Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
sábado 18 de septiembre del 2021
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Traspasando la cerrazón

veces visto 11582 Veces vista   comentario 3 Comentarios

Traspasando la cerrazón

“Recordarle al dulce reino de estas tierras, a mi querido Piedras Negras, cuando yo ya no esté, díganles que los he amado más de lo que jamás me atreví a confesar” Fernando Martínez Ortiz(1936-2007).

Las quejas, delirios,  pasividad,  y el engaño que ejercemos sobre nosotros diariamente,  nos separan del descubrimiento  pleno de la esencia vital.  Permanecemos anclados en la realidad que aborrecemos   y terminamos aceptando  injusticias, abusos, o inconsistencias sociales, solo por por nuestra indiferencia.  No es fácil para el hombre encontrarse de frente con la verdad; pues ésta con seguridad le imputará una respuesta. El hombre ordinario se conforma con respirar para no pensar, respirar no le exige esfuerzo,  pensar y actuar sí.

Me gustan los hombres visionarios, aquellos que caminan solos por largas jornadas traspasando el muro de la ignorancia y regresan para compartir lo que ven del otro lado.   Los visionarios emotivos, quietos ó ágiles, constructores fieles  a su deseo de ser.  Aquellos que hacen de los horarios un instrumento flexible y de los acontecimientos un motivo, punto de cambio, principio o fin.   

De encontrarse en su trayecto el  mar,  nadan  entre las olas de las masas inquietas,  entre el bullicio de las sociedades inhóspitas, en el jolgorio de lo corruptible.  Concentrados en su deseo impetuoso de llegar a  la otra orilla.    Luego salen  y mojan su cuerpo en agua dulce para quitar el residuo salado  adherido a su piel.

El visionario es aquel, que hace de cualquier entorno algo  inusitado, puede desde su lugar de espectador: trastocar cada una de las escenas,  definir los sonidos, el sentir del paso del tiempo.  Conoce los espacios, el llanto, susurro, el silencio, los diálogos,  el por qué de lo que observa.  Sueña trabajando y en plena interacción.   El hombre es interacción, con el viento, con el propio hombre. Vivir es  avizorar más allá de lo impuesto, recoger los sucesos, plantear reflexiones, criticar un punto con argumentos, defender a los caídos,   reafirmar que aquí estamos y además pensamos.

Conocí y escuche  de cerca el timbre de voz de un visionario.  Volvió de Roma a Piedras Negras Coahuila México, con el firme deseo de  enfebrecer el  espíritu  de su  entorno. Un formador intelectual y cultural  creador de grupos activos que de una u otra manera  respaldaron sus sueños y edificaron los propios.  Amante de la educación  cimentó dos instituciones educativas en la frontera norte.  En el ocaso de sus días (cuando las fuerzas abandonaban su cuerpo)   previó  la construcción del Centro Cultural Multimedia 2000,  donde los niños  de pocos recursos pudieran tener acceso a espacios de educación y tecnología y lo logró.   Simultáneo al centró  creo el  tabloide “Crónicas” que posteriormente pasó a formato de revista “La Buena Noticia”  un organismo  difusor de artículos con lenguaje sencillo y contenido social, más allá de las revistas de  moda y farándula. Así presenta  a través de sus páginas la vida trasfigurada en cuento o fábula,  en expresión solidaria, en una crítica de opinión  para  interpelar conciencias y encontrar ecos.  Ecos que emerjan del compromiso del lector,  inspirado en  actuar a favor del bien común.  Pbro. Fernando Martínez Ortiz deja un legado que hoy compartimos con aquellos  hombres y mujeres de bien que deseen sumarse  y leer la  “Revista La Buena Noticia” en versión digital e impresa y continuar así, sembrando  semillas a través de este suplemento cultural.  ¡Sean bienvenidos!  Únanse  al esfuerzo de los que seguimos firmes manteniendo a flote los  Centros educativos, el Centro Cultural y la revista.  Loable labor iniciada por un solo hombre,  del que damos fe aquellos que lo conocimos.  ¿Seguramente sabes de un ser humano como estos?, puedes ser que seas  uno de ellos.  ¡Hay que hacer que la tierra sea fértil!  Que el pasto reverdezca y  los árboles  de la educación y sabiduría den sombra para todos. ¡Fertilicemos nuestro interior!.

Ingresen y sean contacto de:

http://www.facebook.com/Labuenanoticia

Autor: Linda Asalia Solís Aldaco.-Carrera comercial, promotora de formación moral y humana, integrante de redes solidarias de la localidad. Enlace de la Revista La Buena Noticia. Publicó en la revista literaria Letras Negras.

 

 

 

 

 

Clasificación: 1.9 (24 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Asalia Solís

Comentarios
joel 17 de Jun, 2011
0

exelente difusion, si el hombre se mirara a si mismo e interiosara en si y escarbara en sus memorias descubriria que no solo se viene a esta vida transitoria a vivir por vivir si no mas bien tenemos que vivir para trascender. No es un elogio a la vida aquel que solamente "vive bien", y ensordece a su conciencia..

elizabethocampo 17 de Jun, 2011
0

El articulo esta genial, refleja la lucha incansable del padre fernando martinez ortiz y te alienta por medio de su ejemplo y legado que nos dejo a seguir adelante.

undefined 18 de Jun, 2011
0

exelente difusion, realmente cuando el hombre aprende a interiorizar y a redescubrir en sus memorias descubre que en esta vida transitoria no solamente se viene a vivir por vivir. mas bien se vive para transcender. Un elogio a la vida no es aquello donde "se vive bien". si no todo lo contrario cuando se trasciende por un bien común

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.