Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
domingo 20 de enero del 2019
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

¿Por que la gente hace dieta y no adelgaza?

veces visto 3458 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Hoy en día hay varios temas que se han vuelto glamorosos o “de moda” y uno de ellos es el relacionado con el sobrepeso, la obesidad y la dieta. Parece que todas las personas están a dieta pero también parece que a nadie le funciona o por lo menos que son pocas las personas que logran adelgazar y conservar un peso adecuado a lo largo del tiempo. ¿Por que será esto?

Probablemente la respuesta correcta a esa pregunta no la sabe nadie, pero tenemos algunos aportes que hacer que pueden ayudar a clarificar el tema:

• En primer lugar las personas que engordan no lo hacen de una sola vez o en muy poco tiempo y por eso una dieta relámpago sacada de una revista y utilizada para perder unos kilos de más y así poder ajustar en el traje que compraron para la graduación o para la fiesta de fin de año, no ofrecerá nunca una solución a mediano o largo plazo. Si el sobrepeso que usted tiene le ha tomado diez o más años conseguirlo, no espere deshacerse de el en unas semanas. Piense que la palabra DIETA viene del latín “DIETAE” que significa algo que se hace todos los días o algo que se acostumbra hace (de allí que a los funcionarios públicos les abonen una dieta por asistir diariamente a las reuniones programadas, no es que les dan de comer, sino que les pagan) y que, entonces, una dieta no es para un tiempo determinado sino para un periodo largo o incluso para toda la vida. Pensemos por ejemplo en una persona que padece de diabetes o de intolerancia aun determinado alimento y que tiene que llevar una dieta especial. Eso no es por un corto tiempo, es de por vida.

• En segundo término ocurre que todos tenemos ideas preconcebidas con respecto a la alimentación y el valor nutricional de los alimentos. Muchas de esas ideas provienen de nuestra infancia y de la forma de pensar de nuestros padres, sobre todo de nuestra madre y eso hace que tengamos hábitos de alimentación inadecuados y que alteremos los programas de dieta que nos dan, incluso cuando son supervisados por expertos. Al final de cuentas los pacientes hacen pequeñas trampas que, frecuentemente, dan al traste con el programa.

• También es importante reconocer el valor del ejercicio físico como complemento de cualquier dieta. Recordemos que estamos fabricados para movernos a pie por las llanuras y selvas, para escalar y correr y no para andar en automóvil y subir en ascensores. Eso hace que nuestro cuerpo responda a la vida sedentaria del siglo XXI con aumento desproporcionado de peso. El organismo humano no ha tenido tiempo de adaptarse a nuestro nuevo estilo de vida y nos sigue pidiendo comida como si tuviéramos que hacer grandes cantidades de ejercicio y gastar cerca de tres mil calorías diarias. Sin embargo lo que ocurre es que no gastamos ni siquiera dos mil y el resto se acumula en las llantas que muchos lucimos alrededor de la cintura y que tanto queremos eliminar. El efecto del ejercicio no es solamente la cantidad de calorías que se pierden, sino el cambio en la composición corporal con aumento de la masa muscular o “tejido magro” a expensas de la grasa y además el llamado “efecto termogénico del ejercicio” que significa que, después de una sesión de aproximadamente media a una hora, el metabolismo se mantiene aumentado por varias horas, condicionando que sigamos perdiendo peso.

• “Cualquier dieta sirve”. Esta es una afirmación que frecuentemente oímos, pero no es cierto. La realidad es que, cuando hacemos estudios de consumo calórico individualizado, encontramos importantes diferencias en la cantidad de calorías que una persona utiliza en reposo (gasto metabólico en reposo) y en ejercicio (gasto metabólico en actividad). De manera que es necesario analizar las condiciones particulares de cada paciente y el tipo de actividad que realiza para diseñar un plan nutricional que se adapte a sus necesidades personales y es necesario que un profesional en nutrición le de seguimiento para poder asegurarle el éxito, siempre y cuando contemos con la motivación y colaboración del paciente y sus familiares.

El asunto de la dieta, entonces, no es sencillo y no debe tomarse a la ligera. Naturalmente que usted fracasará si no sigue los lineamientos adecuados e incluso podría enfermarse seriamente. Acuda a un centro calificado y busque a un profesional en nutrición que le oriente y controle su plan nutricional. Solo así podrá obtener la deseada figura y peso adecuado.

Haga clic aquí para ver mayor información

Clasificación: 2.4 (20 votos)

Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor
No hay información sobre este autor.
¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.