Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
sábado 29 de febrero del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Vapor vs humo: ventajas de la vaporización

veces visto 1241 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Vapor vs humo: ventajas de la vaporización

  Mucha gente desconoce en qué consiste la vaporización, o la asocia tan sólo a los cigarrillos electrónicos. Sin embargo existe una modalidad de vaporización mucho más sana que los cigarrillos electrónicos, que es la vaporización natural, mediante el uso de un vaporizador que no es lo mismo que un cigarrillo electrónico. Un vaporizador es un aparato que se emplea con hierbas y plantas naturales -principalmente plantas medicinales- con la idea de beneficiarse de los principios activos de las plantas. No emplea costosos cartuchos de aditivos químicos, tan sólo emplea agua y las plantas que el usuario introduzca en su estado natural.

El modo de uso es muy simple, tan sólo se deben introducir las plantas y poner en funcionamiento. No obstante la tecnología que emplea es una tecnología avanzada: sus microprocesadores se aseguran de calentar la planta a la temperatura exacta escogida, ni más ni menos. Es el usuario quien regula la temperatura en función de la planta, ya que cada una tiene su temperatura ideal de vaporización. Lo mejor es ajustar digitalmente la temperatura y regularla a la temperatura idónea para esa planta, de modo que se extraigan sus principios activos de una manera mucho más eficiente. Existen vaporizadores de sobremesa, con toma de la corriente eléctrica, y otros de bolsillo o portátiles. Dado que no son dispositivos muy conocidos en nuestro país, para hacerse con uno lo mejor es buscar una tienda Online especializada en vaporización, como Magicvaporizers para encontrar la mayor gama.

Al ponerlo en marcha, el aparato calienta la planta hasta la temperatura indicada, lo que hace que se extraigan sus activos y se depositen en el vapor de agua, que inhalaremos. Es el mismo principio de los tradicionales vahos, solo que convertidos a una experiencia muy agradable. Se puede inhalar igual que los vahos o aspirar igual que los cigarros, en ambos casos la experiencia es muy diferente a sus versiones tradicionales: se evita el engorro de preparar los vahos y su incomodidad, y por otra parte se evita la combustión, ya que, a diferencia de los cigarros, con la vaporización la planta nunca llega a quemarse, evitando así no sólo el mal olor del humo sino también sus riesgos y todos los tóxicos subproductos de la combustión. Por el contrario, vaporizar es fresco, agradable y sano.

Clasificación: 2.4 (11 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor
No hay información sobre este autor.
¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.