Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
jueves 13 de agosto del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Enseñar democracia

veces visto 4825 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Ni es democracia cambiar de gobernantes cada tantos años ni es democracia otorgar el poder unas veces a la izquierda y otras a la derecha. Pero en este país, al que Larra bautizó como la tierra de los batuecos, los cambios de chaqueta son muy habituales por mucho que nos pese. Cuando el españolito de bien ve que el partido electo no cumple sus propósitos o los va posponiendo indefinidamente, decide confiar su voto al grupo contrario. Y tanto es así que en las cuatro décadas que llevamos de supuesta democracia apenas han calentado el asiento del gobierno otros partidos distintos al PSOE y al PP. Hasta hace poco los españoles creían en la corrección de las opciones bipartitas; no obstante, parece que por fin se han despojado de esa idea tan bizarra y vulgar.    

 

No es culpa del pueblo carecer de nociones sobre democracia cuando nadie le ha instruido en semejante ejercicio. Es más, nuestro sistema actual se encuentra aún en la niñez si lo comparamos con las grandes democracias occidentales donde también existe bipartidismo, si bien las elecciones parecen más concienzudas que en nuestro país. El hecho de que el ciudadano español adolezca de una formación política y cívica es responsabilidad directa del poder Ejecutivo, al cual no le interesa que otras alternativas desbanquen a los grupos tradicionales sean del signo que sean.    

 

Desde luego, necesitamos enseñar auténtica democracia a la sociedad y las aulas,a nuestro parecer, son el recinto idóneo para sembrar nuestros frutos. Todo plan educativo debería contar con una materia relativa al comportamiento civil en las comunidades democráticas. Pero actualmente la versión más próxima viene a ser esa asignatura con el sugerente encabezado de "Educación para la ciudadanía" que nuestro Gobierno no parece respaldar lo suficiente; de modo que si nadie se preocupa por ella, terminará por desaparecer de los planes de estudio. A fin de cuentas, los gobernantes quieren masas incultas y acríticas y tarde o temprano lo conseguirán gracias a nuestra desidia.     De nuestra mano está, por tanto, ya como padres, ya como mentores, educar a nuestros adolescentes en un pensamiento crítico, tolerante y, ante todo, democrático. Hay que inculcarles una vocación política para que no vean el cambio de chaqueta ni el nepotismo como algo habitual. Hay que instruirles en una necesidad de compromiso con su entorno. Sólo así, podríamos evitar gobiernos tan calamitosos como el actual y pueblos sin preparación política alguna. Sólo así, evitaríamos el escarnio de todas las naciones que nos miran.    

 

Nadie dijo que enseñar democracia real a los ciudadanos fuese un cometido ligero y sencillo. Ni tan siquiera nosotros, aun habiendo sugerido aquí algunas propuestas, nos sentimos con ánimo de desempeñar tan apasionante empresa. Antes bien, han de ser los intelectuales, personas con gran ilustración y compromiso, quienes cumplan la función de instructores, orientando al ciudadano por la ruta más adecuada. Esas eminencias, sin embargo, son minoría en España y escasean los que se comprometen a construir un sistema democrático real. Parece como si al predicar la buena nueva hablaran para las piedras, para los brutos y para el olvido. Por todo ello, enseñar democracia en el país de los batuecos siempre será una tarea de colosales magnitudes. Y nosotros, en vista del panorama, nos damos por vencidos hasta que soplen nuevos vientos. 

Clasificación: 3.6 (17 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Abraham Ferreira Khalil

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.