Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
domingo 29 de noviembre del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Masajes: El dolor de espalda, la cintura pélvica

veces visto 8775 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Masajes: El dolor de espalda, la cintura pélvica

En muchas ocasiones el dolor de espalda se refiere a el típico dolor de riñones, que tampoco es de riñones, es mas a bajo, ufff..., como me duele, te dicen poniendo la mano en la zona lumbosacra; a la exploración nos encontramos con un paciente mas bien subido de peso, con una lordosis lumbar considerable, con una contractura en banda, con múltiples puntos gatillo, tanto latentes como activos, con un acortamiento considerable de algunos músculos, como el piramidal, el iliaco, el psoas y el cuadrado lumbar, también debemos prestarle atención a los paravertebrales lumbares y a los isquiotibiales, el cuadrado lumbar suele verse especialmente debilitado, estos en especial y en general todo el tren de tracción.

- El psoas-iliaco, responsable de la flexión del tronco.

- Glúteos y piramidal, responsables de dar estabilidad a la columna proporcionándole el punto de apoyo estable necesario.

- Los glúteos y los isquiotibiales colaboran con los paravertebrales en la extensión de la espalda, unos isquiotibiales acortados provocarán una rectificación de la columna provocando una hipercifosis dorsal ya que son los tirantes posteriores y provocaran una retroversión de la pelvis.

En general todos estos problemas se producen por un desequilibrio de la musculatura, bien sea por exceso o por defecto, si se ejercitan unos músculos mas que otros estos al tener mas fuerza que los demás provocan que los débiles permitan variaciones y desequilibrios posturales, estos fuerzan los músculos y se producen contracturas y estas a su vez dolor.

Cuando todos estos factores se van uniendo uno tras otro solo hay dos caminos, comprometernos con nosotros mismos y trabajar para solucionar el problema o condenarnos a padecer dolores lumbares para el resto de nuestros días..

Solucionar este problema no es fácil, pero si es posible si no resolverlo, al menos controlarlo; para  ello tendremos que poner todo de nuestra parte, combinar ejercicios, estiramientos, masajes y por supuesto mientras nos duela tomaremos el tratamiento que nos haya recomendado el medico, (analgésicos, antiinflamatorios o cualquier otro), todo ello cos ayudará en un tiempo razonable corregir el problema antes de que se instale y se convierta en crónico.

José Javier Hernández Mora

www.quirorelax.es

Clasificación: 2.0 (21 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

José Javier Hernández Mora

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.