Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
martes 26 de marzo del 2019
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Datos que debes conocer sobre las calderas de gas natural

veces visto 174 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Datos que debes conocer sobre las calderas de gas natural

¿Qué datos que debes conocer sobre las calderas de gas natural antes de instalarlas?
 
En este breve articulo trataremos de ayudar a los propietarios de Calderas de Gas a mejorar y evitar problemas en eficiencia y otros aspectos que se deben de tener en cuenta. Es importante saber a qué temperatura poner la caldera. Teniendo en cuenta que la misma debería estar entendida entre los 50 y 70 grados, de esto dependerá que los radiadores sean aptos para la vivienda, además del uso del termostato para regular la temperatura a la que tengas regulada la calefacción y el tiempo que emplees en ventilar la vivienda, así como también la temperatura a la cual tiene regulada la calefacción.
 
Debemos destacar que según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía, se recomienda que la temperatura no exceda de 21 grados durante el día, y 17 grados durante la noche.
 
Por otro lado, también debes conocer a qué presión tiene que estar la caldera de gas, lo recomendable es que esté en torno a una presión de 1,2 bar, considerando un 25% hacia arriba o hacia abajo. Si no te aseguras desde el principio puede ser causa de las averías de las calderas de gas.
 
Factores de seguridad
 
Las calderas de gas, aunque existan diferentes tipos y clasificaciones que hoy en día se encuentran en el mercado, coinciden todas en el mismo objetivo, ser aparatos totalmente recomendables para el calentamiento del agua potable del hogar durante los fríos meses invernales del año.
 
Su sistema de trabajo se asienta en el hecho de trasladar energía térmica de una fuente disponible de calor a una red de tuberías por donde el citado líquido se transmite.
 
¿Có ;mo evitar los daños en las calderas de gas?
 
Uno de los daños más comunes es la pérdida de la capacidad de calentamiento del dispositivo, que podría estar causada por una alta presión hídrica, o durante su estado contrario. ¿Cómo se puede prevenir? Anteriormente explicábamos que se recomienda mantener la presión en 1,2 bar.
 
El sensor de la presión puede ser el indicador del problema en cuanto al segundo caso que sería una baja de presión hídrica, apoyados por la válvula de seguridad y el vaso de expansión cuando el límite de presión general excede sus niveles habituales.
 
Otra significativa avería que suele suceder de forma muy frecuente son las fugas y los goteos, bajo los cuales puede apreciarse una enorme pérdida del volumen general de procesamiento de la caldera. Pocas veces esto ocurre por una mala colocación del sistema, en estas ocasiones el intercambiador de placas al estropearse, produce un exceso de presión que conlleva a la rotura de las uniones entre tuberías. Una situación también limitada por la oxidación y cuya liquidez necesita única y exclusiva ayuda profesional.
 
Por último, cuando el sistema interno presenta ruidos indeseados, o sonidos como silbidos y burbujeos, se puede deber a la degradación de la bomba de agua, cuyo efecto será siempre la entrada de aire al sistema.
 
Una ventaja particular que tienen las calderas de gas es que estos ruidos que presentan son señales de que algo va mal. Así que al comenzar a escucharlos se puede buscar una rápida solución para evitar daños graves. De esta manera cuando la avería sea muy grave lo más aconsejable será su inmediato reemplazo.
 
Debemos tener en cuenta que a este tipo de aparato se le debe hacer un constante mantenimiento y chequeo para evitar daños a futuro.
 
Inspección y revisión
 
El proceso de mantenimiento de todo sistema de gas doméstico conlleva dentro de sí el encuentro con múltiples técnicos.
 
La inspección y la revisión son términos que no deben confundirse, las diferencias entre los mismos no solo se encuentran en la periodicidad de sus supuestos, sino además en el área sobre el cual su proceso es trabajado.
 
Una inspección suele realizarse de forma global sobre todos los sistemas domésticos de gas, esto con la intención de asegurarse que todo esté
 
funcionando de manera correcta para mantener la adecuada seguridad familiar, con un intervalo no mayor a los cinco años.
 
Por otro lado, la revisión se enfoca en el buen funcionamiento de cada una de las partes de las calderas de gas, siempre de forma preventiva, para así lograr una detección temprana de cualquier problema que la caldera pudiese presentar a futuro.
 
Recomendaciones
 
* Revisión periódica: De manera obligatoria, cada dos años. A su vez, es recomendable que al menos una vez al año sean chequeadas, preferiblemente antes de que empiece el invierno. La idea es estar preparado ante las bajas temperaturas invernales.
 
* Tipo de vivienda: Otro aspecto importante que se debe cuidar es el tipo de vivienda al que se le instalará la caldera. Dependiendo del número de baños con que cuente la vivienda o las necesidades de calefacción de cada hogar, habrá calderas más adecuadas y que funcionen mejor

Clasificación: 0.0 (0 votos)

Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

calderas de gas

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.