Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
martes 07 de abril del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Ibiza y la histórica ciudad de Eivissa

veces visto 10050 Veces vista   comentario 0 Comentarios

 

Ibiza es una isla española conocida internacionalmente por sus clubes nocturnos y sus hermosas calas bañadas por el sol. Sin embargo, más allá de esta típica imagen existe todo un pasado histórico esperando a ser descubierto por sus visitantes.

 

Además del sol y la playa, esta isla puede ofrecernos multitud de galerías de arte y museos arqueológicos. Una de las visitas culturales más completas se puede realizar en la ciudad histórica de Eivissa o Ibiza, cuyo legado cultural sorprende muchas veces a los turistas. Se habla muy poco de esta ciudad fortificada que se eleva sobre los acantilados calcinados por el sol que se alzan sobre el Mediterráneo. Esto se debe probablemente a que los habitantes de la ciudad ya están acostumbrados a ella y a que los turistas van en busca de playas y fiesta. A pesar de ello, Ibiza recibió hace años la consideración de Patrimonio de la Humanidad por parte de la Unesco, y desde entonces cada vez más viajeros han descubierto sus antigüedades por sí mismos.

 

La capital ibicenca tiene un pasado largo y diverso. En ella se han asentado fenicios, cartagineses, romanos y musulmanes, antes de que los catalanes la conquistara en el siglo XIII.

 

Visitar este histórico lugar mediante un alquiler de coches de Ibiza es sin duda la opción más cómoda y práctica que podemos elegir. Con él podremos recorrer a placer esta impresionante ciudad, desde los atractivos barrios marineros de La Marina y Sa Penya, con sus animados bares y cafeterías y su mercado cubierto hasta Dalt Vila, la parte alta de la ciudad, con sus espectaculares torres elevándose sobre las aguas tras un anillo de inmensos muros. El punto culminante de Dalt Vila es su catedral del siglo XIII, construida sobre un templo romano que se convirtió posteriormente en mezquita. Zigzaguear dentro del laberinto de calles retorcidas durante un tranquilo atardecer es un placer al que ningún visitante debería renunciar. Hay algunos edificios modernos, pero se sitúan en las afueras, por lo que no obstruyen en modo alguno la belleza de la ciudad vieja.

 

Al ser un destino turístico de primer nivel, podemos reservar un coche de alquiler online sin ningún tipo de problemas. De esta forma podremos iniciar nuestra visita nada más poner el pie en esta delicada joya del Mare Nostrum.

Clasificación: 2.0 (18 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor
No hay información sobre este autor.
¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.