Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
jueves 03 de diciembre del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Principios básicos del divorcio

veces visto 890 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Tu divorcio puede ser tu primer encuentro con las autoridades y es comprensible que te sientas nervioso por tener que tratar con abogados, juzgados y jerga legal, lo cual puede ser intimidante.

Una de las mejores maneras de familiarizarte con los procesos judiciales es conocer las leyes que se aplican a los casos de divorcio y a los procesos legales involucrados en ello.

No cualquiera se divorcia

Para obtener un divorcio, tienes que cumplir con algunos requisitos por parte de las autoridades estatales. Lo más común es lo siguiente:

Reside en tu estado por un periodo específico. Algunos estados requieren una residencia de la pareja de por lo menos un año antes de que tu divorcio sea concedido. Seis meses es el requisito de residencia mínimo, pero pueden ser más semanas, depende de donde vivas.

Un punto importante es que te divorcies en el estado donde te casaste.

Separación. Algunos estados requieren que la pareja que está en proceso de divorcio debe separarse por un periodo determinado. La teoría detrás de este requisito es por si hay una reconciliación. Resuelve los problemas prácticos. Tú y tu cónyuge pueden decidir sobre una serie de cuestiones fundamentales antes de que tu divorcio sea definitivo. Las decisiones deben incluir los siguientes puntos:

a)      ¿Cómo vas a dividir la propiedad y las deudas maritales? Las leyes complejas, incluyendo las leyes de impuestos federales, además de numerosas interpretaciones de las leyes pueden ayudarte a decidir qué es lo mejor.

b)       ¿Uno de los cónyuges pagará pensión alimenticia al otro? Si es así, ¿de cuánto?

c)      Si es así, ¿de cuánto serán los pagos y por cuánto tiempo van a ser? Si hay hijos menores de edad en tu matrimonio cómo se manejarán las visitas y la custodia.

Algunos piensan que si no obtienen la custodia, ya no desempeñan un papel significativo en las vidas de sus hijos, mientras que otros pueden ver a sus hijos como la manera de vengarse del otro padre.

Si tú y tu cónyuge pueden trabajar juntos para resolver estos problemas, el divorcio puede ser relativamente rápido y barato. Sin embargo, si no pueden resolverlos entre ambos o si el divorcio se complica poner fin a tu matrimonio puede tomar tiempo y dinero. En el peor de los casos, hay que acudir al juzgado en busca de ayuda.

Si eres una mujer mayor que nunca ha trabajado fuera del hogar durante el matrimonio o no lo ha hecho en muchos años, es posible que tengas dificultades para encontrar un trabajo bien pagado después del divorcio. Por lo tanto, es aconsejable conseguir una cantidad adecuada de alimentos durante un periodo suficientemente largo para tu manutención a un nivel aceptable después del divorcio.

Las reglas del juego en el juzgado de divorcios

Las leyes de divorcio en tu estado proporcionan un marco y establecen límites para la resolución de las cuestiones básicas que deben decidirse antes de que tu matrimonio termine. En otras palabras, las leyes son flexibles, dentro de ciertos límites:

Tú y tu cónyuge tienen una cantidad considerable de maniobra cuando se deciden la mayoría de estas cuestiones, siempre y cuando ambos estén de acuerdo. Las normas locales y los valores culturales pueden influir en el resultado de un divorcio. Un juez puede ser muy conservador por una parte (pensión alimenticia, custodia) y otro juez en otra parte puede no serlo. Criticar a los jueces de derecho familiar puede ser complicado, porque los jueces tienen discreción considerable en la forma de interpretar la ley. Aunque te gustaría pensar que todos los jueces abordan las cuestiones legales sin prejuicios, la vida real no es así.

Puedes apelar la decisión de un juez, pero las apelaciones son difíciles de ganar. Por otra parte, apelar significa gastar más dinero en un abogado de divorcio y luego si tu apelación no es aceptada, tendrás que gastar más en un juicio nuevo.

La ley de divorcio ayuda a resolver problemas legales y financieros. La ley no resolverá el enojo, la culpa, el miedo o la tristeza que puedas sentir por tu divorcio. No busques que el sistema legal haga eso por ti. Cuando tu divorcio haya terminado, vendrá la frustración y el enojo a flor de piel.

Clasificación: 1.9 (13 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

En Abogados y Asociados somos expertos en Divorcios Express. Nos ocupamos de los diversos trámites de divorcios y así como de juicios de pensión alimenticia. Contamos con amplia experi

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.