Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
sábado 28 de noviembre del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Niños: las víctimas más jóvenes del divorcio

veces visto 705 Veces vista   comentario 0 Comentarios

El divorcio rara vez es una experiencia agradable, ya que mezcla muchas emociones y trata cuestiones financieras y legales que a menudo están contaminadas por la hostilidad y el arrepentimiento. Los niños se vuelven una complicación adicional a este proceso de divorcio pues hay que arreglar toda la cuestión de la custodia y de la visitas del padre o de la madre a los hijos.

En un proceso de divorcio, los jóvenes se convierten en críticos y participantes activos de la separación. Para empeorar las cosas, los niños se enfrentan a estas cuestiones durante sus años de desarrollo más importantes.

Es por ello que hemos desarrollado una serie de consejos para ayudar a los padres a navegar las aguas turbulentas del divorcio con un enfoque de bienestar para sus hijos.

Mantener a los niños informados

Los niños no deben ser expuestos a todos los detalles feos de tu divorcio. Sin embargo, ellos son muy perceptivos y aislarlos del proceso puede llevarlos a sentimientos de confusión. Con la falta de explicación, a menudo tienden a culparse del divorcio. Asegúrate de que se te comunicas con tus hijos con frecuencia. Tómate tu tiempo para articular cuidadosamente las razones del divorcio sin ser hostil y no des información innecesaria; es decir, datos que los puedan conducir o hacerlos guardar resentimiento. Es importante dejar de lado cualquier carga emocional antes de estas conversaciones para evitar que los niños se sientan en medio del conflicto o piensen que los obligan a tomar partido.

También mantén a los niños informados con las noticias del día acerca del divorcio y de cómo podrían afectar su estilo de vida. Si es posible, algunas de estas conversaciones deben incluir a los dos padres. Por último, anima a los niños a hacer preguntas que puedan tener y promueve un ambiente de comunicación abierta y honesta.

Se un modelo

Sabemos que los modelos a seguir, especialmente los padres, desempeñan un papel importante en la autoestima de los niños y el desarrollo de su carácter. Recuerda que tus hijos están aprendiendo. Trata de enviar mensajes positivos a tus hijos y enséñales lecciones valiosas sobre la vida al actuar de manera responsable, incluso en tiempos difíciles.

Olvídate del cinismo

Es casi imposible que los divorciados vuelvan a construir relaciones cuando aún tienen heridas de lo que fue su matrimonio. Es común que pierdas la fe en las relaciones después de un divorcio, pero no es justo que pases esta creencia a tus hijos. Tómate un tiempo después de tu divorcio para aprender del pasado e identificar las áreas problemáticas que hicieron que el matrimonio no funcionara.  Estas lecciones valiosas te ayudarán a construir relaciones más fuertes en el futuro. Estas lecciones también son importantes para los niños. Cerciórate de que el diálogo y las acciones no proyecten una imagen dañina de las relaciones con tus hijos. Habla con ellos sobre por qué el matrimonio no duró. Mantén una actitud positiva al abordar las cuestiones del futuro.

Dales un empleo

A los niños les gusta sentirse importantes. Si bien no hay consejos que los conviertan en parte de tu equipo legal, es fundamental hacerles sentir parte de las transiciones que se producen después del divorcio. Si la el divorcio significa la reubicación o el cambio de estilo de vida,  haz que los niños se encarguen de una parte de las tareas relacionadas.

Pide su opinión

Tal vez el divorcio signifique un cambio en el costo de vida. Si tienes niños pequeños dales la responsabilidad de cortar cupones para ayudar a reducir los comestibles. Llévalos contigo cuando busques en las zonas de reubicación potencial. Recuerda que ellos tienen muchos en juego en los cambios que están ocurriendo y quieren sentirse como una prioridad.

Presta atención

Es fácil que te distraigas por tantos problemas emocionales y de negocios involucrados en un divorcio. A pesar de estas distracciones, es esencial mantener una vigilancia constante sobre tus hijos. Estos tiempos difíciles de transición pueden ser catalizadores para un comportamiento negativo y perjudicial incluso incluyendo la violencia, el abuso de drogas/alcohol y la depresión infantil. Una vez más, la comunicación es fundamental.

Si es necesario, consulta con un terapeuta tanto como una técnica de intervención y una manera de proporcionar a los niños un ambiente imparcial para expresar sus sentimientos y preocupaciones.

Clasificación: 1.6 (16 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

En Abogados y Asociados somos expertos en Divorcios Express. Nos ocupamos de los diversos trámites de divorcios y así como de juicios de pensión alimenticia. Contamos con amplia experi

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.