Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
viernes 23 de octubre del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

El estrés no es dañino, el diestres si lo es

veces visto 11615 Veces vista   comentario 0 Comentarios

El estrés no es dañino, el diestres si lo es

El buen estrés es todo aquello que causa placer, que se acepta con armonía, como la alegría, el éxito, el amor, el afecto. El mal estrés es aquello que nos disgusta, que se hace en contra nuestra como la tristeza, la pena, la enfermedad. La palabra estrés, deriva del inglés "stress", término creado por el investigador canadiense Hans Selye que la introdujo en los años treinta para describir "Nuestra reacción a todos los acontecimientos que vivimos, a las agresiones físicas y psicológicas, a las emociones y coacciones; nuestra adaptación, es suma a la vida y a los cambios".

No es fenómeno nuevo. Como mecanismo defensivo, de equilibrio y adaptación tuvo que existir desde siempre, y gracias a él, los seres vivos en general y el hombre en particular han podido sobrevivir y adaptarse a un momento que ayer, hoy y siempre, ha estado y estará en transformación. Se ha definido el estrés como la "Respuesta no específica del organismo a toda demanda que se le haga". Es esta una definición muy amplia y significa que cualquier demanda, sea la que sea, física, sociológica o emocional, buena o mala, provoca una respuesta biológica del organismo idéntica y estereotipada, es decir, siempre la misma.

En otros términos: Una emoción agradable, una alegría intensa, un beso apasionado o una buena noticia, producen los mismos efectos que una emoción desagradable o una mala noticia, y en los dos casos, de estrés. En ambos casos el corazón latirá más fuerte, la respiración será más rápida, por porcentaje de azúcar en la sangre y unos ácidos grasos serán liberados de las reservas adiposas para poder proporcionar energía necesaria para la defensa contra la agreción, la supervivencia y la adaptación a las nuevas condiciones.

En los dos casos hay estrés, en los doscasos hay una demanda agresión y respuesta similar, biológica o hormonal, responsable a su vez de las distintas modificaciones en el nivel de los órganos como el corazón, los músculos y hasta el cerebro; estas respuestas aseguran la defenza y la adaptación. La mayoría de las veces el comportamiento ante estos estímulos se hacen en armonía, con la mayor naturalidad y sin consecuencias, ya que están adaptadas a las normas fisiológicas del sujeto.

Se trata del buen estrés o "eutrés". Otras veces las respuestas emitidas por una demanda prolongada agradable o desagradable, son excesivas y superan las capacidades de resistencia y adaptación del organismo. En este caso se trata de un mal estrés o un "destrés" o "distrés". De esta definición se deduce que: El estrés en la respuesta de adaptación a unas semanas muy dispersas llamadas factores estresantes. El frío, el calor, el traumatismo físico, el ejercicio físico, la enfermedad, fatiga, son factores de estrés con el mismo título de alegría, la pena, el miedo, la coacción, el éxito o el fracaso. Desde el punto de vista científico el estrés a sido definido como el "estado manifestado por el síndrome general de adaptación".

Clasificación: 2.5 (31 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor
No hay información sobre este autor.
¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.