Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
martes 21 de septiembre del 2021
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Intento de aportación, precisamente para el conocimiento colectivo

veces visto 1823 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Intento de una pequeñita aportación solidaria y altruista desde la humildad, el absoluto respeto, tolerancia y comprensión, la sinceridad, sin falsa modestia y desde el deseo de la ausencia de todo dogmatismo donde caben todos los que se identifiquen con estos valores y forma de pensar, sentir y comunicar, les ofrezco tanto verdades objetivas como opiniones un poco más íntimas que me ha aportado mi experiencia personal. Gracias... 

Invito solamente a  la reflexión y a un ejercicio de responsabilidad. Considero el derecho inalienable a participar en todo tipo de elecciones y plebiscitos (no la obligación a hacerlo), opinando que debería de haber muchas más consultas y además vinculantes (para ganar sencillamente más democracia) a través de la participación opcional, libre, sin hacer ningún reproche a los resultados ni objeción irrespetuosa con las decisiones mayoritarias, que deberían de desarrollarse desde una forma y unos contenidos muy diferentes a los que hay, que eliminasen la utilización de conceptos como maquinaria electoral, deshaciéndonos de lacras convencionales que se han tomado por costumbre, hábito, obligación y como algo lógico. pongo por ejemplo uno sólo, que es algo que a mÍ me procura vergüenza, humillación, afrenta a la dignidad y la inteligencia de todos nosotros, y que me hace sentir a mí mismo como un suceso anacrónico y desubicado dentro de los hechos y el panorama del presente, como en un momento triste y una pesadilla lejana de la historia de la humanidad que ya hemos superado. Me refiero a la propaganda y publicidad de todo tipo, vacía de contenido que hace pensar que es un reclamo para los animales que se intentan cazar, y que se paga con el dinero de todo el pueblo y que deberían emplearse en ayudar a los más desfavorecidos en lugar de ser para mancillarnos y someternos. Toda esta propaganda que empapela con fotos y una frase de dos o tres palabras en modo imperativo, analizándolo desde toda y cualquier perspectiva de la psicología (os participo que a mí me da rabia y asco, tolerando todas los demás sentimientos y sensaciones).

Unas elecciones no son un circo en donde se trata de exhibir a la persona más fuerte o más inteligente del mundo. Lo mismo opino de videos perfectamente cuidados y elaborados o demandas breves sin esgrimir razonamientos ni porqués en la RTV pública, que debería estar a nuestro servicio y ser nuestra. Opino igualmente que todo esto debería estar legalmente prohibido en cualquier medio de comunicación privado, desde donde además se hace competencia desleal y al servicio de los intereses de una absoluta minoría altamente privilegiada y poderosa.

Y ahora voy a referirme a algo que a mí me provoca el lamento: me consta que sucede bastante que hay personas que deciden su voto una vez ´que ya están dentro del colegio electoral, y también, que, si las encuestas dicen la verdad, en una sola semana se cambia sensiblemente de parecer fundamentándose en un par de insinuaciones o acusaciones que no tienen ningún tipo de aval ni garantía ni comprobación de veracidad, que aparecen en dos o tres periódicos de tirada nacional y/o en alguna cadena de radio o televisión. Tanta volubilidad la comprendo y la tolero, pero no soy capaz desde mi inteligencia de justificarla, ni tampoco me corresponde, lo cual no quiere decir que no tenga para mí mis propias explicaciones subjetivas. Al fin y al cabo, ni los medios de comunicación ni los partidos y entramados políticos son nada volubles. Sí lo son rotundamente y ciertamente en cuanto a sus promesas (unos más que otros y también en mayor o menor medida según cada momento y circunstancias. En ese sentido que cada persona elija libremente), pero nunca lo son respecto a sus pensamientos, sentimientos, intenciones, finalidades e intereses particulares de cada uno.

Por último decir que yo conozco lo suficiente la política desde dentro (lo cual me ha traumatizado de por vida), ya que durante siete años milité activamente en un partido político "de cuyo nombre no quiero acordarme", en donde yo hablé poco y pocas veces pero escuché muy bien. Esto llegó a reprochárseme aunque muy solapadamente y con mucha diplomacia (pero a buen entendedor pocas palabras bastan), el caso es que ya había demasiadas personas que pugnaban, luchaban y se peleaban por hablar lo máximo y lo más alto posible, sin aportar nada constructivo ni nuevo en la mayor parte de las ocasiones; luego estas personas eran las que ocupaban todos los cargos, y los "líderes" que todo lo trapicheaban e intentaban y lo hacían todo a dedo con quién se les vendía; al fin y al cabo eran estas personas las que lo deseaban, y necesitaban un protagonismo y exhibicionismo desmedido para curar "ciertos" complejos. Los demás éramos trabajadores de equipo que tratábamos sólo de hacer una aportación al colectivo social sin pretender beneficios particulares e inmediatos. Si habitualmente los líderes de las formaciones políticas nos avergüenzan, nos desilusionan y decepcionan, podéis pensar que este es un motivo muy a tener en cuenta y muy principal para que luego esto suceda. Y ahora ya concluyo repitiendo algo que muchos ya habréis visto. No os lo pido ni os lo demando, sino que os lo suplico. En internet figuran siempre antes de cada elección los programas gubernativos de todos los partidos. Por favor, leed aunque sea aprisa y por encima todos aquellos que podáis y consideréis oportuno; supone un poco de tiempo y esfuerzo, pero es un ejercicio de alta responsabilidad, en el que nos jugamos más de lo que podemos llegar a creer o pensar en un primer momento, desde la desidia, la pereza, y también el hartazgo, la decepción y la pérdida de ilusión que mayoritariamente tenéis, y que desde luego es muy compresible y natural y de obvia explicación, pero es muchísimo más productivo que ocupar todo ese tiempo y mucho más en ver, mirar, oír o escuchar cotidianamente informaciones sesgadas, falsas, interesadas, estar ajenos a las verdades que se callan, a las cuales no tenéis acceso a través de los medios de comunicación de siempre, y bebed directamente de la fuente sin que todo pase por los filtros de esa maquinaria sofisticada, aberrante y cansina que nos lleva a pensar que una mentira repetida infinitas veces es una verdad o que cuando menos, os genere la duda de que puede serlo, de que no se sabe, de que tal vez lo sea. Luego cada persona que acuda a votar elija lo más libremente posible, de acuerdo con su personalidad, su mentalidad, sus vivencias y experiencias personales, y en definitivamente de acuerdo con su conciencia y desde su intocable libre albedrío.

Muchísimas gracias a todas las personas que os habéis molestado e interesado en leer una aportación tan irrelevante y torpe, pero bien intencionada. Espero y deseo no haber ofendido ni molestado involuntariamente e inconscientemente a nadie.

Un saludo fraterno y mis mejores deseos ahora y siempre para con tod@s vosotr@s.

Clasificación: 2.6 (23 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

José Ángel Graña Abad

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.