Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
jueves 02 de diciembre del 2021
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Reorientando la vida cerca de los 40: Cómo empecé a tatuar siendo ingeniero

veces visto 352 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Reorientando la vida cerca de los 40: Cómo empecé a tatuar siendo ingeniero

Nunca es tarde si la tinta es buena A mediados de los 2000 me licencié en ingeniería de telecomunicaciones. En aquella época, optaba a todo profesionalmente hablando. Sin llegar a apasionarme, aquello que había estudiado me gustaba y me abría puertas a un futuro profesional bastante optimista. Empezaron los primeros trabajos y aquello que había aprendido en la escuela, no era ni mucho menos cercano a la vida real. Vale que nos preparaban para buscar y proponer soluciones, pero lo que para otros compañeros eran retos, para mi eran agobios. Eran noches de dormir poco y crecimiento de inseguridades. Poco a poco fui buscando trabajos más creativos (algo que ahora veo que era más mi vocación), y conseguí tener trabajos más o menos bien remunerados económicamente, pero, sobretodo, trabajos en los que disfrutaba. Pasaron los años y empezaron las crisis, personales, profesionales y sociales. Como bien se dice, las crisis son oportunidades para el cambio. La propia etimología de la palabra, sostiene que la crisis es juzgar para tomar una decisión, así que me decidí por el cambio. Primero en trabajos más artísticos relacionados con el diseño y la ilustración, y poco a poco buscando nuevas metas, como por ejemplo conseguir algo que siempre me había parecido buena idea: Aprender a tatuar.¿Por qué? Pues básicamente por dos razones: llevo dibujando toda mi vida, y después del covid me he dado cuenta de que me gusta el trato cercano con las personas. ¿Cómo empezó todo? Pues como casi todo en la vida, por una casualidad. En una sesión de tatuaje, hablando con la tatuadora, me animó a que aprendiera. ella misma se ofreció a enseñarme. Su motivación fue tal que al día siguiente me compré mi primera máquina de tatuar. Me fui dando cuenta de que la información en la red era buena, pero que muchos tatuadores profesionales no querían compartir lo que sabían, así que monté un blog en el que cuento cómo se aprende a tatuar. El blog, muy humilde, ya consigue 1000 visitas únicas al mes, lo cual me parece algo francamente increíble, pero me sirve para creer que lo que estoy haciendo ayuda a gente como yo. ¿Cómo aprender a tatuar? Lo primero que hice fue elegir una máquina rotativa (ya que es más sencillo para empezar desde cero). Las hay de diferentes precios. Yo me compré una buena, sin llegar a ser top. Más que nada por versatilidad. También me compré unos cuantos botes de colores para empezar a probar y unas agujas de cartucho.Hay varios kits por Internet en los que ya viene todo el material necesario y se pueden encontrar de todos los rangos de precios. Es algo que yo recomiendo, ya que te ahorra mucho tiempo y sabes que tienes todo lo mínimo necesario. Precauciones antes de tatuar a una persona Lo normal es empezar a practicar sobre frutas (plátanos, naranjas, pomelos...) o sobre piel sintética. En estos casos la higiene ha de ser alta, pero no es necesario que sea muy estricta. Además, por ahorrar, podemos reutilizar agujas sin problemas y tintas baratas. Ahora bien, si vamos a probar en personas (ya sea en nosotras o en otras personas), tendremos que ser extremadamente cuidadosos con la higiene.

    No usaremos dos veces la misma aguja
    Protegeremos todo el material con film de cocina o similares
    Usaremos tinta de calidad apta para uso humano
    Seguiremos las recomendaciones para evitar contaminaciones cruzadas

¿Por qué empezar a tatuar? Hace años, sobretodo en países occidentales, los tatuajes eran algo minoritario, estrechamente relacionado con cárceles o bajas alcurnias. Hoy en día son una expresión de arte más, y la técnica ha mejora tanto que prácticamente el límite está en la destreza y creatividad de quien realiza el tatuaje. Si de siempre te ha gustado dibujar y el trato con personas, es una buena opción para cambiar de vida. Yo lo estoy haciendo y os aseguro que la motivación y pasión que siento hace muchisimo que no lo sentía. Hay gente que me dice que si es una locura, que ya tengo una profesión etc... pero personalmente creo que más loco sería no intentarlo. ¿Por qué cuento esto? Cuento esto porque creo que durante estos últimos meses muchísima gente se ha planteado su futuro y muchas veces es el miedo el que nos paraliza... quiero animar a la gente a que deje los miedos a un lado y apueste por lo que de verdad le gusta. ¿tatuajes? tatuajes. ¿Enología? Enología. ¿Alfarería? Alfarería... Cualquier opción es buena si te remueve por dentro. La entraña no engaña. No se trata de ser valientes, se trata de ser coherentes con nosotros mismos y no traicionarnos a nosotros mismos.

Clasificación: 3.0 (3 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

JOTA www.aprenderatatuar.com

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.