Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
viernes 30 de octubre del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

El problema está en el inicio

veces visto 19400 Veces vista   comentario 0 Comentarios

El problema está en el inicio

Luego de casi siete años trabajando en la organización que me desempeño, de ver y participar en grandes resultados, vivir puntos altos del equipo, ver los puntos más bajos de estar en procesos riesgosos y de tomar miles de decisiones, creo entender porque cuesta tanto alcanzar una meta u objetivo hoy en día.

 

Con una inmensa claridad recuerdo mis primeras andanzas en la organización y los comentarios y pensamientos que tenía en esos momentos, recuerdo haber pasado por un proceso de inducción organizacional que tomo casi una semana y en ese momento haber pensado, porque perdemos tanto tiempo explicando tantas cosas irrelevantes, en ese momento llegue a cuestionar el conocimiento y la importancia de la misión y visión de la organización en el cumplimiento de mis objetivos. Y la realidad fue que no invertí el tiempo necesario en conocer esos aspectos.

 

En esos momentos la organización estaba sumergida en una inmensa crisis en todas sus divisiones, baja productividad, pobre calidad sumadas a un mercado repleto de competidores hicieron de la organización una bestia indomable en ese entonces. Situación que ocasionaba problemas de moral en el personal y un conformismo terrible por resultados regulares o pobres. Muchos cambios ocurrieron, gerentes iban y venían, enfoques distintos se intentaron pero muy pocas cosas sirvieron, pero en mi mente siempre estará el día en que todo comenzó a cambiar. Un nuevo director había ingresado a la organización y había solicitado que su staff gerencial se presentara un día festivo porque quería dejar claras ciertas cosas. En esos momentos todos pensamos que iba a ser un simple ejercicio de planificación estratégica, que íbamos a ver los objetivos, que se nos iban a solicitar los planes, en fin en el equipo había muy bajas expectativas. El día de la reunión llego y luego de poner claras ciertas reglas con las que iba a trabajar el equipo entramos en algo que solo habíamos visto en el momento en el que todos ingresamos a la organización, empezamos por leer, entender y comprender, la misión, la visión y los valores de la organización. Y luego vinieron las interrogantes, desde cuando no las revisábamos, estábamos enfocados en cumplirlas, eran adecuadas, como nuestros objetivos individuales o los de nuestros equipos ayudaban a cumplirlas y de ahí en adelante comenzamos el mejor ejercicio de planificación estratégica en el que he participado, establecimos la simplicidad como regla del primer año de trabajo y redujimos cientos de objetivos a cuatro objetivos comunes y un objetivo individual. Siendo uno de los objetivos comunes la divulgación de la misión, visión y valores hasta los niveles más bajos en la estructura de la organización.

 

A partir de ese momento y combinándose con muchos otros factores comenzaron una cadena innumerables de resultados buenos y excelentes que transformaron a la  organización, siempre con un común denominador, nunca perdíamos de vista la misión, visión y valores de la organización, se convirtieron en la conciencia de cada uno de los miembros.

 

Eventualmente llego un momento en donde la organización creció y entramos en un proceso de reclutamiento de personal intensivo para alcanzar una expansión que se había planificado, y en ese momento no cometimos el mismo error, los aspectos organizacionales se convirtieron en factores determinantes para el reclutamiento y el adiestramiento del personal.

 

La expansión fue todo un éxito y gran porcentaje del personal que reclutamos en ese momento alcanzo desempeños extraordinarios, algunos obtuvieron promociones muy rápidamente en base a excelentes desempeños. Y a mi mente siempre viene la pregunta, que diferencia existió, porque este grupo alcanzo tan buen desempeño y siempre me doy la misma respuesta, el problema está al inicio, el problema está en que como organización estábamos desalineados, que desarrollábamos objetivos que no estaban orientados a cumplir la misión y visión de la organización, en pocas palabras no creíamos ni predicábamos nuestros principios fundamentales.

Clasificación: 2.6 (16 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Diego Van Deventer

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.