Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
miércoles 27 de enero del 2021
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Somos ikastoleros

veces visto 847 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Hace un par de días me encontraba con esto en el blog de Don Ricardo Royo-Villanova, al que suelo leer con gusto, y a veces disgusto. No es una cuestión de masoquismo, aunque no se lo crean, forma parte de su encanto. El texto en cuestión está escrito por un tal Mitxel, que no tengo ni idea de quién es y, si les digo la verdad, tampoco es que me interese en demasía. La cuestión es que hoy ETA ha asesinado en Vizcaya a un policía nacional del grupo antiterrorista, justo tres días después de que se firmara un acuerdo durante una reunión de trabajo que mantuvieron en la capital alavesa los máximos responsables de Interior de los Gobiernos central y vasco, Alfredo Pérez Rubalcaba y Rodolfo Ares, mediante el cual la Ertzaintza tendrá acceso a los datos franceses sobre ETA. Aparte de lo deleznable y desgraciado del atentado, lo cierto es que este acto terrorista es muy revelador. Demuestra hasta que punto le ha sentado mal a ETA que, por fin, la Ertzaintza entre de lleno en la lucha antiterrorista, marcando, de esta forma, un principio y un final, cuando menos previsible, al no estar al frente de Interior vasco ningún responsable del PNV. Nadie puede poner en duda que, ahora mismo, ETA está más asfixiada que nunca, es más, no creo que los responsables de este atentado lleguen a fin de mes fuera de una cárcel, cosa de la que me congratulo, y espero que estén encerrados durante mucho, mucho, mucho tiempo, pero no es menos cierto que la entrada de la Ertzaintza en la lucha para acabar con este grupo mafioso acelerará dicha asfixia y tendrá como resultado su final. La cuestión es porqué no se había hecho antes.

Hay que remontarse al año 1982, siendo Lehendakari Carlos Garaikoetxea, para hablar de la Ertzaintza como una realidad. Desde ese momento y hasta nuestros días, han pasado 27 años, este cuerpo de policía ha sufrido muchos atentados y, aún así, sus distintos responsables a lo largo de este periodo de tiempo dieron órdenes de no intervenir en la lucha antiterrorista – no lo digo yo, lo dicen los propios ertzainas-. Todos tuvimos la oportunidad de ver el otro día las declaraciones de dos de ellos que decían, palabras textuales, (…) Hemos recibido órdenes directas de superiores para no actuar contra ETA y su entorno (…) en todo lo que tocaba la izquierda radical había que actuar de otra manera porque había una predisposición política clara a no detener a todas esas personas (…) Es mi mayor ilusión poder leer en la prensa que por fin hemos cogido a un comando de ETA desde la investigación y no desde la casualidad de que se topen con un patrullero (…) Hay bastantes altos mandos que están en la órbita del PNV. Ellos son sus jefes y señores, y habrá que mirar con lupa a mucha gente (…) esperanza de cambio, una esperanza muy grande, sobre todo de trabajar, y de trabajar sobre los problemas que tiene esta sociedad. A mi me gusta llegar a mi casa y sentir que he cumplido con mi trabajo. Hasta estos momentos no lo he vivido mucho (…) Este atentado en Vizcaya no es otra cosa que una advertencia a la Ertzaintza. ETA intenta decirle a la policía vasca que son capaces de alcanzar a quien quieren, cuando quieren y donde quieren.

Sería bastante fácil ponerse a elucubrar dónde estaría ETA si la Ertzaintza hubiera entrado en la lucha antiterrorista desde el año 1982. Es muy probable que, hoy día, estuviéramos hablando de la banda terrorista como una realidad de pasado, pero no es así. En los comentarios del texto que enlazo al principio me he encontrado de todo, pero digamos que lo que más se evidencia es el disgusto general por el pacto PSE-EE – PP. Hay quien sigue diciendo que no era necesario, que lo lógico habría sido un pacto PSE-EE – PNV. No voy a negar que una de las personas a las que disgusta el pacto actual soy yo, es más, no creo equivocarme si digo que a la inmensa mayoría de los votantes vascos, tanto del PSE-EE como del PP, les disgusta... pero con una coletilla, era necesario, y esas mismas declaraciones de ertzainas lo demuestra. Y desde aquí invito a Patxi López, que sé que no lo hace por una mera cuestión de ética política, a exponer cuales fueron las conversaciones entre el PNV, Urkullu estuvo al frente, y el PSE-EE para la formación de gobierno en Euskadi – porque haberlas, las hubo-. Sería revelador saber que el PNV ponía como condición irrenunciable no la lehendakaritza, sino la Consejería de Interior vasco, la Hacienda vasca y la presidencia del Parlamento vasco, y que, al final, aún cediendo la Hacienda vasca, con matices, y la presidencia del Parlamento vasco, en reciprocidad por la lehendakaritza, Urkullu rompió las conversaciones – sí, sí, Urkullu, no el PSE-EE, Urkullu-, porque no quería soltar, de ninguna de las maneras, la Consejería vasca de Interior. ¿Por qué? Bueno, yo creo que eso lo tiene que contestar él.

Sería aconsejable, cuando se escriben cosas inentendibles y sin sentido, como la que enlazo al principio de este artículo, pararse a pensar qué es en realidad el cacareado conflicto vasco, quién se cree que existe y, por supuesto, quién alimenta la creencia de su existencia y para qué.

P.D.

Mi más sentido pésame para los familiares y amigos de Eduardo Puelles García, inspector de la Brigada de Información de la Policía Nacional en Bilbao, que ha muerto por defender la Democracia de aquellos que quieren imponer mediante la bomba, el asesinato, el secuestro y la extorsión lo que desean los menos a los más, que somos la mayoría.

Buenas noches, y buena suerte...

Ôo-~

Escrito por Santi Benítez

El arte de la guerra

Clasificación: 2.6 (8 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor
No hay información sobre este autor.
¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.