Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
sábado 31 de octubre del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Idiomas ‘à la carte’

veces visto 20822 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Idiomas ‘à la carte’

Según los paradigmas educativos tradicionales, durante el primer año de estudios los alumnos principiantes podíamos describir qué estábamos haciendo nosotros o nuestra familia en un determinado momento. En el segundo año de estudios, podíamos ya mencionar qué hacíamos con cierta regularidad, mientras que en el tercero o cuarto, podíamos relatar qué habíamos hecho el día o la semana anterior. Se necesitaban varios años para poder comunicarse, pero no con total fluidez, ya que se penalizaban los errores y el hecho de ser interrumpidos y obligados a repetir la versión correcta varias veces nos producía timidez e inseguridad. Imposible comunicarse sin respetar las reglas gramaticales; no bastaba con decirlo: había que decirlo bien.

En la actualidad, a excepción de los alumnos que deseen obtener una certificación internacional o dedicarse a alguna carrera en la cual el inglés sea condición sine qua non, suele priorizarse la comunicación, y la corrección al hablar está condicionada a la claridad en el mensaje a transmitir. Un leve error, una ‘s’ faltante o de sobra, si no impide la comunicación, suele aceptarse principalmente porque los hablantes del idioma ‘meta’ producen errores similares al comunicarse, tal como nos ocurre en nuestro propio idioma.

Es por este motivo que la auditoría lingüística previa al inicio de un curso, la que marca el nivel desde donde el alumno avanzará en la incorporación del idioma extranjero, debe estar siempre acompañada por una encuesta de necesidades e intereses del propio alumno o de la empresa que requiere de él un cierto nivel en el dominio del idioma.

La escuela de idioma que se dedica a satisfacer las necesidades puntuales de cada alumno debe proveer la necesaria flexibilidad en el programa de estudios, a los fines de seleccionar no ya un libro de texto que contenga unidades de aprendizaje de progresiva dificultad, sino de las llamadas técnicamente ‘píldoras’ de aprendizaje que, tal como los ingredientes en una receta culinaria, en un modelo e-learning se pueden seleccionar y secuenciar de acuerdo con las necesidades. Un alumno que debe realizar un viaje a corto plazo requiere de una preparación diferente de aquel que debe efectuar presentaciones en empresas. Un profesional que debe exponer frente a sus colegas necesitará, además, interactuar socialmente con ellos.

Las unidades de trabajo diseñadas para inducir el aprendizaje ilustrarán funciones diferentes del idioma; serán similares en su diseño o estructura y, a la vez, variadas en sus propuestas, para ofrecer algunas la práctica en una habilidad o destreza, por ejemplo en la lectura, otras en el habla, la escucha o la escritura.

Esta flexibilidad es además un requerimiento de estos tiempos, en los que cualquier persona tiene acceso a muestras del idioma ‘meta’, en este caso el inglés en los medios, la cinematografía y la web. Al docente de hoy le resulta difícil prever qué conocimientos previos adquirieron sus alumnos, ya que el aprendizaje se desarrolla en los variados contextos en donde cada uno de ellos se desenvuelve. El docente de hoy no puede erigirse en ‘fuente de todo saber’, ya que en la actualidad los seres humanos aprendemos unos de otros y en todo momento y lugar.

Es por esto que el alumno de 2012 debe exigir un programa de estudios ‘à la carte’ (‘a su medida’) en el cual él mismo pueda seleccionar, a partir de un menú de opciones, los conocimientos que desea o necesita adquirir. El profesor, o tutor en el aprendizaje según el modelo e-learning, será consejero y guía; un modelo lingüístico a seguir, su ‘chef’ pero no su carcelero.

Inglés "a la carte". A su medida: un nuevo paradigma educativo, con el apoyo de las tecnologías (TICs) y los objetos tecnológicos a nuestro alcance. El I-pad, el I-pod, el I-phone, la PC, las notebooks, ¿qué elemento desea utilizar? En el hogar, en la oficina, en el lugar de veraneo, mientras espera en un aeropuerto. ¿Dónde y cuándo desea aprender?, son las preguntas que hoy exigen respuestas.

 

Clasificación: 2.2 (21 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

www.e-dutraining.com

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.