Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
viernes 27 de noviembre del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Calidad Educativa en México

veces visto 7166 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Es a través de la educación que los seres humanos nos acercamos a lo ideal, lo rescatable y la verdadera riqueza que una persona puede manifestar. Sin la educación la humanidad quizás no habría logrado los grandes avances históricos, tecnológicos y científicos. Una parte importante de la calidad en la educación es crear las condiciones y las herramientas necesarias para todos los educandos, alumnos egresados competentes y capaces de desenvolverse fuera de sus instituciones o colegios y ser exitosos.

Los que llegan a gozar de una educación de calidad en México son las personas con un nivel socioeconómico alto, sin embargo se podría decir que son los que menos la necesitan, de alguna forma su nivel de vida ya está asegurado y los que más requieren de servicios educativos de calidad son los que más marginados y desprotegidos se encuentran. Uno de los elementos que interviene fuertemente es el gremio de docentes, quiénes también debiéramos tener una calidad en la capacitación, en el estudio y preparación que nos lleve a estar realmente instruidos para después ofertar ésa misma calidad a nuestros educandos, se dice que nadie da lo que no tiene y considero que en éste caso no es la excepción; por lo cual, la preparación de los futuros profesores con calidad, se convertirá en una labor de docencia frente a grupo también con calidad. Contemplar a los maestros, profesores y educadores pero no para criticarlos y tenerlos en la mira con el afán de evidenciar lo que no hacen, lo que no cumplen, lo mucho que fallan; como en la actualidad se hace a través de los medios de comunicación, ya bastante se tiene con la inestabilidad en las reformas y programas educativos, con la falta de credibilidad ante los padres de familia y con las faltas de respeto de los propios alumnos. Entonces valdría la pena cuestionarse ¿Así podría darse una calidad educativa? ¿En medio de tal panorama y revuelo en el que se coloca a los maestros? Lo ideal sería brindar un apoyo alentador y positivo, contemplando que tanto los padres como los profesores deben ser ejemplos y modelos a seguir. Por otra parte, las reformas educativas debieran pensarse, formularse e incorporarse; planeadas y estudiadas con detenimiento.

En el caso de México, las políticas educativas, los planes Nacionales de desarrollo y las reformas educativas deben darse al inicio de cada sexenio presidencial, aunque esto se estableció a partir de los años ochenta, los problemas que no pudieron superarse en la administración vigente, son heredados a la que sigue, ojala fueran diferentes problemas pero la realidad es que son los mismos, como: el acceso y la cobertura, la equidad, el mejoramiento de la calidad desde la formación de los maestros, la infraestructura y coordinación del sistema; son cuestiones que llevará tiempo resolver, pero ¿realmente se han puesto verdaderos esfuerzos para darles solución? ¿Los recursos destinados llegan para solventar dichas necesidades?

Se han mencionado elementos que intervienen para ofrecer una calidad educativa, los docentes y las reformas educativas, pero debe existir una forma en que se pueda medir o calcular dicha calidad, una educación de calidad requiere la cultura de evaluación y autoevaluación para medir los logros y las áreas de oportunidad de los estudiantes, de los docentes y de los programas educativos. Evaluar generalmente se confunde con aplicación de exámenes; sin embargo, abarca aún más y puede ser efectuado mediante diversos instrumentos. En el ámbito educativo son indispensables las evaluaciones y sobre todo crear ésa verdadera cultura de ser evaluados, incluidos absolutamente todos los actores que intervienen en la educación. Esto nos brindaría enormes avances, porque al identificar fallas se buscarían las mejoras y dejaríamos de caer en los mismos errores. Paulatinamente se verían reflejados los resultados positivos y sobre todo se lograría ése nivel de calidad educativa deseado por todos. Por último, la calidad educativa no solamente es responsabilidad de docentes, padres de familia, alumnos y autoridades, compete a la misma sociedad exigirla porque es precisamente en su interior, como sociedad, que se puede identificar si la preparación obtenida durante años de estudio ha valido la pena, cuando un conocimiento se puede aplicar en la vida cotidiana y sobre todo que al aplicarlo se tendrá un beneficio, como es la solución de algún problema, el mejor desarrollo de una actividad, la implementación de mejoras. Conocimientos no sólo almacenados, que con el paso del tiempo se convierten obsoletos. Actualmente la información puede estar al alcance de la gran mayoría pero a veces se ignora qué hacer con dicha información. Que a través de una elevada calidad educativa se permita a los alumnos ser mejores ciudadanos, comprometidos socialmente y que el esfuerzo aplicado rinda sus frutos con un crecimiento y desarrollo de nuestro país, donde prevalezca la equidad, donde se brinden las mismas oportunidades de triunfo y éxito para todos.

Clasificación: 2.2 (19 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Laura López

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.