Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
domingo 26 de septiembre del 2021
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Crisis politica y social y una economía fragil;. las palancas de la desaceleración chilena

veces visto 2077 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Crisis politica y social y una economía fragil;. las palancas de la desaceleración chilena

LA SITUACION ECONOMICA: Si bien es cierto Chile fue un modelo para la región, de cómo aplicar al dedillo el modelo neoliberal de economía, fomentado por los militares por 17 años y fortalecido por los gobiernos democráticos desde la transición (así se le ha denominado al período que sucedió a la dictadura y que para algunos culminó hace años y que para otros aún perdura). El modelo si bien no se agotó ni existen trazos de que esto ocurra y cambie por un modelo económico socialista, las condiciones sobre las cuales dicho modelo se cimentó hoy muchas de ellas ya no existen o se están debilitando,Curiosamente desde inicios de la transición, se gobernó desde la centro izquierda (Concertación de partidos de centro izquierda: Democracia Cristiana, Socialistas, Social cristianos, que derrotaron a Pinochet en el plebiscito, sin incluir a los Comunistas), esa coalición ha transitado al día de hoy a un Gobierno de Centro izquierda, pero esta vez sí incluyendo a los comunistas. Lo extraño de todo esto es que si bien los gobiernos eran de izquierda, sus prácticas económicas no se desviaron más allá de lo conveniente para el que modelo económico neoliberal no se desvirtuara. La gran diferencia entre los gobiernos que se han sucedido durante la transición, incluyendo al gobierno de Centro Derecha de Sebastián Piñera es: Mas Estado o Menos Estado, es decir si los gobiernos de turno deben intervenir más en el mercado para afectar el devenir del ordenamiento de la sociedad o intervenir menos. Claro que nadie hasta el día de hoy se ha hecho la tercera pregunta entre ¿+ Estado? Y ¿- Estado? O ¿Mejor Estado? Pues definitivamente el meollo de la crisis institucional que vive nuestro país hoy día, es la corrupción del aparato estatal y la venalidad con la cual funcionarios del estado, se han enriquecido usufructuado de sus posiciones de privilegio para sus propio beneficio.- El mejor ejemplo es que la nuera de la presidenta será formalizada por estafa prontamente, sin considerar que ya está encausada por soborno y otros delitos en el llamado Caso Cava y ni que hablar de los escándalos por el financiamiento delictual de la política, que tiene a próceres de todo el espectro político imputado, encausado en prisión o esperando juicio. LA SITUACION O CAOS SOCIAL En Chile la experiencia histórica constata que siempre, los segundos gobiernos de un mismo personaje han sido un fracaso y lo que ocurre hoy día con Bachelet no es distinto. Este gobierno introdujo hace 3 años un conjunto de medidas, muchas de ellas con un marcado sesgo ideológico, destinadas a generar una serie de reformas que pegaron casi mortalmente bajo la línea de flotación del modelo económico neoliberal. Se recogió todo lo que las masas pedían en las protestas del 2010 (curiosamente no solo en Chile, sino que en todo el mundo), se armó un nuevo conglomerado de centro izquierda, pero con participación activa en el parlamento y en el gobierno del partido Comunista y se construyó un programa de gobierno, que se ha convertido en una verdadera bola de fierro encadenada al pie de la presidenta, pues los resultados de todas estas reformas han sido un fiasco y cuan individuo demente, se persiste una y otra vez en defender el programa de gobierno, tal cual lo hiciera Allende hasta antes de suicidarse en la moneda. Se aumentaron los impuestos a las persona y a las empresas para financiar una educación gratuita y de calidad para todos, pero el modelo no resistió e inmediatamente se resintió la inversión, el empleo y la clase media fue la más afectada. Se prometió gratuidad en la educación y hoy eso es solo un sueño para las familias que marcharon el 2011 pidiendo esto para sus hijos y que lo más probable nunca se concrete tales anhelos. Lo curioso es que la misma clase media que voto por Bachelet ha criticado esta reforma, pues la estatización del todo el sistema educativo del país ha provocado una especie de neurosis colectiva, pues muchas familias hoy se ven expuestas a que los colegios donde estudiaban sus hijos a través de un sistema subsidiado por el estado, hoy deban cambiar a sus hijos de colegio, pues esas escuelas pronto pasaran a ser privadas o sencillamente desaparecerán. El crecimiento de Chile el 2016 fue menos de un 1,7%, guarismo exiguo si se comparan las estadísticas de crecimiento de nuestra economía en la década de los noventa con 2 dígitos de promedio. Obviamente que esta desaceleración de la economía, coincide con los indicadores mundiales con bajos precios de los comodoties, no obstante no es menos cierto que las reformas propuestas por el gobierno de Bachelet ha ralentizado aún más la economía y solo el comercio ha logrado mantener un ritmo constante de crecimiento y la actividad industrial culminando el año casi 1 a uno, índices que curiosamente han mantenido tasas de desempleo de menos de 1 dígito, pero que es incierta para el año 2017. UN GOBIERNO PUSILANIME: Creo que el mejor adjetivo, aunque peyorativo puede parecer, que describe al gobierno de Bachelet hoy en día es ese. El famoso relato que buscan instaurar cada gobierno hoy es una pesadilla, pues el gobierno de Bachelet que se fue en su primer periodo con una mayoría abrumadora, hoy no tiene legado. Piñera mantuvo los indicadores macroeconómicos bajo control y creo 700 mil empleos, es decir a lo menos no provocó daños colaterales (aunque un gobierno no puede declarar como obra de su gobierno crear empleos que luego desaparecen, dato curios el Gobierno de Allende tuvo pleno empleo y nadie lo recuerda por eso). No hay relato y creo que no lo habrá. El futuro cercano con elecciones presidenciales a menos de 1 año, provoca en la centro izquierda un cosquilleo incómodo ¿Quién quiere sentarse en la Moneda, con un gobierno y una coalición tan destruida como ese Palacio de Gobierno el 11 de Septiembre de 1973? Acrecentado esto por las divisiones dentro de la Nueva Mayoría (ex concertación), que en muchos casos genera fuego amigo contra la propia presidenta, pidiendo la cabeza de ministros y con un Partido Comunista, que quiere estar en la calle, en el parlamento y en el gobierno (oportunismo propio e histórico del PC) ¿La sociedad, la gente la población que quiere?- Esa es la pregunta que se hacen en estos momentos los políticos en Chile, para tratar de seducir a la población a que participe en política. Hoy, la política en Chile está capturada por un grupo de partidos que dicen tener una gran representación, pero con padrones electorales de los años 90 muy poco actualizados. En las primarias partidistas votas menos del 10% de los militantes y lo peor es que en las elecciones, por ejemplo en la reciente de Alcaldes y Concejales, solo voto un 34% de las personas que podía votar. Un dato para tener en cuenta, para la elección de Bachelet, en la segunda vuelta, solo votaron 4 de cada 10 personas, es decir la presidenta fue elegida por menos del 20% de los votantes del país. Inexplicablemente durante el gobierno de Piñera, se votó para cambiar de Voto Obligatorio a Voto Voluntario, los genios de la ingeniería política me imagino que pensaron que esto mejoraría la participación, pues se estableció también que la inscripción sería automática, es decir se aumentaba el padrón electoral. Todos estos cambios solo empeoraron la participación y el sistema de elecciones en Chile, sin considerar que el organismo encargado de administrar esto el Servicio Electoral, provocó un descalabro en el último padrón, donde aparecía como aptos para votar el difunto presidente Allende. Las redes sociales en Chile son un medio de expresión fuertemente desarrollado. Chile está a la vanguardia en esta parte del mundo en la tasa de digitalización de las personas; existe más de 1 celular por persona y cerca del 80% de la población tiene acceso a Internet.- la gente prefiere informarse (o desinformarse) a través de las redes sociales que de los medios tradicionales, que muestran solo lo que los grupos dominantes quieren publicar. En Chile existe libertad de prensa, pero la mayoría de los medios son cautivos de los grupos económicos y ya casi no quedan medios del estado (solo 1 canal de TV con graves problemas de financiamiento). El chileno cambió, ya no se conforma con lo que dicen sino que también desea opinar y lo hace a través del comunicado anónimo de las redes sociales o protesta en las calles. Es común ver en Chile paros prolongados de organismos del estado, que detienen la burocracia tan potente en un estado con Mucho Estado (robusto aparato estatal), hasta una simple huelga de un supermercado se mediatiza y alcanza ribetes de noticia nacional. Hay medios que centran su parrilla programática de noticias en mostrar las sombras más obscuras de nuestra sociedad: Noticiarios con 80% de noticias rojas que ensalzan la delincuencia, programas de dramatización de conflictos familiares como la famosa doctora Polo y sus símiles nacionales, reallyties.- Aunque sea curioso este dato, Chile cuenta con una altísima tasa de digitalización en los hogares de clases medias y medias bajas y porque no decirlo, también populares: basta asomarse a las poblaciones de la periferia donde las casas y hasta mediaguas una vez instalada la luz eléctrica lucen izadas las antenas parabólicas. La televisión que la gente prefiere llega a través del cable, es por ello que los canales abiertos cuentan también con señales alternativas a través del cable. Pero aún no respondemos la pregunta, que quiere la gente: Los chilenos desean lo que quieren todas las personas de otros países y conforme a una taxonomía similar: • Empleo • Seguridad policial • Seguridad Social • Justicia en una dimensión creíble ( en Chile te vas preso si te robas una gallina, pero si te robas US$10, te vas para la casa) • Estabilidad Económica • Que se garanticen ciertos derechos básicos (Educación, salud, previsión) • Que se igualen las oportunidades entre ricos y pobres (meritocracia) • Que se disminuya la brecha entre los más ricos y los más pobres • Que el estado cumpla con su rol subsidiari (alguno colocara “ser feliz”, pero eso es cuestión de cada cual) Los que digan que me equivoco, que la gente quiere todo gratis, que seamos todos iguales, que el estado sea dueño de los recursos naturales, que el socialismo es el mejor modelo para este país lleno de arribistas, que hay que volver a las viejas utopías de los sesenta, les diría que están fumando mucha cannabis, que hoy es permitida en Chile o que bajen desde las alturas donde miran el país y se den cuenta que la política y quienes la detentan han perdido toda sintonía con lo que la gente anhela. El chileno, en su gran mayoría no quiere que le regales las cosas. Estuvo y está dispuesto a pagar en la justa medida por la educación de sus hijos. No quiere que el estado decida por ellos en muchas cosas como la educación de sus hijos, la salud a la que deben acceder. Este es un país donde la iniciativa personal genera el 80% del empleo del país a través de la pequeña y mediana empresa y eso es producto de sencillas personas con iniciativa empresarial. Chile paso 17 años por una difícil dictadura que aplicó un modelo que dejo mucho hambriento, ese costo lo pagaron nuestros padres y aprendimos que solo levantándose temprano y trabajando mucho podemos salir adelante.- QUE NOS DEPARA EL FUTURO A LOS CHILENOS Bueno, está el diagnóstico solo falta el remedio diría el médico. La política y los profesionales de ella en Chile, que están al servicio de quienes los financian no tienen mucho margen de maniobra. Estamos ad portas de aventuras populistas, ya en las elecciones presidenciales pasadas tuvimos 10 candidatos, hoy el panorama no se ve distinto, pero el chileno es tradicionalista, así como no se cambia de religión, equipo de futbol, tampoco lo hace de parecer político, por lo cual los políticos de profesión seguirán monopolizando el poder a menos que: • Surjan líderes desde otras tribunas, como el empresariado. A finales de los 50 en Chile se dio una coyuntura similar, que se vio favorecida con la llegada al poder de un empresario de prestigio personal y de una moral a ultranza. Piñera no es ni se acerca al modelo de Jorge Alessandri y desde la política, caballo que repite no gana. • Una liderazgo desde centro de la política, que no sea repudiado por los extremos sería una bendición. Aún la carne está viva en las heridas entre pinochetistas y allendistas, claro que se hacen llamar de otra forma.- La Democracia Cristiana es el pivote clave para apalancar el cambio de la política en Chile y sacar del favoritismo que tienen los comunistas, que de la mano de Bachelet están en un sitial que por voto popular no les corresponde • Cambiar el sistema presidencialista a uno semi o Parlamentario. Es muy fácil ser gobierno si tienes toda la autoridad que te otorga una constitución media añeja y es más fácil ser oposición desde un estrado, viendo solo la paja en el ojo ajeno. ¿Acaso un sistema donde el ejecutivo y el legislativo deban constituir gobierno no es mejor opción para un país con tantas divisiones? La famosa asamblea legislativa para cambiar la constitución, que era parte del programa de Bachelet fue “un Chiste” • Un llamado a los jóvenes a participar, desde cualquier parte, grupo, partido político, las Ues, etc. Chile debe convertirse en una Sociedad Cívica, las elecciones deben conmovernos tanto o más que un partido de nuestra selección de futbol. Las personas deben emitir su sufragio y ojala involucrarse en la política a través de sus propias organizaciones sino les gustan los partidos políticos, esa es la única manera de hacer responsable a los políticos de su función, sabiendo que masas importantes de ciudadanos están detrás de ellos observando su actuar, es la única forma de cambiarlos y la gente debe atreverse a participar. Básico es que en los colegios se enseñe Educación Cívica. • Finalmente, no hay cambio sino existe una renovación de las estructuras del estado. No es posible que parlamentarios, alcaldes se eternicen en esos cargos por décadas, debe prohibirse la reelección de los parlamentarios. Y no se trata de más o menos estado, SE TRATA DE MEJOR ESTADO, quienes piensen que el estado debe desaparecer o es comunista o es de extrema derecha, increíblemente ambas formas de pensamiento tienen su punto de encuentro en esto, ojala el estado desaparezca para dar luz a la sociedad libre para unos, y ojala el estado sea la nada misma para que el mercado se imponga. Como ambas posiciones extremas están radicalmente erradas, solo debemos aspirar a un estado Eficiente, equilibrado y profesional. • Ojala se creen más y mejores partidos políticos que los que existen. Y sobre todo, los jóvenes con vocación de servicio, participen activamente de la política, es un deber de los jóvenes, hacerse responsables y demostrar opinión, participación y ojala liderazgo, los países les pertenecen a ellos y no a decrépitos y ancianos políticos que nada aportan desde sus jerusías partidarias. Un dato que viene al caso, Andrés Zaldivar, Senador, 80 años, va a la reelección por la Democracia Cristiana el 2017 ¿no les parece demasiado?

Clasificación: 2.6 (14 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

by Nelson Gallardo Ferrada

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.