Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
domingo 20 de septiembre del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Una breve introducción a Le Corbusier

veces visto 375 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Durante el período de entreguerras surgió en Francia un nuevo estilo arquitectónico asociado a una única personalidad, Le Corbusier. Las primeras viviendas construidas por él, todas en su Suiza natal, fueron variantes de los edificios Arts and Crafts de la preguerra. Le siguieron edificaciones influidas por el Deutsche Werkbund. Le Corbusier también estaba familiarizado con la construcción en hierro y hormigón. El momento decisivo en su carrera llega en 1916, año en el que se traslada a París y conoce al pintor Amedee Ozefant. Ambos desarrollan una nueva forma de máquina estética, a la que denominan purismo,y fundaron una revista para difundir sus ideas, L’Esprit nouveau (1920-1925). El purismo giraba esencialmente alrededor de dos ejes: la necesidad práctica, que sólo se podía satisfacer con formas funcionales desarrollas empíricamente, y la búsqueda de arquetipos, formas ideales que estimularan tanto los sentidos como el intelecto. Le Corbusier dejó su impronta primero en Francia, no a través de lo que había construido, sino mediante proyectos y escritos teóricos, entre los que destaca su en sayo Hacia una arquitectura, publicado por primera vez en L’Esprit nouveau y después como libro en 1923. Entre las cosas que le interesaban en aquel momento se encontraban el proyecto de una casa absolutamente básica, la Maison Citrohan, así llamada en reconocimiento al automóvil Citroën, y el proyecto de una ciudad moderna ideal, la Ville Contemporaine, obras que fueron mostradas en el Salon d’Automne de 1922. En 1925, el Pabellón de L’Esprit Nouveau, una versión en realidad de la Maison Citrohan remodelada como un apartamento con una terraza adyacente más que como una casa aislada, formó parte de la Exposition des Arts Décoratifs celebrada en París. Fue una réplica de contundente al fastuoso estilo déco que dominó la muestra, y sirvió como sumario de lo escrito en su libro. En el abogaba por un estilo de vivienda funcional, una “máquina para vivir”, una casa que se pudiera producir en serie. Un instrumento bello, en definitiva, como todas las herramientas de trabajo.

Clasificación: 1.2 (5 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

La Web de todo lo geométrico, figuras geométricas, arte y tendencias

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.