Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
viernes 30 de octubre del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

La contabilización de activos destinados para su venta

veces visto 3144 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Durante el transcurso de un ejercicio contable puede ocurrir que vayamos a disponer de determinados activos no corrientes con la intención de venderlos en el corto plazo.

Una vez llegamos a la conclusión que queremos vender dichos activos, es conveniente que se reclasifiquen a la categoría de activos no corrientes mantenidos para la venta ya que la finalidad de los mismos no es su uso continuado sino la enajenación en el corto plazo. Por tanto, si los elementos en cuestión se utilizan para el normal funcionamiento de las actividades de la sociedad o están catalogados como inversiones inmobiliarias de las que se obtienen determinados rendimientos no podrán clasificarse dentro de la categoría de activos no corrientes mantenidos para la venta.

Para clasificar estos elementos dentro de esta categoría éstos tienen que cumplir una serie de requisitos:

1.-Tienen que estar disponibles para la venta en el estado en el que se encuentren, es decir, tienen que poder venderse tal y como están.

2.-La venta del activo tiene que ser muy probable porque se cumplen los siguientes requisitos:

La sociedad tiene que estar buscando comprador activamente, a un precio adecuado a las condiciones de mercado y se espera que éste vaya a venderse en el corto plazo y no exista la posibilidad de que el proceso de venta de dichos activos se retire o no se lleve a cabo.

La valoración de dichos activos será la menor entre el valor contable a fecha de la reclasificación y el valor razonable menos los posibles costes de venta.

La principal ventaja de los activos no corrientes mantenidos para la venta es que éstos no se amortizan durante el ejercicio aunque al cierre del mismo deberá de verificarse el deterioro de dichos elementos. Si los activos no corrientes mantenidos para la venta debieran de reclasificarse a otras partidas del activo no corriente, deberían de reclasificarse teniendo en cuenta el efecto de las amortizaciones que previamente no hemos contabilizado.

Clasificación: 1.7 (15 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Alejandro García, Asesor fiscal y consultor financiero en Abanza Business Management, S.L.

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.