Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
sábado 18 de septiembre del 2021
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Lee un libro

veces visto 3484 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Lee un libro

Todos los días en la escuela se encuetran los maestros y las maestras con la ardua tarea de motivar a los y las estudiantes para que lean un libro.

En otrora la tarea no era tan difífil, ya que la tarea contaba además de la disposición de los jóvenes, con unos padres y madres que aportaban su grano de arena para que se alcanzara dicho objetivo.

Es de anotar que los aparatos tecnológicos hoy son un distractor y no una ayuda pedagógica, ya que por un lado, los docentes no están en la vanguardia y los jóvenes no están en lo más mínimo interesados en convertirlos en biblioteca.

Y para sumar, contamos con los medios masivos de comunicación que en vez de ser colaboradores del buen uso del tiempo libre, seducen a los jóvenes para que se vuelvan consumidores activos de la televisión violenta, agresiva, manipuladora y corrupta.

Hoy a los canales de telelvisión no les importa que la juventud se esté zucumbiendo entre los proyectiles y las cirugías estéticas, entre la manipulación y el como ser un excelente corrupto.

Leer un libro debe ser la tarea permanente de quiénes creemos que en ellos sigue habiendo la manera única de hallar una salida libre ante tanto agobio de mediocridad, donde los jóvenes puedan caminar sin tropiezo alguno y con la cabeza en alto de que las letras son un tesoro infinito para conservar.

No dejemos que quienes se han preocupado por hacer de las letras un bello arte, desaparezcan para las nuevas generaciones. Ningún escritor pasará de moda mientras existan en las escuelas y en los medios masivos de comunicación, personas interesadas en realzar la tarea de leer un libro.

Volvamos a las formas de hacer escuela, usemos los libros como herramienta de estudio, hagamos de los libros la llave maestra para adquirir conocimiento, dejemos que los libros se vuelvan los compañeros permanentes de los jóvenes, lustremos los libros ante el polvo que quiere cubrirlos.

Que la familia lea un libro después de la cena, donde todos los miembros sean activos en el proceso. Que la televisión deje de ser el distractor que sigue separando y permita que un libro sea quien reintegre.

Volvamos a la época en que los padres y las madres leían un cuento a los críos antes dormir, hagamos de la taza de café, un momento para debatir sobre lo leído, que el periódico vuelva a asomarse por la puerta de las casas.

Es el momento de esparcir el polvo mágico de la lectura por todos los rincones de las escuelas, de las casas, y es el momento de cargar la mochila llena de libros para que los jóvenes copien el buen ejemplo y saquemos del adormilamiento a la lectura.

Clasificación: 2.3 (19 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

tatalius

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.