Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
martes 22 de septiembre del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Perfil de Alejandro Rutto Martínez

veces visto 6133 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Perfil de Alejandro Rutto Martínez

Mateo 4:4 "Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios"

Alejandro Rutto Martínez es hijo de un inmigrante italiano que se radicó en el departamento de La Guajira a mitad de los años cincuenta luego de recorrer buena parte de Sudamérica, proveniente de su natal Piamonte en donde se dedicaba al cultivo de la uva y a su labor de lector consumado de Dante Alighieri y Giovanni Guareschi.   Ernesto, así se llamaba este viajero de tres continentes, se estableció en la arenosa calle 10 de Maicao en donde formó matrimonio con Isnelda Martínez Calderón, natural e Riohacha, y juntos fundaron una numerosa familia en la que Alejandro decidió seguir el camino de la academia, el periodismo y las letras.

Alejandro ha sido profesor, periodista, escritor, líder cívico y gerente público en una labor incesante a favor de las causas sociales.  Varias universidades prestigiosas y medios de comunicación han contado con sus servicios.  Hace unos años se convirtió en el precursor del periodismo digital en su región luego de que fundara, junto con  su colega Ernesto Acosta Solano, la página Maicao al Día, según ellos para hacerle frente al “apagón informativo”  típico de su tierra natal durante los meses de diciembre y enero cuando las emisoras locales dejaban de transmitir sus acostumbrados programas noticiosos.  Así mismo, sus columnas han sido publicadas en varios medios de prensa escrita pero es en internet en donde ha contado con un mayor número de lectores y seguidores: basta con digitar el nombre “Alejandro Rutto” en un buscador y de inmediato aparecen cientos de artículos suyos en páginas de distintos países publicadas en español, inglés y portugués.

Sus inicios en el periodismo fueron así como cuando alguien se apasiona por una actividad: con fervorosa pasión dirigía los periódicos del colegio San José y en sus páginas vertía comentarios, sabios consejos y reflexiones sobre su colegio y la ciudad.  El asunto terminó como debía terminar: del colegio se lo llevaron para la emisora más importante del pueblo para que participara en el programa cultural que se emitía todos los domingos al mediodía. En aquel tiempo por la emisora Radio Península  solo hablaban periodistas y locutores experimentados. Era la edad dorada de la radio, pues la televisión en blanco y negro no seducía aún a muchos  televidentes. La radio sobresalía entre las preferencias del público pues tenía todo lo que a éste le podía interesar: noticias frescas, transmisiones deportivas, novelas y los famosos servicios sociales en que el señor  Jorge, dueño de la finca le ordenaba  a Juancho, mayordomo de la misma, “que baje los animales a la carretera, porque el sábado parte para allá”.

Pero Alejandro no se conformaba con ir a la emisora una vez a la semana solamente, Anhelaba ingresar a un programa de todos los días y para lograrlo estaba dispuesto a entrar por cualquier puerta o ventana que se le abriera. Y fue precisamente una ventana lo que se le abrió, pues su amigo Luis Octavio Cruz lo invitó a hacer parte de LA VENTANA DEL DEPORTE, programa creado casi de forma exclusiva para informar sobre las hazañas de la Selección Guajira de Fútbol y del Deportivo Maicao, equipo recién creado y que obtenía una seguidilla de buenas victorias en el balompié semi profesional. La pareja Cruz-Rutto se convirtió en una de las más escuchadas y reconocidas del Caribe Colombiano.

El buen momento radial por poco lleva a Alejandro a retirarse de sus estudios de Administración de Empresas en la Universidad de La Guajira y a abandonar su sueño de publicar un libro.  Pero no ocurrió ninguna de estas dos calamidades: después de variadas luchas, que en otra ocasión se contarán, el hijo del italiano culminó sus estudios  en la Universidad y casi de inmediato inició su carrera como profesor universitario e instructor del Servicio Nacional de Aprendizaje, SENA. La radio tendría que esperar para más adelante.

Y sobre su carrera como escritor debemos decir que el primer libro de Alejandro Rutto Martínez, “SI MAÑANA FUERA HOY”  fue publicado en el año 2001 y  su lanzamiento fue uno de los sucesos de la ápoca en el departamento. La primera edición se agotó casi de manera inmediata lo mismo que las siguientes dos reimpresiones.  Luego vino “Aunque tiemble la tierra y se desplomen los cielos” en el que planteó su inquebrantable posición ética frente a los conflictos del hombre con su conciencia y su cotidianidad.   En 2.005 y 2.006 dio rienda suelta a una de sus mayores aficiones: la de coleccionar frases, refranes y proverbios y publicó dos hermosas colecciones bajo los sugestivos títulos de: “Breve mirada a la inmensidad”  e “Instantes de Eternidad”.

En 2.010 publica “Jesús, mi héroe y amigo” en el que expone una de sus más importantes facetas: la de estudioso de la Biblia y predicador cristiano. Fue un libro que se agotó casi de inmediato y fue leído con gran interés por miles de personas interesadas en tener una relación más íntima con Jesús de Nazaret a través del estudio de su personalidad, de sus hazañas y de su realidad como ser humano. En sus páginas  Alejandro Rutto demostró un  amplio conocimiento sobre el Libro de los Libros por la forma en que logró plasmar su relación con Dios y, sobre todo, con Jesús, como Hijo de Dios y Salvador del mundo.

Vale la pena mencionar que Alejandro ha predicado la Palabra de Dios en muchos de los lugares posibles de imaginar:  en las tranquilas mañanas guajiras  a la orilla de la playa; debajo de la sombra precaria de un trupillo en alguna comunidad indígena; en el púlpito de las iglesias rurales;  en la incomodidad de un bus en movimiento; en la cabina de  las emisoras de radio; en el set de un canal de televisión; en la sala de profesores de una institución educativa; en el Consejo de Gobierno de una administración Municipal; en un salón de clases en la universidad…en fin, el autor se enamoró de la Palabra de Dios y decidió que debía cumplir con empeño su tarea de predicar el evangelio a toda criatura.

En síntesis tiene usted en sus manos, amable lector, un libro escrito por un ser humano de alma buena, curtido en los caminos de la vida y dedicado al servicio de Dios y de la divulgación de sus hermosas enseñanzas.

Disfrútelo y cuando lo termine, recomiéndelo y, por favor, no deje de preguntar cuándo predica Alejandro de nuevo. Tal vez sea el próximo domingo o dentro de unas horas. Mientras tanto, reciba usted una maravillosa bendición, una bendición del Nazareno.

Alejandro Rutto Martínez es un destacado escritor italo-colombiano que ha dedicado una buena parte de su vida a la enseñanzasobre temas de ética y liderazgo en congresos, seminarios y universidades. Es administrador de empresas egresado de la Universidad de La Guajira y especialista en Administración de programas de Desarrollo Social en la Universidad de Cartagena. Especialista en Orientación Educativa y Desarrollo Humano en la Universidad El Bosque y Especialista en Docencia Universitaria en la Universidad Santo Tomás. Actualmente cursa la maestría en Ciencias de la educación en un convenio entre la Universidad de Matanzas (Cuba) y la Universidad de La Guajira (Colombia). Es autor de seis libros y de numerosos artículos que se pueden leer en www.articulo.org y en su página www.maicaoaldia.blogspot.com. Puedes contactarlo a través del correo electrónico: alejandroruto@gmail.com o seguirlo en twitter: @Alejandrorutto

 

 

Clasificación: 2.9 (17 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Lo bueno que vaya a hacer hoy, hágalo bien, por usted, por su familia y por su país.  ¿Ya leíste Maicao al Día?

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.