Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
sábado 31 de octubre del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Efectos del tabaquismo sobre el Síndrome del Intestino Irritable

veces visto 550 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Efectos del tabaquismo sobre el Síndrome del Intestino Irritable

El Síndrome del intestino irritable es un trastorno que afecta el intestino grueso. También se conoce con los nombres de otras enfermedades funcionales al intestino,  como colitis mucosa o colon espástico, colon irritado.

Se presenta con síntomas  como calambres o dolor abdominal, diarrea, estreñimiento, distensión abdominal y flatulencia.  

Sin embargo a pesar de que también se presenta la colitis, nunca debe ser interpretada como una enfermedad inflamatoria del intestino.

El Síndrome del Intestino Irritable no es un trastorno peligroso y no es contagioso ni canceroso. El mayor efecto que tiene en un paciente  con esta dolencia es que le va a causar estrés e incomodidad, ya que le interrumpe sus actividades diarias.

Fumar y el Síndrome del Intestino Irritable.

 Fumar y el síndrome del intestino irritado están muy relacionados. Fumar no sólo causa cáncer de pulmón, sino también empeora los síntomas del síndrome de intestino irritable. El tabaco, así como la cafeína y el alcohol también empeoran los síntomas del colon irritado. 

Realmente no importa si  fumas, si masticas o inhalas tabaco. Los hechos siguen siendo que el tabaco es un irritante del tracto digestivo potente, carcinógeno y estimulante.

Las personas con síndrome del intestino irritable tienen sensibilidad digestiva y son muy sensibles a ciertos estímulos. Pueden ser por los alimentos o incluso las simples acciones del despertar. 

El tabaco es uno de los peores factores que desencadenan los síntomas del síndrome irritable del intestino y puede causar varios tipos de cáncer.

El Tabaco en general, afecta a casi todas las partes del sistema digestivo.  Causa reflujo y ardor de estómago, dos condiciones que los pacientes con colon irritado, tienden a adquirir. 

Y como el daño de fumar es en el esfínter esofágico, el contenido de ácido del estómago, tiende a fluir hacia arriba y hacia abajo en la porción inferior del esófago.

La bacteria Helicobacter pylori o la irritación resultante de medicamentos anti-inflamatorios no suele causar úlceras, sin embargo, fumar aumenta la posibilidad de la úlcera péptica. 

No sólo eso, el tabaco también dificulta la curación y hace que la úlcera vuelva a ocurrir con más frecuencia. Esto se debe a que fumar empeora diez veces la perforación de la úlcera. 

Además de la úlcera y provocar los síntomas del síndrome del intestino irritado, el tabaco aumenta la probabilidad de la enfermedad de Crohn. También puede llevar al desarrollo de cálculos biliares.

La nicotina que se encuentra en el tabaco no es sólo un elemento adictivo, sino también un veneno que tiende a debilitar el esfínter esofágico inferior. 

Esto conduce a una mayor producción  de ácidos en el estómago y, al mismo tiempo disminuye la producción pancreática de bicarbonato de sodio, que es una sustancia importante en la lucha contra la producción de ácido del estómago.

Además de la nicotina, el tabaco también contiene más de cuatrocientos toxinas y por lo menos cuarenta y tres agentes carcinógenos conocidos. 

Todas estas sustancias perjudiciales entran en el torrente sanguíneo y se llevan a través del tracto digestivo, por ello se desencadena los síntomas del colon irritado. 

Del mismo modo, la inhalación de humo del tabaco también puede causar flatulencia, eructos y distensión que son síntomas del síndrome del intestino irritado.

En fumadores, sobre todo, es conocido que puedan tener:

  • cáncer de colon, 

  • de vejiga, 

  • riñ&oac ute;n, 

  • páncreas y 

  • estómago.&nbs p;

Además, fumar a largo plazo, también aumenta la posibilidad de cáncer colorrectal. 

Inhalar o tragar el humo del tabaco puede traer carcinógenos hasta el colon. El tabaco también tiende a aumentar el tamaño de pólipos en el colon lo que significa que cuanto mayor sea el pólipo mayor será la posibilidad de que se conviertan en cáncer. 

Los estudios muestran que al menos el 12% de los cánceres colorrectales son el resultado directo del consumo de tabaco.

Por último, el tabaquismo no sólo es un factor que puede provocar síndrome de intestino irritable, sino que además, tiene mayores riesgos para la salud, como el cáncer. 

Por tú bien,  deja de fumar.

Toma el control de tu salud y tu bienestar.

 

Clasificación: 3.0 (1 voto)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Roberto Jose

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.