es duro pensar que por tratar de castigar a los corruptos, hayan tenido que morir tantos inocentes en manos de los terroristas. ¿Por qué no fueron directamente a sus blancos de ejecución y no haber tenido que matar a tantos inocentes? Todos los policías, militares y familias enteras, víctimas del terrorismo ¿eran parte de esa corrupción? ¿O hay que reconocer que todo eso era una verdadera guerra?

Amigo Dante, es verdad lo que me cuentas de toda esa calaña que está detrás de la candidata para la presidencia, pero indudablemente es verdad que Ollanta Humala es cómplice del asesinato de policías inocentes en Andahuylas, y lo que tenemos que tener en cuenta también, es que es un oficial dado de bajo por sus superiores. ¿Merece ser presidente?

Casualmente los medios de comunicación, son ese poder que nos informa de todo lo que ocurre en nuestro país. Todo, absolutamente todo. Es por eso que te doy la razón en todo lo que me dices. Porque todo ese todo, lo pudimos descubrir a través de los medios de comunicación. Pienso que meter miedo sería ocultar parte de esa información”-

Seguimos compartiendo opiniones muy discrepantes de hecho, y Dante me cuenta:

-“No, no tienes que agradecerme, Andrés, hermano, porque lo dicho es de justicia. Porque de no ser así pues, me quedaba callado. Ja, ja, ja, ja.

Y para ser mucho más breve y no me gane el reloj, contestando a tu segundo párrafo, te comento que todos esos feos años de terrorismo y muerte ¡caray!, tuvieron exactamente el mismo origen de lo que ocurre ahora. Es decir, siempre los poderosos queriéndose llevar toditita la torta y mucho más que ahora todavía. ¿O crees mi querido amigo que esa gente de repente, de la noche a la mañana se volvió loca y comenzó a matar sin piedad y sin motivo? No, hermano, lo reitero, los autores de esa sangrienta explosión fueron los mismos grandazos ajustando y ajustando el cogote de un pueblo aplastado y siempre marginado que, aquella vez, cual rata acorralada se dedicó a bañar en sangre al país de los antiguos incas. O sea siempre lo mismo a través de la historia pero, obvio, con diferentes rostros y de acuerdo a la época. ¿O porqué fue la toma de la Bastilla en París, donde la gente que osaba meterse con el poder de los luises y demás feudales, acababa torturado en sus sórdidas mazmorras? ¿Por qué se pusieron a guillotinar en calles y plazas? ¿Por qué se produce la revolución bolchevique en 1917? ¿Por qué los zares y sus grupos de poder eran ‘buena gente’? Pienso, amigo que si los dueños del dinero hubieses sido más inteligentes y menos ambiciosos, nunca se hubiesen producido tantos derramamientos de sangre en el planeta. Pero es gracias a su angurria sin límites que surgen Lenis, Stalines, Mao Tse Tungs, Polp Pots, Abimaeles, Evos y similares. Y, aquí, en los días que nos ha tocado vivir, ellos mismos han dado lugar a que salte al ruedo un señor Ollanta, al que ahora tratan de demoler a como dé lugar, sin tener en cuenta que ellos mismos lo parieron. Y si no aprende la lección, sabe Dios quienes más seguirán surgiendo en el futuro”-

Bueno, mi amigo Dante y yo, es evidente que tenemos discrepancias de extremo a extremo. Pero Bien, porque él se muestra tal y como es. Me parece – el me corregirá – pero Dante es de extrema izquierda y yo soy de la derecha democrática. Sin embargo seguimos siendo buenos amigos. A su comentario anterior le contesto lo siguiente:

-“Dante amigo, tu sabes que discrepo contigo, pero con mucho cariño hacia tu persona, porque te aprecio un montón. Dante tú me conoces y sabes que soy una persona humilde, que vive de su sencillo trabajo. Yo no tengo un trabajo estable del cual pueda decidir qué cantidad de dinero poseeré  mañana. Lo poco que gano lo tengo que administrar al milímetro. Si hay fechas en que ganó un poco más – los meses de fiesta (día de la madre, año nuevo, fiestas Patrias, etc.) - tengo que guardar pan para mayo. Por mi trabajo - como ya te he contado -, tengo la oportunidad de conocer a todo tipo de personas. He tenido oportunidad de amenizar reuniones familiares en casas de personas de mucho dinero, he podido apreciar el derroche de comida y bebidas alcohólicas. Pero Dante con mucha sinceridad te cuento, que no he sentido ni envidia ni rencor por todo ese derroche. Más bien he sentido lastima por esas personas. Lástima porque esa gente no sabe cuál es el verdadero sentido de estar pasajeramente en este mundo.

¿Debería yo protestar de una manera iracunda, agitar a otras personas para que me sigan, y atacar a esas personas que tienen todo ese “poder” económico?... Creo que no.

Lo que dije de los escuadrones de la muerte, solamente fue para despertar tu inquietud sobre mis comentarios. Soy una persona pacífica y jamás intentaría vengarme o castigar a las personas que no reparten su “riqueza” material conmigo. Solamente pido que me repartan riqueza espiritual, como tú lo sueles hacer. 

Los judíos pensaban que el Mesías (Jesús) los liberaría del yugo romano. Ellos creían que el reino del cual Jesús les hablaba, era un reino material. No pudieron entender jamás que Jesús les hablaba del reino de los cielos, del cual todos estamos invitados a participar en el día de nuestra muerte física.

Clasificación: 2.3 (27 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Andrés Arbulú Martínez

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.