Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
jueves 26 de noviembre del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Se acerca la fecha del bebé

veces visto 802 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Estábamos pasando el verano entre la costa y un pequeño apartamento que nos habían dejado en la Garrotxa, en plena zona volcánica. Una vez por semana bajábamos a Girona para la visita al ginecólogo; Marta había tenido ciertos problemas en la columna de su época de Gimnasta y queríamos asegurarnos que el embarazo discurría con absoluta normalidad.

A Marta le habían prohibido la práctica de cualquier actividad que supusiera un riesgo para el bebé, era una experta parapentista y solía hacer paracaidismo. Lo habíamos cambiado por largos paseos cuando subíamos a la Garrotxa o bien solíamos alquilar alguna pequeña barca cuando bajábamos a Sant Feliu. Íbamos bordeando la costa disfrutando del paisaje y de la brisa del mar, manteniendo siempre la prudencia habitual con las horas de sol, además nos escabullíamos de las aglomeraciones en la playa.

Nos solíamos retirar a descansar más bien pronto, por suerte los padres de Marta nos dejaban su apartamento, estaba a las afueras de la población, lo que nos evitaba sufrir los ruidos nocturnos que en estas fechas eran una constante. A veces comentábamos entre nosotros que más que a descansar parecía que se venía a olvidar.

Faltaban menos de cuatro semanas para que Marta diera a luz y a pesar de que en todas las visitas el ginecólogo nos aseguraba que no teníamos nada de qué preocuparnos, sí que lo estábamos, las noticias que llegaban sobre el cierre de servicios médicos debido a la mala gestión de la crisis nos mantenían en vilo.

Era Sábado y nos acercamos a Girona, había llegado el momento de ocuparnos de buscar todo lo necesario para cuando naciera nuestro bebé. Marta estaba más que informada al respecto, por lo visto mientras yo me dedicaba a sestear, ella había rastreado por internet todas las posibilidades que teníamos, y no solía equivocarse. Sin dudarlo me indicó:

- La travesía de la creu, he visto por internet que hay un parking a menos de dos calles.

En estos casos los navegadores son infalibles, encontramos el parking sin problemas y en menos de dos horas habíamos resuelto todos los detalles, desde el traslado de los muebles hasta la lista de nacimiento, además los amigos y familia podían comprarnos los detalles de la lista por Internet, lo cual seguro que agradecerían. Ah por cierto además de unos precios pero que muy buenos, nos dieron un cheque de regalo de 500,00€.

Luego Marta me comentó que tenían otras dos tiendas, en el Espai Gironés y en la misma plaza de Catalunya.

Clasificación: 2.0 (16 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor
No hay información sobre este autor.
¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.