Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
viernes 10 de abril del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

El verdadero compromiso

veces visto 1284 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Soy la prometida del emperador en el imperio de la eterna aurora. Mis zapatillas son de cristal hialino, mi corsé está entablillado con piezas de lapislázuli, de esa manera me mantengo erguida en una estilizada figura azul. Mi vestido está tejido con hilo de oro, es exquisitamente bello. Todo mi tocado está repleto de los más resplandecientes diamantes, tengo también una corona de oro y diamantes, para mi la sencillez es la clave de la elegancia.

El anillo de bodas que me ha regalado mi amado, es el objeto más preciado que tengo, tiene la virtud de crear magníficos arcoíris cuando sintonizo pensamientos de éxtasis y plenitud, el aro está hecho de diamante blanco, la piedra principal, un diamante rosa en forma de luna creciente, y un par de alas abiertas de diamante azul, una a cada lado, jamás me desprenderé de él. Hoy visitaré mi amado imperio, al cual amo y defenderé hasta con mi vida propia y haré lo que esté en mis manos por su prosperidad.

Terrible sorpresa me llevé al ver que el molino de la abundancia había quedado averiado después de haber excedido su uso, ya que tuvieron que exacerbar sus funciones para lograr producir mi sublime anillo de bodas y la pieza que faltaba ahora debido al desgaste, solo podría ser remplazada por un artículo lo suficientemente potente que pueda procesar tanta luz, que funcione como combustible para el molino. Yo sabía que tenía que sacrificar mi más preciado objeto, mi anillo de bodas, después de todo, el verdadero compromiso era con mi gente. Ahora tengo que pensa en las invitaciones de bodas.

Ahora reina la desesperanza, la joya más poderosa no fue suficientemente potente. Todo estaba perdido. Pronto vi que no es la joya la que tiene el poder, sino mi corazón el que manifiesta los divinos arcoíris de emoción. Mi compromiso sellado por el amor a mi gente me hizo entregarles mi corazón, hoy vivo en la felicidad de mi gente, yo soy la luz de la plenitud eterna en mi imperio.

Clasificación: 2.4 (21 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Lorena Somocurcio

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.