Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
viernes 27 de noviembre del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Renovarse o dejar de conducir

veces visto 592 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Mi carnet de identidad no mentía, estaba a punto de cumplir los 45 y por lo tanto se acercaba el momento de renovar documentos, entre ellos el carnet de conducir, prácticamente me había olvidado al ser cada cinco años, a partir de ahora lo tendría peor, cada tres años debía realizar las pruebas de capacidad para poder continuar conduciendo, uno de mis placeres.

Desde los dieciocho años había podido disfrutar de la autonomía que te proporciona el vehículo y a lo largo de estos años he tenido la posibilidad de disfrutar de diversos modelos y marcas, lo cierto es que si hubiera podido los hubiera almacenado todos, pero al no disponer de un sitio en condiciones, yo, como la mayoría, lo llevaba hasta la chatarra y me despedía con gratitud con un simple “gracias por todo”.

Era Viernes y esta misma noche debía desplazarme hasta París por asuntos de trabajo, hasta el Martes siguiente no volvería, eso me complicaría las cosas, no es que en París fuera a necesitar el carnet de conducir, pero me molestaban esos días en los que no podría dejar solucionado el asunto de la renovación del carnet de conducir.

En temas de salud y documentos oficiales, cuando encuentras un buen servicio con unos profesionales que te merecen toda la confianza, lo mejor es no moverse, en mi caso tenía depositada mi confianza en el Centro Mèdic Jaume I, hace años que soy cliente y en casa todos hemos realizado las preceptivas pruebas en el mismo centro.

Disponía de poco tiempo, pero tenía la esperanza de conseguirlo, una simple llamada de teléfono para pedir hora para la revisión previa a la renovación, en dos minutos tenía hora concertada. Una hora más tarde comenzaba las pruebas y poco después ya tenía la renovación provisional que me tramitaba el propio centro médico. Por ahora no he necesitado gafas, pero ya me advirtió el Doctor.

- A la próxima, dudo que te salves.

- Yo también.

Clasificación: 1.7 (14 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor
No hay información sobre este autor.
¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.