Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
martes 20 de agosto del 2019
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

¿Dejar salir a los hijos o sobreprotegerlos?

veces visto 11557 Veces vista   comentario 0 Comentarios

¿Dejar salir a los hijos o sobreprotegerlos?

Ninguna de las dos cosas, hay que buscar el término intermedio.

Hoy en día hay muchos padres que por su ferviente y totalmente comprensible deseo de proteger sus hijos, los encierran. No sé si se darán cuenta o lo hacen pero intentan obviarlo convenciéndose de que "así es mejor". Mi artículo va dedicado a los primeros, y más aún por los que solo tienen una hija o una hija entre varios hermanos, que no sé que es peor. Para los padres primerizos… está ese miedo y casi natural sobreprotección a su "hijita" y para los otros, también padecen lo mismo pero visto desde un prisma diferente, el de haber tenido ya por lo menos un hijo y saber lo que es.

En cualquier caso, mi intención es la de fomentar y poner en tela de juicio la confianza que tienen esos padres en sus respectivos hijos, hijas sobretodo (en la sociedad actual esa tendencia a sobreproteger afecta mucho más a las hijas). Lo primero, no pondré edades, sería más fácil decir que estoy hablando de adolescentes entre 14 y 16 años pero no, la edad para mí es un número que nos puede dar si eso alguna pincelada general sobre una persona pero aún así falla.

Me refiero a que los padres deben (deberían, al menos) ser capaces de valorar la "madurez" de sus hijas y por supuesto, confiar en ellas.Muchos padres cometen el error de no cambiar el modo de ver a sus "hijitas"… señores padres, ellas crecen, no solo físicamente, se van conviertiendo en adultos, y como tal se merecen poder tomar decisiones sobre su vida, aunque parezca una tontería querer salir con los amigos un finde, no sabéis la autoestima que se irá haciendo vuestra hija si confiáis en ella y dejáis que vaya tomando ciertas decsiones sobre su vida, de verdad. Porque lo que la resguardará de lo que tanto queréis protegerla es eso: una seguridad en sí misma infalible, no pretender "encerrarla" en casita o dejarla salir pero "con correa". Podéis protegerla así, sí, pero… ¿por cuánto tiempo?

De lo que se trata es de ir construyendo esa seguridad en sí misma, porque es eso lo que contentará a ambas partes, una solución costosa de hacer, eso sí, pero muy recomendable porque a largo plazo tendrá los efectos que vosotros, padres, queréis ahora: que vuestra hija no se meta en líos, se lo pase bien siendo responsable, y por supuesto que llegue a casa "sana y salva".

Lo que no os puedo decir es en qué punto de "conversión" a adulta se encuentra vuestra hija, eso debéis valorarlo vosotros, pero sí que os tengo que decir que tenéis que confiar en ella, en serio, no sabéis los grandes problemas que se pueden evitar con una buena educación y una sana relación padre-hijo/a. No se trata de dejarla hacer todo lo que ella quiera pero tampoco de restringírselo, y menos sin fundamentos serios. El objetivo para lograr la tranquilidad de los padres (y de la hija al no sentirse agobiada ni presionada por no poder tomar decisiones en su vida, recordemos que es SU vida) es que la hija pueda salir hasta la hora que quiera pero que ellos, los padres, puedan estar seguros de que ella sabe cuidar de sí misma y no le pasará nada malo.

Recordad que vosotros también habéis estado en el punto donde se encuentra ahora vuestra hija y, justo por eso, no tenéis que privarla de tantas libertades (a vosotros no os gustó, pues a ella tampoco). Si no tenéis muy claro lo responsable que es vuestra hija, dejadla un salir un sábado, sin hora de volver a casa, a ver lo que pasa. Quizá el resultado os sorprenda, es muy probable que comprobéis de primera mano que vuestra hija es ya lo suficientemente responsable como para saber divertirse, eso sí, sin pasarse. Si es así, resulta que ese "miedo" desaparece, al saber que podéis confiar en ella de verdad, vuestra relación, la de padre-hija, resultará mucho más harmoniosa.

Estamos en octubre, el 31 de este mes es Halloween, esa fiesta que tanto gusta a unos y todo lo contrario a otros, pero que al fin y al cabo es una vez al año. Cae lunes, ¿por qué no dejar a vuestra hija asistir, acompañada de sus amigos de confianza, claro está? En serio, estoy seguro de que ella no se lo perdería por nada del mundo, ¿no sería un poco "cruel" no dejar que vaya? Un poco, simplemente recordad vuestra juventud y como esa presión de los padres de no dejaros salir os podía llegar a agobiar, pues poneros un momento en el lugar de vuestra hija, resulta que a ella también. Es joven, más o menos responsable, y lo único que quiere en Halloween es pasarselo bien con sus amigos…todos nos merecemos desconectar un poco y divertirnos.

En conclusión, si queréis a vuestra hija tenéis que dejarla "libre" (no sobreprotegerla) y daros cuenta de que se ha ido haciendo mayor y responsable justo delante de vuestros ojos.

Clasificación: 1.6 (21 votos)

Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Raul Vlad Matei

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.