Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
miércoles 21 de octubre del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Qué preguntas hacer para encontrar tu entrenador personal perfecto

veces visto 162 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Qué preguntas hacer para encontrar tu entrenador personal perfecto

Cuando te decidas dejar de lado tu vida sedentaria, o bien necesitas un empujón o una motivación extra en tu rutina de entrenamiento habitual, o porque sientes dolores y los gimnasios convencionales no te ofrecen un servicio adecuado, entonces es hora de que te plantees contratar los servicios de un entrenador personal.

Un entrenador personal es un profesional del ejercicios físico que dispone de una formación adecuada para configurar y llevar a cabo rutinas de entrenamiento personalizadas y acorde al cliente con el que trabaja.

Gracias a la ayuda de este profesional, lograrás llegar a tus objetivos de una manera eficiente, respetando el camino, es decir, cuidando la técnica del ejercicio, relizando un entrenamiento coherente y adecuado a tus particularidades y aprendiendo a mantenerte en el día a día.

Un buen entrenador personal, no solo te entrenará, sino que también te enseñará a cómo debes realizar los ejercicios, cuál es el entrenamiento que mejor te funciona de acuerdo a tus características, etc., será también un maestro.

Algo fundamental a la hora de buscar este tipo de profesional es indagar sobre su formación y su currículum, dado que, lamentablemente, en esta profesión hay mucho intrusismo y entrenadores que dicen ser profesionales que no disponen de la formación adecuada, desconfía de los precios baratos, la calidad tiene su valor, no solo mires el dinero, tu salud no tiene precio.

Debes ser exigente y valorar en quién dejas esa responsabilidad.

Cómo encontrarás a tu entrenador personal perfecto

Las recomendaciones de amigos o familiares pueden ser una buena forma de empezar, eso sí, tampoco te fíes ya que a ese familiar o amigo han podido venderle cosas que no son, indaga sobre el profesional SIEMPRE.

Si no conoces a nadie que pueda recomendarte uno, lo que puedes hacer es hacer una búsqueda sobre los profesionales que hay en tu ciudad. Ingaba bien sobre sus currículums, sus redes sociales, opiniones de clientes, etc.

Cuando hayas seleccionado un posible cantidato, el siguiente paso es concretar una cita con el profesional, para que así, podáis determinar la compatibilidad personal.

En relación a esta primera toma de contacto, te indico tres preguntas básicas a través de las cuales podrás obtener una gran información sobre el profesional.

1. ¿Cómo podrías ayudarme a lograr mis objetivos?

La respuesta a esta pregunta debería ser algo así como: «para ayudarlo a alcanzar sus objetivos, trabajaré con usted de forma global, es decir, combinando un programa de ejercicios acorde a su condición actual y a sus particularidades, combinándolo con asesoramiento y consejo nutricional«.

Esta es una respuesta muy coherente y acertada si la recibes del profesional, de primeras, ya te digo que puede que hayas encontrado a tu entrenador personal.

Huye de los «milagros» y de las falsas promesas, debe ser una respuesta acorde a la realidad y viable, piensa que imposible poder determinar el programa que se utilizará para cada persona, para ello, debemos conocer cómo se adapta la persona al ejercicio físico e ir combinando métodos de entrenamiento hasta dar con el adecuado, es decir, no es una ciencia exacta.

También debemos valorar el «feeling» que sintamos a la hora de hablar con el profesional, piensa que es un servicio muy cercano, debes congeniar con el profesional y sentirte cómodo con él.

2. ¿Cuál es tu método de trabajo?

Esta es una de las preguntas más comunes que recibidos los profesionales del ejercicio físico, aquí debes estar atento a la respuesta del profesional, es dónde demostrará su capacidad de conocimientos y la preparación que tiene.

En mi caso, es algo similar a la pregunta anterior, mi opinión como experta en este campo y años de experiencia a mis espaldas, es que no se debe determinar el método de trabajo así a primeras, porque no disponemos de datos concretos del cliente, por eso no es posible saber qué método se utilizará hasta conocer las características del cliente, sus preferencias, sus particularidades, etc.,

Por eso, se debe establecer una primera cita, que denominaremos valoración inicial, en la cual el profesional realiza una serie de cuestionarios al cliente para extraer la información que necesita conocoer, además de otros reconocimientos físicos que se consideren.

Una vez realizada esta valoración, es cuando el profesional podrá determinar cómo comenzará el programa de entrenamiento con el cliente, pero es posteriormente, cuando ya se han realizado algunas sesiones de entrenamiento, cuando realmente se va conociendo qué método es el adecuado.

Cada cuerpo es un mundo y debemos adaptar el entrenamiento.

3. No tengo voluntad ni motivación, ¿cómo harías para que pudiera mantener ese hábito?

Tampoco hay una respuesta firme en un primer momento, ya que existen diferentes métodos de motivación y no todos son para todo el mundo, por ejemplo:

  • el modo sargento: el entrenador personal se comporta como un sargento dando órdenes desde un enfoque agresivo. Este profesional suele ser más demandado en deportes extremos o de altas exigencias.
  • modo «madre»: el enfoque es más cuidadoso, te mima y te anima a seguir la marcha pero con paciencia infinita. Ideal para personas que empiezan de cero, personas mayores o con alta sensibilidad.
  • el modo «extra profesional»: el entrenador no se implica personalmente, es frío y simplemente te controla que cumplas y la técnica, no te anima y apunta todo en su carpeta que no despega de su mano. Para aquellas personas que no necesitan motivación sino a alguien que simplemente les dirija la rutina de ejercicios.

Obviamente, los profesionales del ejercicio son personas y como tal, cada uno tiene su carácter y su propia personalidad. Lo ideal, sería que fuera un poco de todos los anteriores, y que en cada ocasión saque el rol que corresponda, de esta forma será camaleónico y podrá tratar a cada persona según necesite en cada ocasión.

No todo es el entrenador, debes poner de tu parte

Lo que sí es verdad es que debes poner de tu parte, tener voluntad, seguir las pautas que se te indican y sacar fuerzas a veces de dónde no las hay.

Tu futuro entrenador personal te guiará, te motivará y te acompañará hacia tus objetivos, pero si tú no te dejas ayudar, difícilmente lograrás cambios.

Ya sabes, haz las preguntas adecuadas y explora sabiamente al que será tu entrenador personal.

Notas finales: cuando me refiero al término masculino "entrenaro personal" hago referencia al profesional en sí, independientemente del género. Debe valorarse al profesional según sus conocimientos y experiencia, independientemente de su género, pero sí es verdad que en muchas ocasiones pueden existir preferencias.

 

Clasificación: 1.0 (1 voto)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Ruth Cohen, experta en Ejercicio Físico y Salud.

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.