Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
domingo 19 de enero del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

¿Cómo regular su calefacción? Para no pasar frío ni calor…

veces visto 925 Veces vista   comentario 0 Comentarios

¿Cómo regular su calefacción? Para no pasar frío ni calor…

Para mejorar la eficiencia del sistema de calefacción, aparte de medidas como la de la instalación de calderas de condensación, etc., es importante el uso y colocación adecuado del sistema de regulación de la misma. Hoy nos vamos a centrar en este elemento, nuestro amigo el Termostato. De la colocación del mismo, del buen dimensionamiento y equilibrado de los elementos de nuestro sistema de calefacción, depende una buena distribución del calor en nuestra vivienda.

El sistema es válido tanto para instalaciones con Calefacción Central como para sistemas individuales de Calefacción.

¿Qué es un Termostato?

Los termostatos tradicionales son aparatos analógicos equipados con una rueda que te permite elevar o disminuir la temperatura a la que quieres que se encuentre tu hogar. En cambio, los termostatos digitales incorporan una pantalla en la que puedes ver los grados que hay en tu casa. De esta forma, puedes graduar la temperatura en función de la información que te proporciona el medidor del termostato para mantener la temperatura de confort. Así la utilización de la calefacción será más eficiente, ya que solo consumes lo que realmente necesitas.

El cronotermostato es un equipo con mucha más precisión que los termostatos normales. Son digitales y programables, aunque existen ciertos modelos que incorporan más o menos funciones extra. Al ser programables, te permiten controlar en todo momento la temperatura por horas e incluso por días. Puedes ajustar la hora de encendido y apagado de la calefacción y programar de forma exacta la temperatura. Incluso puedes dejar el equipo programado para varios días por si vas a pasar algún tiempo fuera de tu hogar. Se pueden regular con diferentes niveles de temperatura programas de libre configuración.

Temperatura de ahorro en tu hogar

Para hacer un uso adecuado tanto del termostato como del cronotermostato, hay algunos conceptos acerca de la temperatura que debes conocer. En primer lugar, en todas las casas, existe la llamada temperatura de inercia. Así se denomina los grados mínimos que puede haber en tu hogar, independientemente de las condiciones exteriores. Esta temperatura de inercia dependerá de los materiales, la ubicación, el aislamiento e incluso el piso del que se trate.

Por otro lado, existe la temperatura de confort. Es aquella con la que te sientes a gusto en tu casa, los grados que proporcionan una sensación térmica agradable. .

La diferencia entre la temperatura de inercia y la de confort es la que se denomina intermedia -la más importante para prever cómo ahorrar en energía en el hogar-. Hay que procurar que entre la intermedia y la de confort no haya más de cinco grados. Es decir, que si la temperatura de confort para ti son 22 grados, lo normal será que mantengas la temperatura intermedia en 18 grados más o menos.

Colocación del Termostato

La colocación del termostato en la vivienda es un punto muy importante para regular el confort de la vivienda. Ese punto de situación, puede llevar, si el sistema de calefacción no está bien dimensionado, a pasar calor en algunas habitaciones o tener frío en otras.

Es verdad que se puede regular estos diferenciales de temperatura, cerrando-abriendo las válvulas de los radiadores, pero el sistema es un poco más engorroso, siendo lo óptimo y eficiente, energéticamente hablando, la regulación de la temperatura mediante el termostato modulante.

Se recomienda su colocación a no menos de 1,5 m del suelo y que no esté cerca de elementos o corrientes de aire que puedan afectar a su medición de temperatura.

Tipos de Termostatos

Los termostatos mecánicos emplean diferentes sensores tecnológicos como tiras bimetálicas, bolitas de cera, bulbos llenos de gas y tubos de aire, tanto para medir la temperatura del aire como para regularla. Los sensores se expanden o contraen dependiendo de la temperatura para activar los interruptores y subir o bajar la temperatura. Las tiras bimetálicas son los sensores más utilizados en estos termostatos.

Su funcionamiento es a través de dos delgadas tiras de metal (hierro, cobre o acero), unidas y enrolladas a una bobina. Dependiendo de la temperatura del ambiente, los metales se expanden o se contraen, haciendo que las tiras se doblen o enderecen lo suficiente como para tocar un contacto eléctrico y provocar que el sistema de climatización se encienda o se apague. Los termostatos digitales son los más sencillos del mercado y, por tanto, los más utilizados. Funcionan a través de sensores eléctricos en lugar de físicos, permitiéndonos programar una determinada temperatura. De forma que, cuando los sensores eléctricos la detectan, realizan los cambios necesarios apagando o encendiendo el sistema de climatización. La programación horaria, que permite regular la temperatura según la hora del día; la programación por días, muy útil para las segundas viviendas o viviendas de fin de semana; la programación por zonas, que ajusta la temperatura dependiendo de la habitación de la vivienda; y actualmente la opción WiFi, que nos permite controlar la calefacción a distancia y en cualquier momento por medio de nuestro Smartphone, tablet u ordenador; son algunas de las características que hacen que este tipo de termostato sea el más demandado.

Los termostatos modulantes adaptan la temperatura de los radiadores, controlando en todo momento qué temperatura tiene la estancia donde están ubicados, lo cual llevan a cabo comunicándose con la caldera de condensación para reducir la temperatura de impulsión, de forma que también se consigue controlar y reducir el consumo hasta en un 10%.

Los termostatos modulantes son de obligatoria instalación en obra nueva para regular el funcionamiento de una caldera de condensación según el Reglamento de las Instalaciones Térmicas en la Edificación (RITE), que ofrece también la opción de instalar un sistema de regulación con sonda exterior. La sonda exterior es un dispositivo que permite anticiparnos a la temperatura exterior, adaptar la temperatura de impulsión de la caldera y por lo tanto, la emisión de los radiadores.

Funcionamiento del Termostato

El funcionamiento es relativamente sencillo, cuando el mecanismo de medición de temperatura que lleva en su interior llega a la temperatura marcada por el usuario, éste manda una señal a la electroválvula o caldera para que pare la impulsión, mientras que en el caso contrario la señal será de encendido u orden para impulsión.

Esperamos que les haya gustado.

Clasificación: 1.9 (8 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

    Ingespro Soluciones en Ingeniería       ;   C/ Petra Kelly, 8 Local 3     28919 Leganés - Madrid -    &n

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.