Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
martes 26 de enero del 2021
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Dos triunfos para Latinoamérica en este 2020

veces visto 128 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Han sido contadas las victorias para Latinoamérica en lo que ha sido un año completamente descomunal. Con la llegada del Covid-19 a Latinoamérica, la región se enfrentó a un complicado dilema entre salvar a la población resguardándolos de un virus que amenazaba con acaparar toda la atención médica o salvar una economía con un frágil apoyo social en dónde la pluralidad de la población necesita salir a trabajar para subsistir. Este doble dilema ha llevado a más de 300,000 muertos por Covid-19 en Latinoamérica, con un costo social y económico imposible de cuantificar con números y estadísticas.

La pandemia ha puesto a prueba la forma en la que habíamos llevado nuestra vida previamente y las consecuencias de este cambio nos obligarán a hacer las cosas de manera diferente en un futuro. Mientras que ciertos sectores de la población han vuelto a una nueva semblanza de normalidad, para la mayoría de las personas en Latinoamérica la pandemia ha significado volver a condiciones de precariedad e incertidumbre, eliminando años de progreso social y económico que tanto había costado lograr. A pesar de la situación poco alentadora e incierta en la que vivimos, han sucedido dos eventos que destacan como luces en un panorama oscuro.

La victoria del Movimiento al Socialismo después de la crisis política del año pasado ha vuelto a reafirmar la convicción del pueblo boliviano de guiar su futuro bajo la visión comenzada por Evo Morales. Después de una crisis política que se asemejó más a un golpe de estado mal logrado, las elecciones presidenciales bolivianas de 2019 terminaron con la renuncia de Evo Morales como presidente de Bolivia y su salida al extranjero tras perder el apoyo de sindicatos, el ejército y la policía. Una discrepancia entre el cálculo y metodología del conteo después de una auditoría por parte de la Organización de Estados Americanos llevó a diversas acusaciones de fraude por parte de la oposición.

Tras 21 días de protestas, Evo Morales renunció junto con sus principales miembros de gobierno. Morales pidió asilo político en México mientras que la líder de la oposición Jeanine Áñez asumía la presidencia de Bolivia. Áñez en su breve mandato como presidenta se deslindó de alianzas como el ALBA y UNASUR e ingresó al Grupo de Lima para buscar una solución al conflicto en Venezuela. Su papel como interina se vio puesto a prueba con el manejo de la pandemia en Bolivia, la cual fue manchada por la corrupción relacionada con la compra de ventiladores a sobreprecio por parte del ministro de Salud. Tras posponer la elección y decidir no postularse como candidata, el Movimiento al Socialismo volvió a ganar las elecciones.

El otro suceso de igual manera es una resolución a la crisis que estalló el año pasado con las protestas en Chile, denominado como el “estallido social”, las cuales comenzaron gracias al aumento de las tarifas de transporte, pero terminaron reflejando una frustración mayor con respecto a la desigualdad y el aumento del costo de vida. Siendo Chile el país más desarrollado de Sudamérica, pero a la vez siendo el más desigual. Aun poniendo en marcha atrás el aumento de la tarifa por parte del gobierno las protestas continuaron, llevando al gobierno a negociar una serie de reformas incluyendo la posibilidad de redactar la Constitución de Pinochet. Las protestas se expandieron al sector universitario que había sufrido tensión en el pasado y se protestaron los exámenes de admisión al principio del año. La pandemia llegó a Chile y el descontento en las calles pasó a la espera del referéndum sobre una nueva Constitución.

Estos dos triunfos provienen de países diferentes con problemas similares. Los intentos de los pueblos latinoamericanos por tener una estabilidad democrática y económica han resultado en dos enormes triunfos. Bolivia seguirá el sendero que la ha caracterizado en la última década y media, reduciendo la desigualdad y empoderando al resto de naciones que conforman al Estado boliviano. Mientras que Chile ha tomado el paso de eliminar el mayor vestigio de su dictadura represiva, con la redacción ciudadana de una nueva Constitución lo cual sería la primera en el mundo con estas características y abre un nuevo mundo de posibilidades para una nueva sociedad chilena. La voluntad de los pueblos chilenos y bolivianos de ser escuchados ha marcado un precedente en la historia reciente de Latinoamérica y abre una puerta al diálogo hacia una sociedad ciudadana con mayor igualdad.

Clasificación: 0.0 (0 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Juan Pablo Green López

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.