Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
sábado 22 de febrero del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Entomología Forense: La utilización de insectos como material probatorio en Colombia

veces visto 594 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Introducción La Entomología es una ciencia biológica derivada de la Zoología cuyo objeto de estudio son los artrópodos. Una de sus vertientes aplicadas es la Entomología Forense, que trata cualquier aspecto relacionado con los insectos y otros artrópodos que afecte o involucre aspectos de índole legal (FORENSE., 1999). Los artrópodos presentan una enorme diversidad biológica y adaptativa, y se encuentran presentes en todos los ambientes del planeta. Por ello se relacionan e interfieren con los humanos en distintos ámbitos de interés aplicado como la entomología forense ya que estos insectos se aprovechan de restos de otros seres tras su muerte y su estudio nos ofrece información muy valiosa para fijar el momento, lugar y circunstancias de la muerte. Actualmente, la entomología forense se utiliza como herramienta en la resolución de casos criminales en Europa, Estados Unidos y Canadá, y es un campo con desarrollos investigativos importantes en el mundo, incluyendo países suramericanos como Brasil, Argentina y recientemente Colombia, aunque en este último país no se utiliza actualmente para casos legales. Entomología forense El primer caso documentado resu7elto mediante la aplicación de esta disciplina data del siglo XIII en China, en el cual se descubrió la identidad del asesino (quien era labrador) tras depositar los sospechosos sus hoces en el suelo y advertir que las moscas acudían únicamente a una de ellas (el arma del crimen) (Amendt, Krettek, & Zehner, 2004) El uso de insectos en la rama forense empezó a trabajarse como ciencia a mediados del siglo XIX. En el año 1850, Bergeret hizo la primera determinación del tiempo de muerte en un cadáver, basándose en el desarrollo de las larvas y pupas que contenía. Este fue uno de los primeros casos en que la evidencia entomológica fue admitida en un tribunal de justicia (Goff, 1993). Posteriormente, Megnin expandió los métodos de sus predecesores, proponiendo que un cuerpo expuesto al aire sufre una serie de cambios, y caracterizó la sucesión regular de artrópodos que aparecen en cada estado de descomposición (Goff, 1993). A partir de este momento la trayectoria de la entomología forense ha venido en ascenso. Muchos autores han dedicado su tiempo y conocimientos a estos estudios, dando lugar a innumerables casos policiales en los que han contribuido los entomólogos. En Colombia, a partir de 1999, se han realizado estudios sobre la aplicación de esta disciplina, las investigaciones se han desarrollado principalmente en las áreas de taxonomía y sistemática de insectos, identificación molecular de especies, ecología, tasas de desarrollo y ciclos de vida de insectos colonizadores, muestra de ello fue la implementación del laboratorio de entomología forense del Instituto Nacional de Medicina legal y Ciencias forenses que inició la prestación del servicio pericial de estimación del tiempo aproximado de muerte a partir del año 2006 recibiendo muestras de más de 650 cadáveres de 25 departamentos del país, a partir de los cuales se estableció la colección entomológica de referencia de forense con más de 50.000 ejemplares catalogados de muestras provenientes de cuerpos humanos (Camacho, 2016). Sin embargo en el año 2014 este laboratorio dejó de prestar sus servicios al igual que la colección, esta última se encuentra en custodia del instituto. No obstante mediante un convenio con medicina legal, los servicios de análisis entomológico forense fueron prestados por la Doctora Martha Wolff del Instituto de Biología de la Universidad de Antioquia, quien además publicó en el año 2006 un trabajo sobre algunos casos legales donde se utilizó esta ciencia para determinar el intervalo post mortem (IPM). Dicho convenio terminó en 2015 y desde entonces no se realizan análisis entomológicos forenses en los casos que ingresan a Medicina Legal, sin embargo aunque la entomología forense no es una herramienta legal en el país, la recopilación de datos permite utilizarla como complemento en algunos casos forenses En el marco académico se han continuado los estudios y cada día aumenta el interés de los investigadores por esta ciencia. La mayoría de estos estudios se han realizado en Medellín y Bogotá, además de algunos en Cali, Barranquilla, Santa Marta, Tunja, Popayán, Caquetá, Leticia y algunos municipios de Cundinamarca (Yusseff, 2006). Conclusiones Una vez revisada la historia de la entomología forense, se puede concluir que, esta ciencia, a pesar de ser usada desde hace más de 6 siglos por primera vez, aun es una ciencia que tiene un largo camino por recorrer tanto en el ámbito académico como legal, especialmente en países suramericanos. En Colombia específicamente es necesario reanudar su práctica para la resolución de casos legales y que sean admitidas como material probatorio puesto que en diversos casos se refleja la necesidad de recurrir a nuevas herramientas, como la entomología, para dar soporte a los dictámenes tradicionales y proporcionar resultados complementarios al análisis de una escena. Una vez sean admitida la entomología como una ciencia que apoya los procesos legales, es importante generar mayor control sobre los procesos que orientan la toma de muestras durante el procedimiento de necropsia y durante el levantamiento del cadáver por parte de la policía judicial. Resulta necesaria la reactivación de las investigaciones en la colección Entomológica de referencia colombiana y la activación de laboratorios de entomología dentro y fuera del instituto nacional de medicina legal para la investigación médico-legal de las muertes. Bibliografía Amendt, J., Krettek, R., & Zehner, R. (2004). Forensic Entomology. Naturwissenschaften, 91(2), 51-65. Camacho, G. (2016). Entomología forense en la investigacion científica y judicial de las muertes. En C. Sanabria, Patología y antropología forense de la muestre, desde las fopsas clandestinas hasta la aaudiencia pública (págs. 435-455). Bogotá: Forensic Publisher. FORENSE., C. (1999). Revista Aragonesa de Medicina Legal. Nº 1. Zaragoza: Institución «Fernando el Católico». Goff, M. (1993). Festín de pruebas: Insectos al servicio forense. En Taller de la Academia Americana de Ciencias Forenses. Memorias del taller de la Academia Americana (págs. 28-34). Boston. Yusseff, S. (2006). ENTOMOLOGÍA FORENSE: LOS INSECTOS EN LA ESCENA DELCRIMEN. Revista Luna Azul, 23, 42-49.

Clasificación: 2.5 (2 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Maestría en Ciencias Forenses

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.