Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
sábado 24 de octubre del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

¿El cambio te inspira o te empequeñece?

veces visto 26067 Veces vista   comentario 0 Comentarios

¿El cambio te inspira o te empequeñece?

Recientemente conversaba con una de mis alumnas de "Estrellas de la Prosperidad" sobre el hecho de que dejarnos llevar por nuestra visión más alta implica dejar de compactarnos ante el cambio, no solo nuestro cambio o el cambio mundial sino ante el cambio que vemos en los demás.

Compactarnos o empequeñecernos es uno de los mecanismos que usamos como humanos ante un cambio fuerte, o la necesidad de salir de nuestra zona de comodidad.

En el artículo de la semana te cuento mi anécdota personal sobre dejarme llevar por los cambios aunque en un inicio no eran nada cómodos :)

A raíz de algunos problemas de salud que tuvo mi hermano, me dí cuenta de que mi "A" mayúscula, es decir, mi versión mas alta había cambiado bastante y que mi vida REAL todavía seguía siendo muy pequeña en comparación con el sueño que tenia.

Cuando empecé a seguir a mi visión de ese momento o "A" mayúscula, se me presento la oportunidad de aprender marketing con un círculo de mujeres que se dedican al coaching de negocios y como en ese momento me llamo mucho la atención, invertí mi dinero en aprender con ellas y comencé a aplicar lo aprendido con muy buenos resultados. Tuve que hacer cambios, dejar ir mi "a" minúscula para poder dirigirme hacia mi nuevo YO.

Y en esos momentos pensaba que el cambio tendría que ser mucho pues que tenia que delegar, pagar asistentes, cobrar lo que valían mis servicios, comprar programas de coaching que eran muy caros, hacer más cursos y programas de coaching para seguir invirtiendo en mi negocio y sistematizar todo lo que era importante para hacer crecer mi negocio y tener mas oportunidad de servir a más gente (¿De casualidad se me olvido decirte que tuve que aprender a hacer lanzamientos, cartas de ventas y materiales de marketing? uff! te digo que me parecía demasiado en un principio!).

Aunque todos esos cambios eran significativos para mí, pues tendría que dar un salto cuántico y tenía miedo; termine haciéndolo y al poco tiempo logre rebasar la meta de los 100,000 dólares.

Cuando lo logre, voltee hacia atras, me felicite por haber estado dispuesta a crecer, a invertir y a delegar.

Pero en un inicio no fue fácil porque no estamos acostumbrados al cambio y al crecimiento, de hecho entre más cómodos estemos es mejor, y por eso en épocas de cambios o retos no sabemos cómo reaccionar para nuestro bien pues tendemos a volvernos mas negativos y empequeñecernos en lugar de crecer junto con los cambios.

En el momento en que me tuve que decidir entre cambiar y crecer o seguir como estaba, note que las palabras que me decían mis mentoras a veces eran demasiado fuertes, por ejemplo: "Cobra lo que valen tus servicios", "Deja de dar tantas cosas gratis porque das muchos cursos, conferencias, e-books y no estas dedicada a servir a otro nivel a la gente que te necesita y que está dispuesta a pagar para lograr resultados", Delega todo lo que sea necesario y deja de contestar e-mails a todo el mundo".

Eran cosas que no quería cambiar en mi negocio porque mi principal intención siempre ha sido la de servir y dar (y en aquel momento el cambio parecía que sería todo lo contrario).

Pero después de un poco de reflexión tuve que darles la razón a mis mentoras pues me di cuenta de que dedicaba mucho trabajo a defenderme de las críticas por e-mail y que la gente que solo andaba en busca de lo gratuito jamás me enviaba un testimonio.

Incluso algunos becados que participaron en mi curso "Proyecto Atrayendo Prosperidad" por un año sin pagar un centavo, solo asistieron a 2 conferencias y botaron el curso.

Por el contrario, la gente que realmente quiere hacer un cambio está dispuesta a pagar para que se le enseñe y esa es una lección que me ha ahorrado sentirme minimizada como coach.

Porque cuando alguien toma un curso y no lo aplica, lógicamente no tiene resultados y eso nos minimiza como coaches. Por el contrario cuando alguien toma un curso, lo aplica al máximo y nos envía su testimonio, eso nos maximiza e inspira a seguir adelante.

Los cambios no fueron fáciles pero los tuve que hacer, empecé a cobrar diferente, a delegar más, a enfocarme en servir a las personas que estaban dispuestas a lograr el cambio y el resultado fue maravilloso en toda la extensión de la palabra.

El sentido de éxito, los testimonios, el crecimiento no solo económico sino de las oportunidades de trabajo y el tiempo libre valieron la pena, definitivamente puedo decirte que valió la pena dejar ir mi "a" minúscula para seguir a mi "A" mayúscula. Otra de las ventajas es que ahora estoy sirviendo realmente a quienes quieren cambiar y logran resultados.

Alguna gente se fue de mi lista con esos cambios, algunos clientes dejaron de ser clientes porque no les gusto el nuevo cambio en mí y así sucesivamente; cuando realizamos cambios todo nuestro entorno cambia y algunas relaciones desaparecen para abrirle la puerta a otras nuevas y mas alineadas con tu nuevo YO.

Tu respuesta ante los cambios es muy importante y te dirá si te estas dirigiendo hacia tu versión expandida o si te estas minimizando. Esta cita de Marianne Williamson es una de mis favoritas y te la comparto aquí para que la leas antes de despedirme.

Nuestro miedo más profundo no es que no tengamos poder. Nuestro miedo más profundo es que somos poderosos más allá de lo que se puede medir. Es nuestra luz, no nuestra oscuridad lo que más nos asusta. Nos preguntamos: ¿Quién soy para ser brillante, magnífico, talentoso y fabuloso? De hecho, ¿Quién eres para no serlo? Que juegues a lo pequeño no sirve al mundo. No hay nada iluminador en encogerte de manera que otras personas no se sientan inseguras a tu alrededor. Y cuando dejamos que nuestra luz brille, inconscientemente estamos dando permiso a otras personas para hacer lo mismo. –Marianne Williamson--

Por ultimo preguntate:

1.-¿Cuando hay cambios importantes como la pérdida de empleo, la perdida de una relación, o altibajos económicos en un negocio yo me siento empequeñecido o lo veo como una oportunidad?

2.-¿Cuando alguien de mi círculo cercano cambia, crece, se compra un nuevo auto o tiene más poder personal me siento amenazado o inspirado a lograrlo yo también?

3.-¿En épocas de cambios y crisis me empequeñezco y me escondo para no tener que crecer o confió y redoblo las estrategias que venía aplicando y que me han dado éxito?

Espero que este artículo te inspire a expandirte y sentirte inspirado aun cuando haya cambios en tu vida que no te gustan. El cambio significa crecimiento y no es tan cómodo en un principio pero te aseguro que si te dejas llevar por tu "A" mayúscula -- tu visión más grande y la del Universo-- te felicitarás cuando recuerdes este momento.

Clasificación: 1.9 (30 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Olivia Reyes Mendoza http://www.atrayendo-prosperidad.com

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.