Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
domingo 08 de diciembre del 2019
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Detener el cyberbullying

veces visto 1174 Veces vista   comentario 0 Comentarios

El acoso cibernético o cyberbullying se produce cuando se utilizan los medios telemáticos, como mensajes de texto, mensajería instantánea, o redes sociales para humillar o amenazar a alguien. Sus consecuencias pueden ser muy graves por lo que es importante detectarlo y detenerlo cuanto antes.

Esta es una de las mayores preocupaciones actuales para los chavales, y los padres deben ser conscientes de la realidad que rodea a sus hijos, ya estén en la escuela, con amigos, en un campamento de verano o en clases extraescolares.

¿Cómo podemos saber que se está produciendo una situación de acoso?

• Si encontramos mensajes con insultos, con la amenaza de revelar alguna información públicamente (comentarios, fotos o vídeos) o amenazas de daño físico.

• Si recibimos gran cantidad de mensajes de alguien en concreto, aunque no contengan amenazas.

• Si se hacen públicas mentiras sobre nuestra persona

• Publicar mensajes humillantes en redes sociales o mensajería instantánea

• Difundir rumores y chismes

• Compartir imágenes o vídeos con situaciones embarazosas, o manipulados con la intención de humillar.

• Encontrarnos con que alguien ha suplantado nuestra identidad, y la está utilizando para realizar conductas inapropiadas.

Actuar inmediatamente

• Identifica al acosador. Intenta personalmente, no a través de correo electrónico, detener su actuación.

• No respondas nunca a este tipo de mensajes. Si respondes estarás haciendo lo que los acosadores quieren, responder solo conlleva un empeoramiento de la situación.

• No amenaces al acosador. Sólo provocará que se mantenga el mal comportamiento, y tú puedes llegar a tener problemas.

• Guarda todos los mensajes y comunicaciones. Aunque te duela, guárdalos, es muy importante tener a buen recaudo todas las pruebas.

• Bloquea al acosador. En casi todas las aplicaciones de mensajería instantánea, correo electrónico y redes sociales hay mecanismos, fácilmente identificables, para reportar un abuso o bloquear al acosador.

• Impide que el acosador pueda contactar contigo por medios telemáticos. Dale tus nuevos datos sólo a tus mejores amigos.

• Crea nueva cuenta de correo y si la cosa se complica cambia tu número de teléfono.

Pide ayuda

• Solicita ayuda inmediatamente, no esperes. El problema no va a desaparecer por sí solo.

• Habla con tus padres, tutor, jefe de estudios. Un adulto en el que confíes. El acoso cibernético a menudo ha tenido consecuencias trágicas.

• El instituto tiene que estar al corriente de estos problemas y debe tomar las medidas adecuadas para evitarlos.

• El acoso cibernético incumple los Términos de uso de los sitios de redes sociales, proveedores telefónicos, etc.

Informa del comportamiento del acosador.

• Cuando es constitutivo de delito debe informarse a la policía: persecución, amenazas de muerte o agresión, fotos o descripciones que se puedan considerar pornografía, fotos o vídeos realizados sin consentimiento, etc.

Prevenir el acoso cibernético

• No compartas información en la red que pueda ser utilizada en tu contra.

• No reveles información a nadie, que no quisieras que se hiciera pública.

• No discutas temas privados o delicados en Internet o por el móvil. Hazlo mejor en persona.

• Emplea siempre un tono respetuoso y educado en la red. De lo contrario, tus comentarios se pueden mal interpretar.

• No envíes mensajes cuando estés enfadado o disgustado por algo.

• No participes en conductas de acoso. Aunque todos tus amigos lo hagan. Ten la suficiente personalidad y seguridad en ti mismo para detener el acoso.

• Informa a los acosadores de las graves consecuencias de su comportamiento.

• No saques fotografías ni hagas vídeos a personas sin su consentimiento.

• No distribuyas fotografías ni vídeos sin permiso de las personas que aparezcan.

• Nunca distribuir material que se pueda considerar humillante o vejatorio.

 

En general, como padres debemos estar muy atentos al comportamiento de nuestros hijos, si existe algún cambio de conducta repentino es muy posible que sea víctima de acoso y necesitará todo nuestro apoyo para superarlo.

Clasificación: 1.8 (4 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

misCampamentos

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.