Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
lunes 09 de diciembre del 2019
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

El intestino delgado. Aparato digestivo parte 3

veces visto 1172 Veces vista   comentario 0 Comentarios

El intestino delgado. Aparato digestivo parte 3 El intestino delgado se define como conducto musculomembranoso que se extiende desde el estómago hasta el intestino grueso, formado de cuatro capas concéntricas:    Serosa, muscular, submucosa, y mucosa (de exterior a interior). En la pared de la mucosa se encuentran las vellosidades y en cada vellosidad microvellosidades haciendo que la superficie intestinal aumente unas 600 veces para una mayor y mejor absorción, equivalente a la superficie de una cancha de tenis. Esta superficie es una importante zona de intercambios con el medio exterior, mucho más que los pulmones y la piel. El intestino, por tanto, tiene que tener un sistema de defensa operativo. El sistema inmunitario intestinal concentra en él el 70% de las células linfoides (de defensa).   Mide de seis a ocho metros y en él se llevan a cabo las funciones de digestión y absorción de sustancias nutritivas las cuales pasarán a vasos sanguíneos y linfáticos. Se divide en tres partes:     1. Duodeno: comunica con el estómago a través del píloro. Al llegar aquí el alimento se segregan hormonas, como la colecistoquinina, que activa el páncreas y la vesícula biliar, y la secretina que estimula la producción de bilis por parte del hígado. El duodeno tiene forma de “C” y en su concavidad se encuentra la cabeza del páncreas. Mide unos 25cm y en él distinguimos cuatro porciones.    1 Porción horizontal, donde encontramos el bulbo duodenal.   2 Porción descendente en cuyo interior se encuentra la Ampolla de Vater donde van a desembocar la bilis del hígado y el jugo pancreático del páncreas.   3 Porción horizontal   4 Porción ascendente     2 . Yeyuno: formado por las asas yeyunales, de disposición horizontal ocupando la porción superior del abdomen.    3. Íleon: constituido por las asas ileales de disposición vertical y ocupando la parte inferior derecha del abdomen. Desemboca en la válvula ileocecal.    Una vez que el quimo (el alimento) pasa del estómago al intestino delgado, en el yeyuno e íleon tienen lugar, sobre todo, los procesos de absorción. Ésta se lleva a cabo por un transporte selectivo a través de la pared intestinal. Por tanto, dicho alimento que llega del estómago se mezcla con la bilis, el jugo pancreático y los jugos intestinales durante la fase química de la digestión, diferentes enzimas rompen las moléculas complejas en unidades más sencillas que de este modo pueden ser absorbidas y utilizadas. Algunas de las enzimas más importantes son la lipasa (que rompe la grasa en ácidos grasos), la amilasa (que hidroliza el almidón) y las proteasas (tripsina y quimotripsina, que convierten las proteínas en aminoácidos).     Las enzimas pancreáticas son más activas si el rango de pH es neutro, el bicarbonato, que es segregado por el páncreas, empieza el proceso de neutralizar el ácido del estómago. Las proteasas pancreáticas son segregadas dentro del duodeno como precursores inactivos (tripsinógeno, quimotripsinógeno y proelastasa), posteriormente son activadas por las enzimas del borde del cepillo (por ejemplo la enteroquinasa) para formar tripsina, quimotripsina y elastasa, respectivamente. La bilis segregada por el hígado (aproximadamente 700 ml/día) también desempeña una función en la solubilización y emulsión de los lípidos, favoreciendo la hidrólisis enzimática.  La flora intestinal representa una masa de 1 a 2kg, y está formada por más de 100 billones de bacterias, es decir, diez veces más que el número de células de nuestro organismo. Esta población tan heterogénea mantiene una simbiosis sutil y compleja en el organismo. La manera de mantener el equilibrio en la flora es con las bacterias  y sus nutrientes, los prebióticos.    E n el intestino delgado se destaca una motilidad postprandial y otra de tipo interdigestivo.   Motilidad postprandial:    Los tres objetivos fundamentales de la motilidad del intestino delgado son:    a. Mezclar el quimo con las secreciones digestivas para completar los procesos de digestión de los tres macronutrientes (monosacáridos, aminoácidos y ácidos grasos) .   b. Mover y mezclar el quimo que se encuentra en íntimo contacto con la mucosa intestinal y  así ayudar al proceso de absorción a lo largo del intestino delgado.    c. Hacer progresar el contenido intestinal hacia adelante hasta llegar a la válvula ileoce cal para su entrada posterior al intestino grueso.      Motilidad interdigestiva:    En períodos interdigestivos (después de que casi todos los nutrientes ingeridos han sido absorbidos) se instaura un patrón motor diferente, con una gran actividad, cuya finalidad es de arrastre de restos de alimentos y secreciones de la ingesta anterior, esto, junto con el vaciamiento de estos restos en el intestino grueso, evitan la entrada y proliferación de microbios bacterianos, procedentes de este último, en el intestino delgado. Es un sistema de limpieza.   Entrenador personal Madrid Estudio Life.

Clasificación: 2.7 (11 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Tu mejor entrenador personal personal trainer madrid Salud, deporte y nutrición. Fitness

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.