Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
domingo 25 de agosto del 2019
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Un vedadero amigo

veces visto 1225 Veces vista   comentario 0 Comentarios

De niño, soñaba con ser médico, las muñecas de tela y carey de sus hermanas menores, fueron sus primeras pacientes, sus padres también soñaban con que sea médico, a los 4 años, lo disfrazaban como galeno y el pequeño desfilaba en la plaza de armas de su pueblo natal en los desfiles por fiestas patrias, vivió, estudió y creció entre sueños, su madre siguió soñando…lo envió a Piura para que estudie en una prestigiosa Gran Unidad Escolar “San Miguel de Piura”, atrás quedó el “Juan Palacios” de Chulucanas y sus tiernos amigos, en la ciudad mientras su madre soñaba, el adolescente se inclinó a la Literatura y a la Política- cuando esta era decente-, pero al terminar la secundaria, se sumó al sueño de la madre y empezó a estudiar Medicina…¡Que no era fácil! Y un año, un día, una mañana el ¡Sueño se hizo realidad!...el joven se graduaba de Médico Cirujano, las muñecas eran de carne y hueso, los clavos y alfileres fueron sustituidos por jeringas…la sangre era real…el dolor y los sufrimientos eran verdaderos, el sueño era completo hasta que el joven aquel se graduó de Gineco-Obstetra, andaba de blanco… ¡Ya no, para desfilar!, sino para curar y luchar contra las enfermedades y la muerte y ¡Vaya que lo hacía muy bien!...pero un día por ahí escondido, la muerte le empezó a perseguir, lo internó en la selva amazónica, perdiéndolo en el camino, mientras caminaba desde el corazón mismo de la jungla al rio samiria trasportando a un paciente quirúrgico al Hospital de Pucallpa, tres días vivió en ese infierno verde, tres días y dos noches sólo miraba su horizonte escatológico, era aún un joven de 28 años, pero ya estaba marcado, salvó en aquella ocasión gracias a unos perros que lo divisaron y olfatearon cuando ya caía moribundo sobre la maleza tras muchas horas de picaduras, mordeduras y deshidratación, se repuso y volvió a la ciudad, se enfrentó y derrotó a la muerte muchas veces y una noche maldita, los demonios se disfrazaron de drogadictos y embistieron su coche donde viajaba y mataron a su pequeña hija Natalie del Pilar, dejándolo gravemente herido, donde conoció la agonía, la locura y el infierno blanco de los quirófanos, las UCI y la Hospitalización, 5 meses después volvió al trabajo y siguió derrotando a la muerte varias veces, pero una tarde cualquiera le dijeron a boca de jarro que tenía Cirrosis Hepática, Cáncer, que requerí a de un Trasplante, de lo contrario…¡Moriría!, sonrió y le dijo a las sombras…¿Crees que ya ganaste?....el Trasplante se realizó con todo éxito, en el momento preciso y exacto y el Médico, que una ves soñó con ser tal, venció nuevamente a la muerte, ahora sigue luchando y venciendo a la muerte…esta le mira…¿Qué emboscada preparara?, pero el médico se siente afortunado haber llegado hasta donde ha llegado…no le aterra el futuro, se sabe preparado…sobre todo se sabe protegido, desde muy joven conoció un amigo, un verdadero amigo que siempre está con él, le acompaña, le aconseja, le consuela, le protege, por eso el médico que una vez soñó con ser tal…vive y espera, sonríe y espera…

Clasificación: 2.4 (22 votos)

Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Miguel Palacios Celi

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.