Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
miércoles 26 de febrero del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Efectos positivos y negativos de la marihuana usada como tratamiento medicinal

veces visto 177 Veces vista   comentario 0 Comentarios

POSITIVES AND NEGATIVES EFFECTS OF WEED LIKE MEDICAL TREATMENT.

RESÚMEN

Este artículo postula los diferentes efectos del uso del cannabis de forma medicinal; tanto positivos como negativos; en la actualidad existen opiniones divididas respecto a la legalización de la marihuana para fines medicinales y recreativos, puesto que a pesar de los estudios e investigaciones que se han realizado respecto a sus beneficios y consecuencias, existe mucho rechazo al uso de esta sustancia sin pensar en los resultados positivos que tiene el cannabis sobre algunos dolores o enfermedades, ocasionando una sensación de alivio o mejoría en los pacientes que lo necesitan; si bien es cierto que se piensa que al legalizarla se incrementa el consumo de la sustancia hay que mirar también lo que esta clase de tratamientos alternativos pueden significar para el paciente que los necesita, y que con la legalización de la misma se facilita el acceso a las sustancias que se necesitan para llevar a cabo los tratamientos.

Palabras clave: Cannabis, terapias complementarias, patología, pacientes, reacciones adversas, sistema nervioso central. (DeCS)

ABSTRACT

This article explain the differents effects of the use of cannabis for medical treatments, positives and negatives, actually it exist a diversity of opinions about weed´s legalization  for medical and recreational treatments. Despite the studies and investigations around the consequences and benefits, it exits a lot of rejection about the use of this substance  without thinking about the positives resolves of cannabis at some diseases or pains, causing a sense of relief or improvement at a patients who needs it. Even though if people think when weed´s legalization will take place it would increase the consumerism of the substance, we must check the effects of this kind of alternative treatments  and what it mean to the patient who needs them. The legalization of cannabis facilitates the access to other substances that patients would need to carry out other treatments. 

Keywords: Cannabis, complementary therapies, pathology, patients, adverse reactions, central nervous system. (MeSH)

INTRODUCCIÓN

La marihuana (Cannabis sativa L.) es una sustancia derivada del cannabis que actúa principalmente en el sistema nervioso central (SNC), específicamente en las neuronas (1).  Esto se debe a la similitud entre los químicos cannabinoides existentes en la marihuana y los mismos químicos que se producen endógenamente en el cuerpo. Por esto cuando se consumen dichas sustancias, los químicos exógenos ocupan el lugar funcional de algunos neurotransmisores, los cuales serán aceptados por los receptores neuronales (CB1 y CB2) quienes posteriormente podrán transmitir mensajes mediante sinapsis o comunicaciones neuronales (2). Los cannabinoides más exuberantes son el Δ9-tetrahidrocannabinol (THC) que tiene propiedades psicoactivas y el cannabidiol (CBD) que no tiene propiedades psicoactivas (3). Las principales rutas de administración de los productos derivados de la marihuana son inhalación de cigarrillos e ingestión de alimentos o líquidos que contengan la planta. Se han estudiado otras rutas de administración y formas de liberación con propósitos terapéuticos, como son las vías rectal, dérmica y sublingual (4). La ingesta por medio de inhalación puede ser fumada por medio de cigarrillos, por medio de vaporizadores o por inhalación pasiva en caso de estar en presencia de consumidores; por medio de vía oral como infusión o macerada con alcohol. Sumado a esto la marihuana ha sido utilizada como analgésico, antiepiléptico y otros tratamientos para diferentes enfermedades.

MATERIALES Y MÉTODOS

Los documentos que se usaron como referencia para el texto fueron artículos de revisión tomados en su mayoría de Scielo, los cuales divergían entre el uso de la marihuana, sus efectos en determinadas enfermedades, su legalización; entre otros.

Como fue expuesto anteriormente la marihuana actúa principalmente en el SNC, especialmente en el cerebro por lo que este es el primer órgano que se verá afectado por el consumo de esta sustancia. En el cerebro se encuentran receptores específicos como el CB1 y CB2 que van a estar encargados de interactuar con los cannabinoides. Estos receptores poseen una amplia distribución en todo el cuerpo principalmente en el SNC, sistema inmunitario y terminales nerviosos (5), cuando el consumo de la marihuana se convierte en algo constante dichos receptores irán perdiendo sensibilidad, lo que a largo o mediano plazo causará que estos se deterioren, a raíz de la conclusión anterior cuando estos receptores deteriorados reciben estimulación van a generar una respuesta fallida (6)  y es en este caso en el que entran las preocupaciones de ciertos países que argumentan que los pacientes que utilizan cannabis terminarán abusando de esta sustancia, que los riesgos del cannabis medicinal superan sus beneficios (7) para no legalizar su uso en esta área, también se ha concluido en algunos estudios que el cannabis puede conllevar un riesgo directo de depresión y ansiedad (8). Ya que existe una asociación entre trastornos emocionales y conductuales de la adolescencia y consumo de marihuana. El uso de esta sustancia se asocia a (...) psicosis paranoide y trastornos conductuales (9).

Causando que en el paciente se pueda producir catalepsia, confusión, dificultad a la hora de los procesos de memorización, agresividad, depresión, disminución de la presión arterial y puede llegar a afectar la secreción hormonal, es decir, disminuir la producción de hormonas fundamentales como la FSH y LH. Además de esto es común encontrar efectos como déficit tanto cognitivo como motor bajo efectos de esta sustancia, dichos efectos negativos de la marihuana sobre las funciones cognitivas pueden persistir por varios días (10) en los cuales se encuentra la poca capacidad de establecer eficientes conexiones neuronales, por lo que se les dificulta el aprendizaje y no hay reacción a estímulos, razón por la que sus respuestas son lentas. El cannabis además puede desarrollar una tolerancia farmacológica, esto hace que el efecto del medicamento disminuya y el paciente se vea obligado a aumentar la dosis de consumo de este medicamento lo que tendría otro tipo de consecuencias. El THC, tiene tolerancia ya probada para los efectos psicodislépticos, y el efecto analgésico del cannabidiol, tiene un efecto techo, a partir del cual ya no se produce la analgesia (11)El cuerpo funciona conjuntamente para producir respuestas y así tener un funcionamiento idóneo. El cerebro es el centro de control de todo el cuerpo por lo tanto si este se ve afectado generará que más funciones se vean perjudicadas de manera directa o indirecta, ya que tiene la capacidad de activar otros mecanismos fisiológicos como por ejemplo a nivel gástrico. De este modo la ingesta de alimentos y el metabolismo de los nutrientes se verán afectados por el consumo excesivo de cannabis, esto se podría ver como un efecto indirecto del SNC y puede ser evidenciado cuando este actúa de manera directa en el hipotálamo, se disminuye la saciedad y aumenta el apetito creando así un déficit en el equilibrio metabólico. También vamos a encontrar efectos directos del SNC como ocurre por ejemplo en el hipocampo donde este se ve afectado y como resultado tendremos la pérdida de memoria a corto plazo (12). Además, podemos encontrar que en el sistema reproductor masculino El tetrahidrocanabinol puede reducir la movilidad de los espermatozoides hasta en el 40% y el 30% de ellos, son incapaces de producir la enzima necesaria para atravesar la membrana externa del óvulo (9) Lo cual va a dificultar la reproducción del hombre y de esta manera el tener descendencia. Como sabemos una de las formas de consumir cannabis es por medio de la inhalación, por lo tanto, esto podría conducir a enfermedades tales como cáncer de pulmón, enfisema bulloso, disminución de la función pulmonar, entre otros (13).

Los efectos negativos que vimos anteriormente pueden ser utilizados para efectos colaterales de ciertas enfermedades y tener resultados muy positivos. Además, ha sido aprobada por instituciones como la Food and Drug Administration (FDA) para ser usada en enfermedades que tengan ciertos tipos de efectos colaterales.  En casos como el cáncer, SIDA e incluso desnutrición se utiliza el cannabis para contrarrestar los efectos secundarios que este déficit o enfermedad puedan causar. Se aprobó su uso para controlar las náuseas y los vómitos producidos por la quimio y radioterapia, y para estimular el apetito en pacientes con SIDA y desnutrición (14). El cannabis es usado como un antiemético muy efectivo ya que es una medicina no invasiva, que permite mejorar las condiciones de los pacientes cuando padecen ciertas enfermedades. Su efectividad ha sido probada en varios países como Estados Unidos, en el cual desde marzo del 2017, 28 estados (...) han promulgado leyes que permitan el uso de cannabis medicinal (15)  y México , en donde el consumo de este es legal en ciertos estados, al igual que en el país mencionado anteriormente,  en donde se han obtenido resultados positivos La conclusión del meta–análisis fue que los cannabinoides sintéticos eran superiores a los medicamentos antieméticos utilizados en pacientes con quimioterapia antineoplásica (16, 17).

Desde el nacimiento el ser humano ha demostrado ser un sujeto que se interesa por aprender del entorno en el que se desenvuelve. Para esto el individuo debe estar dotado de atención y todo su sistema nervioso debe estar funcionando correctamente. Como vimos anteriormente, el cannabis puede llegar a afectar los receptores neuronales sin embargo el daño que ocasiona es temporal. Por ejemplo, con cualidades como la atención, la cual se verá afectada por un corto plazo los estudios muestran que ésta causa una alteración de la atención transitoria que es evidente a los siete días de haber consumido, pero que desaparece a los 28 días (18). Por lo tanto, el daño que la marihuana genera en el sentido de la atención es momentáneo y con el transcurso de los dos este sentido regresa a la normalidad.

A continuación, se hablará de los efectos benéficos que tiene el uso de la Marihuana en los diferentes sistemas del cuerpo humano, los usos de esta sustancia de forma medicinal son los efectos broncodilatadores, han ayudado a los asmáticos, pues su efecto broncodilatador dura hasta dos horas y no exacerba el asma cuando se inhala de forma limpia (19) También se encuentra el cardio protección al preservar la vasodilatación dependiente del endotelio inducida por la serotonina (19), la cual es completamente funcional después de que un paciente haya sido inducido a una isquemia.

El uso de la marihuana por medio de inhalaciones puede generar alivio o un efecto positivo en pacientes con determinadas enfermedades En cuanto al uso de la marihuana vía inhalada por pacientes con dolor neuropático y dolor crónico, se ha evidenciado buena respuesta en pacientes con aquellas indicaciones (...) la relación entre el uso de marihuana y síntomas respiratorios crónicos (tos, flema, estornudos y dificultad respiratoria) han encontrado una relación positiva entre fumadores activos y síntomas de bronquitis crónica (tos productiva y disnea), en ausencia de distrés respiratorio y cáncer de pulmón (20) lo cual podrían mostrar que el consumo de marihuana en ciertos pacientes puede ayudar a disminuir las dolencias de los mismos, sin embargo su uso a largo plazo por este medio puede ser perjudicial para la salud de quien lo usa. Además, se pueden encontrar otros efectos benéficos de la marihuana en el informe de The National Academies of Sciences, Engineering and Medicine de los Estados Unidos concluye que la evidencia del uso de cannabinoides orales es contundente para evitar las náuseas producidas por la quimioterapia, para controlar la espasticidad asociada a la esclerosis múltiple (7). Casos en los que los pacientes se sienten mal y han podido aliviar cierta parte de su dolor con la marihuana.

El trastorno de estrés postraumático es una afección que se desencadena después de la vivencia de un suceso o evento traumático ocurrido en el pasado, usualmente para este tipo trastornos son recetados fármacos comunes como ansiolíticos y antidepresivos, sin embargo estos tienen un impacto corto y pueden tener efectos secundarios, debido a lo anterior  fueron probados en los pacientes los cannabinoides sintéticos y encontraron que a una minoría de las personas les ayudaba a reducir la sintomatología del TEPT, por lo tanto se podrían realizar estudios con más personas para ver si realmente este podría ser el tratamiento adecuado (21). Una de las razones por las que se intenta obtener resultados positivos en los pacientes con TEPT es por el uso que se le da al cannabis para el tratamiento del insomnio por su efecto relajante (22).

Según estudios se ha encontrado que el cannabis disminuye el dolor neuropático demostrando que los receptores de cannabis en el sistema nervioso central y periférico modulan la percepción del dolor causado por enfermedades como el VIH, los hallazgos de este artículo abren las puertas para que se inicien más investigaciones y le puedan brindar una mejor calidad de vida a pacientes con VIH (23). En países como Chile han verificado los efectos terapéuticos del cannabis por lo que recomiendan que para una mejor absorción la sustancia sea ingerida por medio de inhalación (24, 25).

CONCLUSIÓN

A pesar de que existen diversas posturas acerca del consumo de marihuana esta puede ser de gran utilidad en algunos tratamientos medicinales, puesto que entre otras cosas ayuda a reducir los dolores crónicos, funciona como calmante para ciertos trastornos psiquiátricos como el TEPT, se debe tener en cuenta que su consumo excesivo trae consecuencias nocivas para la salud del consumidor, sin embargo, no deberían cerrarse las posibilidades de incursionar su consumo como un tratamiento alternativo para determinadas enfermedades o sintomatologías; dejando abierta la posibilidad de ser incluida en las sustancias permitidas legalmente para tratar ciertos problemas de salud.

NOTA: Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

REFERENCIAS

1.      Torres LM, Trinidad JM, Calderón E. Potencial terapéutico de los cannabinoides. Rev Soc Esp Dolor. junio de 2013;20(3):132-6.

2.      Suero-García C, Martín-Banderas L, Holgado MÁ. Efecto neuroprotector de los cannabinoides en las enfermedades neurodegenerativas. Ars Pharm Internet. 2015;56(2):77-87.

3.      Brucki SMD, Frota NA, Schestatsky P, Souza AH, Carvalho VN, Manreza MLG, et al. Cannabinoids in neurology – Brazilian Academy of Neurology. Arq Neuropsiquiatr. abril de 2015;73(4):371-4.

4.      Escobar Toledo IE, Berrouet Mejía MC, González Ramírez DM. Molecular Mechanism of Addiction to Marihuana. Rev Colomb Psiquiatr. marzo de 2009;38(1):126-42.

5.      Expósito CL. El Cannabis en la práctica Clínica. Rev Fac Med. julio de 2003;26(2):127-30.

6.      Fuentes R, Medina P, Nazar C. Consideraciones perioperatorias en pacientes consumidores de drogas ilícitas de uso frecuente. Rev Chil Cir. octubre de 2016;68(5):384-9.

7.      Carracedo S. Consideraciones bioéticas sobre la relación médico-paciente para el uso del cannabis medicinal en Perú. Rev Peru Med Exp Salud Pública. 26 de agosto de 2019;36:334-40.

8.      Patton GC, Coffey C, Carlin JB, Degenhardt L, Lynskey M, Hall W. Cannabis use and mental health in young people: cohort study. BMJ. 23 de noviembre de 2002;325(7374):1195-8.

9.      Rosales Casavielles YE, Góngora Herse M, de la Rosa Rosales EJ. La marihuana y los efectos que provocan en los seres humanos. Correo Científico Méd. junio de 2017;21(2):557-60.

10.    Rodríguez Carranza R. Los productos de Cannabis sativa: situación actual y perspectivas en medicina. Salud Ment. junio de 2012;35(3):247-56.

          11.    Universidad Católica Luis Amigó, Castaño Pérez G, Velásquez E, Asociación Colombiana de Adiccionología, Olaya Pelaéz A, Universidad de Antioquia. Aportes al debate de legalización del uso medicinal de la marihuana en Colombia. Rev Fac Nac Salud Pública. febrero de 2017;35(1):16-26.

12.    Morales Basto JP, Poveda Espinosa E, Morales Basto JP, Poveda Espinosa E. Efectos del consumo de marihuana en adultos sobre la ingesta y el metabolismo de los nutrientes: una revisión. Rev Esp Nutr Humana Dietética. septiembre de 2017;21(3):280-92.

13.    del Bosque J, Fernández C, Sánchez Huesca R, Díaz DB, Gutiérrez López AD, Fuentes Mairena A, et al. El problema del consumo de cannabis: el papel del Sector Salud. Salud Ment. abril de 2013;36(2):149-58.

14.    Rangel- Miranda FE. Preguntas claves sobre la marihuana medicinal en el contexto legal colombiano. MÉD.UIS. 2016;29(3):7-11.

15.    Codas M, Haurón G, Achucarro D, Usher F, Pescador Ruschel MA, Sebriano M, et al. Cannabis in chronic pain - An indication supported by scientific evidence? Rev Virtual Soc Paraguaya Med Interna. septiembre de 2018;5(2):12-8.

16.    Villanueva, Cleva Los pros y los contras del uso de la mariguana Cuicuilco, vol. 17, núm. 49, julio-diciembre, 2010, pp. 13-30 Escuela Nacional de Antropología e Historia Distrito Federal, México.

17.    Ángeles López GE, Brindis F, Cristians Niizawa S, Ventura Martínez R. Cannabis sativa L., una planta singular. Rev Mex Cienc Farm. diciembre de 2014;45(4):1-6.

18.    Torres G, Fiestas F. EFECTOS DE LA MARIHUANA EN LA COGNICIÓN: UNA REVISIÓN DESDE LA PERSPECTIVA NEUROBIOLÓGICA. Rev Peru Med Exp Salud Publica. :8.

19.    Veyna-Rocha AI, Torres-Hernandez R, Aleman-Ortega C, Carrion-Mora OA, Veyna-Rocha AI, Torres-Hernandez R, et al. Madre inhaladora de canabinoides; un problema, un reto y lo que debemos considerar; reporte de un caso. Anest En México. agosto de 2017;29(2):34-43.

20.    Nizama-Valladolid M. Desmitificación del uso medicinal de la marihuana: argumentos médicos, científicos y sociales en contra de su legalización. Acta Médica Peru. julio de 2017;34(3):231-6.

21.    Orsolini L, Chiappini S, Volpe U, De Berardis D, Latini R, Papanti GD, et al. Use of Medicinal Cannabis and Synthetic Cannabinoids in Post-Traumatic Stress Disorder (PTSD): A Systematic Review. Medicina (Mex). septiembre de 2019;55(9):525.

22.    Prospéro García O, Méndez Díaz M, Ruiz Contreras AE, Alvarado Capuleño I, Rosenthal L. Insomnio, estrés y canabinoides. Salud Ment. junio de 2011;34(3):211-8.

23.    Ellis RJ, Toperoff W, Vaida F, Brande G van den, Gonzales J, Gouaux B, et al. Smoked Medicinal Cannabis for Neuropathic Pain in HIV: A Randomized, Crossover Clinical Trial. Neuropsychopharmacology. febrero de 2009;34(3):672-80.

24.    Avello L M, Pastene N E, Fernández R P, Córdova M P. Potencial uso terapéutico de cannabis. Rev Médica Chile. marzo de 2017;145(3):360-7.

25.    Avello L M, Pastene N E, Fernández R P, Córdova M P. Potencial uso terapéutico de cannabis. Rev Médica Chile. marzo de 2017;145(3):360-7.

     ;        & nbsp;       &nb sp;         ;        & nbsp;       &nb sp;         ;        & nbsp;       &nb sp;         ;        & nbsp;       &nb sp;         ;        

r

 

 

 

Clasificación: 1.0 (1 voto)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Catalina Báez Quintero, Mariana Herrera Caicedo, Sofía Machado Ospina, María Camila Peña Bedoya.   

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.