Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
viernes 03 de diciembre del 2021
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Las mujeres y sus más frecuentes fantasías sexuales

veces visto 463 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Las mujeres y sus más frecuentes fantasías sexuales

El concepto de fantasías sexuales se refiere a todas aquellas imágenes mentales creadas en la esfera de lo inconsciente que tienen como eje principal las relaciones sexuales. Según Freud son "representaciones no destinadas a ejecutarse".

Se generan de forma voluntaria o involuntaria en nuestras mentes. Habitualmente las fantasías sexuales son poco conversadas con otras personas, o no se mencionan en lo absoluto, pero no por eso dejan de ser bastante comunes. Ellas comienzan con la pubertad y suelen escoltar al ser humano durante toda su existencia.

Solo fantasías son

Como solamente se encuentran en nuestra imaginación, las fantasías sexuales pueden perder el efecto estimulante si fuesen llevadas a la práctica; la idealización y la imaginación permite a nuestra mente evadir detalles que en la práctica harían de una fantasía algo muy difícil de puntualizar o quizás hasta imposibles de ejecutar.

En muchas ocasiones las fantasías se contraponen a la naturaleza del ser humano, a las creencias, a las arraigadas costumbres y a la escala de valores de quien las revive, pero como lo único que compromete es a la imaginación, se las acepta sin ningún género de dudas. Porque una fantasía sexual puede convertirse en una mala y horrible experiencia en el supuesto caso de que se hiciese realidad.

¿Fantasías sexuales entre dos?

En las fantasías sexuales se debe contemplar si se comunican o no con la pareja, pues al compartirla entre dos personas, se pierde ese toque de exclusividad y de absoluta intimidad. La opción de hacer realidad o compartir las fantasías queda al criterio de cada cual. Lo más importante de todo esto es considerar a la fantasía como un afrodisíaco y un buen antídoto para contrarrestar la realidad de una pareja aburrida.

Las mujeres sí tienen fantasías sexuales

Durante mucho tiempo se consideró que las mujeres no poseían fantasías sexuales pues no tenían necesidades eróticas y su imaginación no se les orientaba en esa dirección. Pero cuando fue aceptada su emancipación sexual, es cuando empezaron los estudios sobre su capacidad para tener y disfrutar de esas fantasías.

Las más frecuentes fantasías sexuales en el sexo femenino

Son ellas quienes tienen este tipo de fantasía en mayor medida que los hombres. Las más frecuentes entre las mujeres, son realizar actos sexuales que nunca serían capaces de hacer realidad, y esto comprende prácticamente cualquier cosa; es una forma de confirmar el carácter totalmente liberal que poseen este tipo de fantasías.

También disfrutan de fantasear con tener sexo con una persona extraña. A veces se trata de alguien conocido del inmediato entorno de la soñadora como puede ser un vecino conocido. Pero la mayoría de las veces se trata de alguien visto de casualidad por la calle, en el trabajo, en la foto de una revista o en cualquier otro ambiente común y corriente.

Un grupo importante de mujeres, sobre todo las más jóvenes, elucubran fantasías donde son obligadas a tener relaciones sexuales con personas conocidas o por desconocidos. Solo se trata de simples fantasías, de excitarse mediante hechos que pueden estimular el morbo por la situación especial creada a su alrededor, pues considerarse indefensas ante otro u otros puede ser excitante para muchas mujeres, incluso las de mucho carácter en la vida real, pero eso no comprende un deseo o una intención real de ser violadas o de provocar violaciones.

La actividad sexual realizada con más de una persona del sexo opuesto ocupa la fantasía de otro gran grupo de mujeres y forma parte de esa necesidad de imaginarse situaciones sexuales excitantes que, con toda seguridad, no serían capaces de realizar en la vida real.

Un número mayor de mujeres heterosexuales que de hombres fantasean con tener relaciones sexuales con alguien del mismo sexo, aunque jamás hayan practicado la homosexualidad. Según algunas teorías esto sucede de esta forma porque las mujeres reciben culturalmente el mismo gusto que los hombres por la belleza femenina y son capaces de admirarla sin miedos homófobos.

También abunda la fantasía que es la de obligar a alguien a tener relaciones sexuales sin su aquiescencia, a la fuerza o con un consentimiento forzado. Esta fantasía ocupa un grupo minoritario de mujeres. Aparece con menos frecuencia que en los hombres, precisamente por ese patrón general del fantasear femenino que supone verse como receptoras de la actividad sexual ejercida por otros. En esa trama, forzar a terceras personas a hacer algo está casi fuera de lugar, pues ellas tenderían a ser más activas que pasivas.

Volver a un inolvidable pasado

También es común fantasear con la imagen de personas con quienes disfrutaron enormemente del placer sexual en tiempos pasados, aunque se hayan separado sus vidas desde hace muchos años o incluso con la pareja actual nuevamente rejuvenecida y fogosa. Serían recordados en sus mejores momentos incluso imaginando hacer un trío homo o heterosexual con lo que el disfrute mental alcanzaría cúspides de mucha altura y el orgasmo casi que vendría por si solo con la pareja actual o a través de una oportuna masturbación.

Clasificación: 3.3 (3 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

http://www.libreriavirtualcuba.com/productos.php?producto=16  

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.