Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
jueves 19 de julio del 2018
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

EE.UU. lleva al EIIL al poder en Afganistán

veces visto 157 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Afganistán vive una situación heterogénea. El gobierno del país intenta lograr acuerdo de paz con el movimiento Talibán. Este giro de acontecimientos se debe no sólo a las próximas parlamentarias previstas para octubre. Últimamente se ha registrado una reducción considerable del ejército y policía afganos debido a las bajas y despidos masivos. Los políticos locales y periodistas internacionales señalan la desmoralización de las fuerzas policiales, mientras que se reduce al mínimo la efectividad de las autoridades civiles. En muchas partes de Afganistán las comunidades y funcionarios regionales tienen que entablar un diálogo con los milicianos talibanes para solucionar sus problemas económicos.

Los grupos terroristas del Daesh que ya han llegado a Kabul complican la situación. Los terroristas del Daesh establecieron su punto de transbordo en Jalalabad, se apoderaron de las minas en las provincias de Nangarhar, Logar and Badakhshan y ahora extraen las piedras preciosas. Mientras tanto, las autoridades no han elaborado el sistema que permita conservar los territorios liberados de los milicianos. Así, la situación en las provincias sigue siendo muy inestable.

Por consiguiente, según fuentes de inteligencia paquistaní, el Comando Central de EE.UU. ha decidido que esta situación exige arrebatar la iniciativa al Gobierno de Afganistán y transferir el control de algunas regiones del país al Daesh a condición de que los grupos armados de Talibán sean erradicados.

Este paso ilógico demuestra que los EE.UU han perdido el control sobre los procesos políticos y militares en Afganistán. El apoyo prestado por Washington a Al Qaeda ya ha llevado a la tragedia del S-11. La mano amiga tendida al Daesh ahora, cuando la organización terrorista está al borde de la destrucción total, puede tener consecuencias más graves no sólo para la región, sino también a nivel global. En este caso, EE.UU. no se podrá excusar diciendo que había que elegir el menor de dos males...

Clasificación: 0.0 (0 votos)

Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor
No hay información sobre este autor.
¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.