Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
martes 28 de septiembre del 2021
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Preparación para el embarazo

veces visto 936 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Muchas mujeres reconsideran su salud y su estilo de vida cuando se enteran de que están embarazadas, pero lo más recomendable es llevar siempre un estilo de vida saludable y mucho más si tienes la intención de quedarte embarazada. Además, debes de tener presente que cuando tengas la primera falta, ya estarás embarazada de dos semanas.

Interrumpir el uso de anticonceptivos

Los anticonceptivos permiten a las parejas planificar el momento idóneo para tener hijos y el espacio transcurrido entre las gestaciones. Es importante que tengas en cuenta tus planes de quedarte embarazada a la hora de decantarte por un anticonceptivo u otro, ya que según la elección deberás esperar un periodo más o menos largo para recuperar la fertilidad.

Preservativo y diafragma: permiten recuperar la fertilidad de inmediato. Píldora y DIU: permiten recuperar la fertilidad casi de inmediato. Tan sólo en unas pocas mujeres se puede tardar algo más en recuperarla. Anticonceptivos de liberación lenta: puedes tardar hasta 2-3 meses desde que se retiran en recuperar la fertilidad debido a su lenta liberación.

El momento “idóneo”

Por lo general, las mujeres son más fértiles en los cinco días posteriores a la ovulación. Aunque existen varias formas de predecir este momento, no son totalmente fiables. En general se recomienda a las parejas que no elijan el momento para mantener relaciones sexuales, sino que las mantengan al menos dos o tres veces por semana durante el ciclo de la mujer. El 70% de las parejas sanas y normales conciben en un plazo de seis meses, y el 95% lo logran en dos años.

Llevar una vida sana

El peso. El exceso o la falta de peso pueden dificultar la concepción. No se recomienda ponerse a dieta durante el embarazo, ya que puede afectar al aporte de nutrientes del niño. El Ministerio de Sanidad y Consumo recomienda a las mujeres que coman según su apetito y que vigilen su aumento de peso. Es normal y saludable ganar peso de forma gradual a lo largo de la gestación:

Las mujeres que tienen un peso correcto para su estatura deben esperar engordar alrededor de 11,4-15,9 kg durante el embarazo. Las mujeres que tienen falta de peso probablemente engordarán más de lo normal (hasta 18,2 kg). Las mujeres que tienen sobrepeso deberán engordar menos (6,8-11,4 kg).

La dieta. Si antes de quedarte embarazada has seguido una dieta saludable, tu cuerpo tendrá reservas suficientes de vitaminas y minerales. Las dietas nutritivas y equilibradas integran alimentos ricos en proteínas, como carne, pescado, huevos y legumbres; alimentos lácteos que aporten calcio; féculas, como cereales, pan, patatas y pasta; además de mucha fruta y hortalizas, que aportan vitaminas y fibra. Es conveniente que no abuses del azúcar, de la sal ni de la grasa. Por otra parte, es recomendable evitar algunos alimentos antes del embarazo, como por ejemplo: - Hígado y grandes cantidades de vitamina A en suplementos. - Productos lácteos sin pasteurizar. - Huevos crudos. - Patés. - Quesos blandos. Por último, el consumo de una cantidad suficiente de ácido fólico tiene especial importancia para todas las mujeres en edad fértil.

El ácido fólico

El ácido fólico (un tipo de vitamina B) es necesario para el desarrollo normal de los glóbulos rojos y es el único suplemento vitamínico recomendado antes del embarazo para las mujeres que siguen una dieta equilibrada. El consumo suficiente de ácido fólico reduce las probabilidades de que el bebé nazca con un defecto del tubo neural, a partir del cual se forman el encéfalo y la médula espinal del niño. Un ejemplo de defecto del tubo neural es la espina bífida, un defecto en la que una porción de la médula espinal no queda bien delimitada y puede causar problemas como parálisis de las piernas y falta de control de la vejiga y el intestino. El tubo neural del niño está completamente formado hacia la cuarta semana de la gestación, periodo en el que algunas mujeres todavía no saben que están embarazadas. Por eso, lo mejor es empezar a tomar suplementos de ácido fólico si estás intentando quedarte embarazada o nada más enterarte de que ya lo estás. La dosis diaria recomendada es de 400 microgramos, cifra que supera la cantidad aportada con la dieta (200 microgramos).

El ácido fólico es un componente natural de las hortalizas frescas, como el brécol, los guisantes, las judías verdes y las espinacas. Además, puedes encontrarlo en el pan integral y en muchos cereales especialmente enriquecidos con esta vitamina. Algunas mujeres deben tomar dosis aún más elevadas de ácido fólico. Es muy importante que las mujeres que hayan dado a luz previamente a un bebé con un defecto del tubo neural o que tengan epilepsia o diabetes consulten a su médico de cabecera sobre los suplementos de ácido fólico antes de intentar quedarse embarazadas. Si tiene un seguro médico no dude en contactar con su médico para que le recomiendo lo mejor para cada caso.

Clasificación: 2.3 (19 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor
No hay información sobre este autor.
¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.