Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
sábado 22 de febrero del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

El analisis como parte de la dirección estratégica

veces visto 2529 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Actualmente, las organizaciones se desarrollan y crecen de una manera impresionante gracias a medidas y acciones que se toman internamente a través de la dirección estratégica comandada por la alta directiva organizacional.

Dentro de la dirección estratégica se encuentra el proceso de toma de decisiones, el cual permite en base a información real, precisa y llevando un buen análisis interno y externo, lograr alcanzar objetivos a corto, mediano y largo plazos.

Una herramienta para el análisis organizativo es realizar un análisis FODA (Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas) el cual permitirá ver el panorama global de la empresa; por un lado se conocerá la realidad interna, y en la contraparte, se conocerá el entorno con sus tendencias, modas, requerimientos, exigencias y demás. Por ello es importante el realizar el análisis para cada uno de los puntos mencionados arriba del cual se hará una descripción a continuación:

Fortalezas: son todas aquellas actividades que se realizan con un alto grado de eficiencia, calidad, exactitud y con amplia experiencia.

Oportunidades: son aquellos factores positivos presentados en el entorno, los cuáles si son aprovechados correctamente se convierten en grandes ganancias para la organización.

Debilidades: son todas aquellas actividades que se realizan con bajo grado de eficiencia, poca calidad y exactitud y con poca o nula experiencia.

Amenazas: son aquellos factores negativos que se encuentran en el entorno, los cuáles si no son contrarrestados efectivamente se pueden convertir en grandes problemas organizacionales y en grandes pérdidas para el negocio.

Las  fortalezas y debilidades se realizarán en el análisis interno de la empresa, a diferencia de las oportunidades y amenazas que se harán en el análisis externo de ella.

El éxito o el fracaso organizacional dependen de un buen análisis donde se conocerá primero (en el análisis interno) dónde se está, hacia dónde se va y con qué recursos se cuentan para llegar al objetivo planteado; y segundo, se conocerá la posición de la empresa (a través del análisis externo) y los retos y peligros que se presentan en la carrera empresarial.

La mayoría de las empresas ya está adoptando este análisis y sigue perfeccionándolo para así lograr subsistir en el mundo global, competitivo y lleno de riesgos. Los inversionistas, dueños y directivos están siempre a la vanguardia buscando mejores análisis internos y externos, pero este sin duda es el más completo y fructuoso porque cubre lo indispensable dentro y fuera de las empresas.

Clasificación: 1.7 (7 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor
No hay información sobre este autor.
¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.