Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
viernes 19 de octubre del 2018
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

La artrosis: desde el punto de vista de la fisioterapia

veces visto 94 Veces vista   comentario 0 Comentarios

La artrosis: desde el punto de vista de la fisioterapia

En Laysen Fisioterapia Vallecas recibimos muchos pacientes aquejados de artrosis; una patología que lesiona el cartílago articular, produciendo dolor, rigidez e incapacidad funcional, Es un dolor tipo mecánico, se desencadena con los movimientos y mejora con el reposo.

La artrosis no es hereditaria, pero sí tiene un componente de riesgo genético que puede hacer que aparezca con más facilidad en los sujetos que tienen una historia familiar. Tiene factores de riesgo como son la obesidad, la falta de ejercicio físico o las alteraciones en la postura.

¿Qué queremos conseguir con el tratamiento de fisioterapia? intentaremos mejorar la funcionalidad de la articulación afectada y reducir el dolor así como limitar el alcance de su evolución.

El tratamiento se basará en un programa de ejercicios terapéuticos orientados al desarrollo de la fuerza muscular y la mejora de la amplitud articular; es clave no dejar de lado esos ejercicios ya que la inactividad sienta muy mal a la articulación afectada, necesitamos ganar fuerza en la musculatura de la zona afectada para proteger la articulación y hacer que la fricción de la misma sea menor. Una musculatura fuerte ayudara en gran medida a mejorar los síntomas.

Por otra parte hay que tener muy en cuenta el sobrepeso en esta enfermedad, es crucial estar en un peso correcto por no decir fundamental, ya que cada kilo extra que tenga que soportar la articulación afectada es una agresión más a ese cartílago dañado. Muy importante alcanzar el peso adecuado.

En caso de realizar actividades deportivas recomendamos la natación, la bicicleta o caminar; en función de las particularidades de cada caso, los deportes de más impacto como correr o baloncesto (saltos) estarían contraindicados.

Junto a estas pautas haremos uso de la terapia manual para relajar la musculatura de la zona ya que en la mayoría de los casos estará rígida y con sensación de dolor, mejoraremos tanto su movilidad como aliviaremos su dolor.

La termoterapia también ha demostrado su efecto beneficioso para esta enfermedad y orientaremos al paciente a saber usarla.

 

Clasificación: 0.0 (0 votos)

Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor
No hay información sobre este autor.
¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.