Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
viernes 13 de diciembre del 2019
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Los Abalorios, Dignos Herederos Del Amor Por La Joyería

veces visto 3425 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Es impresionante la cantidad de joyas que hemos utilizado los hombres a lo largo de nuestra historia. Podemos encontrarlas donde quiera que dirijamos la mirada. Si realizamos un viaje hacia los confines del planeta, allí los encontraremos; si optamos por permanecer en nuestros lugares y damos un perezoso giro de cabeza, allí también los hallaremos. Los abalorios se han convertido en parte integrante de nuestras vidas, como si tuvieran un poder misterioso, que mediante hechizos, nos cautiva y nos atrae inexorablemente hacia sus misteriosos encantos.

Hoy en día contamos con posibilidades que nuestros ancestros habrían envidiado. Incluso podemos adquirir abalorios baratos que, gracias a su fácil disponibilidad, nos permiten enfocar nuestros esfuerzos en crear artículos novedosos e incluso rentables, si de lo que se trata es fundar un negocio relacionado con ellos.

El aspecto que nos diferencia de los animales es que nosotros sabemos apreciar la belleza. Y esta capacidad no es de reciente invención, sino que se remonta hasta los primeros días de nuestro paso sobre la Tierra. Si retrocedemos en el tiempo, nos encontraremos con el hombre del paleolítico, que con su simiesca mirada, podía elegir de entre los objetos que la naturaleza le brindaba en aquel entonces: dientes, caracoles, huesos. Su gusto se fue refinando y concentró su atención en recolectar piedras preciosas que luego añadía a su ornamento personal. Posteriormente descubrió los metales y con ellos un mundo más emocionante en el que vivir, porque contaba con la materia sobre la que plasmar sus sueños más profundos.

Algo que seguramente les habría encantado es la posibilidad que tenemos hoy en día de acudir a un establecimiento de gran reputación y adquirir abalorios al por mayor ya preparados. En realidad, aunque los abalorios ahora parecen estar terminados y lo único que cabría esperar de ellos es utilizarlos, nos sirven de materia prima para elaborar complejos entramados de gran fastuosidad y aceptación económica. No es de extrañar, pues, que muchas personas le deban su éxito financiero a estos pequeños grandes adminículos.

Del legado de la Mesopotamia de hace cinco mil años atrás hemos obtenido joyas exquisitas, con detalles tan sutiles y asombrosa composición, plasmados en oro, plata y piedras preciosas. Granulado de superficies, creación de filigranas e incrustaciones que causan asombro en los museos. También Egipto nos ha legado una cuantiosa variedad de joyería de tan sorprendente acabado que trae a primer plano la inseparable asociación del hombre con el arte.

Por supuesto, en nuestros días, no hace falta convertirse en emperador para disfrutar de la facultad de crear complejos adornos que atraigan la atención de propios y extraños. Ya no tenemos que darle al metal con el martillo durante interminables horas para conseguir alguna forma que se parezca a nuestros diseños. Ahora sólo nos concentraremos en el diseño en sí y todo lo demás, incluidos los pegamentos, hilos, siliconas y demás insumos necesarios, podremos encontrarlos en tiendas de calidad como PandaHall, donde podemos encontrar abalorios al por mayor de calidad a un precio asequible para cualquiera que desee adentrarse en este fascinante mundo.

Clasificación: 2.3 (23 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

«Un hombre es lo que hace con lo que hicieron de él» Sartre.

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.